El Elefante Blanco



Hoy vamos a hablar del “Elefante Blanco”, más concretamente el que llevan en su uniforme los jugadores de los Oakland Athletics, pero para ello hay que remontarse hasta el 10 de Julio de 1902, cuando los Athletics todavía jugaban en Philadelphia.

En una entrevista a John McGraw, ex-manager de los Baltimore Orioles que acababa de firmar por los New York Giants, fue preguntado por su opinión acerca de los Philadelphia Athletics, a lo que McGraw contestó: “Elefantes Blancos!”, “El Club de Philadelphia no está haciendo nada de dinero y Benjamin F. Shibe tiene un gran elefante blanco en sus manos.”

El apodo de “Elefantes Blancos” es una expresión atribuida a posesiones que tienen un costo de manutención mayor que los beneficios que aportan y ocasionan problemas a su propietario, y proviene de una historia de Siam, la actual Tailandia, donde los Reyes recibían elefantes blancos como regalo y aunque aparentemente eran un lujo, requerían de importantes cantidades de dinero y mano de obra para ser mantenidos. Los propietarios de estos raros elefantes a menudo se arruinaban por los cuidados que debían brindarles.

Unas tres semanas después de la publicación de dicha entrevista, el apodo de los “Elefantes Blancos” fue cogiendo fama, los aficionados de los Athletics lo recibieron con agrado, y el equipo acabó ganando la Liga Americana por primera vez en su historia.

Años más tarde, en 1905, los Philadelphia Athletics volvieron a ganar la Liga Americana y con las recién creadas Series Mundiales, tuvieron que enfrentarse con los ganadores de la Liga Nacional, que no eran otros que los New York Giants de McGraw. Al salir al campo en el primer partido de la serie, Lafayette Napoleon Cross de los Athletics, se acercó a McGraw y le dijo: "De parte de todos nosotros", ofreciéndole como regalo una figura en miniatura de un elefante blanco. La gente en el campo se echó a reír y ese momento fue captado en esta instantánea.

Momento del intercambio del Elefante Blanco. 1905.


Los Athletics adoptaron oficialmente el elefante como parte de su identidad en 1909, pero después de perder las Series Mundiales de 1914 contra los Bravos de Boston, Connie Mack, propietario de los Athletics, disolvió el equipo constantemente, empezaron a perder mucho dinero y el equipo finalizó en último lugar durante las siguientes ocho temporadas consecutivas. Tal vez buscando un cambio de suerte, el equipo puso el elefante en sus uniformes en 1918, en forma de parche en la manga. Permaneció allí por dos temporadas, hasta que los jugadores empezaron a pensar que el elefante les estaba dando mala suerte y empezaron a arrancarlo de sus mangas, decían que era un símbolo de mala suerte.

En cualquier caso, en 1920, el elefante llegó al frente de los uniformes del equipo. Se utilizaron tres variaciones distintas de elefante en esta década. La primera llevada solamente en 1920, ofrecía un paquidermo azul crudamente dibujado. La versión de 1921 a 1923, también azul, fue un poco más detallada y en posición levantada, y la versión usada de 1924 a 1927 lo representó más detallado y blanco. Este uniforme se asocia con un renacimiento de la franquicia, ya que después de una década de fracasos los Athletics volvieron a la contienda, terminando en segundo lugar en 1925 y 1927.



En 1928 Connie Mack decidió que a partir del 4 de Abril no volverían a llevar el símbolo de elefante en el uniforme, ya que a pesar de no ser supersticioso, la última vez que ganaron la Liga Americana (1914), llevaban la “A” en sus uniformes.

El equipo de 1928 contó con nada menos que siete futuros jugadores del Salón de la Fama, más Connie Mack, un futuro director del Salón de la Fama. El equipo ganaría tres banderas de 1929 a 1931 y llegaría a ser reconocido como una de las grandes dinastías de la historia del deporte. Aunque sigue siendo una gran parte de la identidad visual de la franquicia, el elefante no haría un regreso a los uniformes del equipo por más de dos décadas.


Cuando los Athletics aparecieron en la Serie Mundial de 1931, la cubierta del programa oficial representó a un elefante blanco. Esta ilustración se convirtió en la base de lo que eventualmente se convertiría en el logotipo oficial del equipo. A finales de los años 30 se añadió una pelota de béisbol a la trompa del elefante.


1950 marcó el Aniversario de Oro de la gestión de Connie Mack en Philadelphia. Los uniformes austeros tomaron un nuevo color como parte de la celebración del equipo y por primera vez desde 1927, el elefante fue devuelto al uniforme como parte de un remiendo conmemorativo en la manga.



Cuando la franquicia se trasladó a Kansas City en 1955, llegaron con un logotipo renovado de elefante y un nuevo conjunto de uniformes. El nuevo emblema tenía un parecido cercano al que los representaba en Philadelphia, pero en lugar de una pelota de béisbol enroscada en su trompa, el nuevo logo mostraba al elefante agarrando un bate de béisbol, equilibrado sobre una pelota de béisbol.

Los nuevos uniformes fueron decorados con la escritura roja de los Athletics. También adornaba el uniforme un elefante, una vez más en la forma de un remiendo de la manga. A los pocos años de su llegada a Kansas City, los políticos locales se esforzaron por retirar al elefante a favor de un símbolo local más relevante, así el 20 de enero de 1961 los Athletics anunciaron que retirarían el logotipo del elefante de sus uniformes. Además, el nombre de la ciudad se añadiría a los uniformes en los partidos fuera de casa por primera vez en la historia de la franquicia.

Las muestras del elefante eran pocas y distantes a principios de los años 60. El club se disoció lentamente del símbolo en estos años y finalmente quitaron su elefante por completo en 1965 a favor de una mula de Missouri, nombrada en honor del dueño del equipo, Charles O. Finley.



En 1968 el equipo estaba de nuevo en movimiento, esta vez a Oakland. El equipo fue vendido a Walter A. Haas, Jr., presidente de Levi Strauss & Co y los A's disfrutaron de una exitosa primera temporada bajo su  nueva dirección, finalizando la División de 1981 con el mejor récord en la Liga Americana. Unos cuantos años más mediocres siguieron, y en 1987 el equipo volvió a lo básico, estéticamente hablando. Los nuevos uniformes ofrecían la escritura de "Athletics" en verde oscuro y dorado. Abandonando todos los vestigios de la modernidad, el club reintrodujo uniformes abotonados y pantalones con cinturón, posiblemente el aspecto más tradicional que el club había exhibido desde los primeros días en Kansas City.

A principios de 1988, los Athletics anunciaron que devolverían el elefante a sus uniformes por primera vez desde 1960 y crearon a la mascota “Harry Elephant”, la cual cambiaría de nombre en 1997 para llamarse “Stomper”. Este regreso a la tradición coincidió con una nueva era dorada para los Athletics, que culminó en otras tres apariciones consecutivas en la Serie Mundial (1988, 1989 y 1990).


Desde entonces, el elefante sigue siendo una pieza vital de la identidad visual del equipo.


Comentarios