Altuve agiganta aún más su figura para eliminar a los Yankees

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El béisbol es maravilloso por las sensaciones que crea, no por los números que hay detrás, por mucho que expliquen muchas cosas de las que suceden.  Después de que en un sensacional turno al bate, un home run de dos carreras de DJ LaMathieu enmudeciera el Minute Maid, emergió la figura de «un pequeño gigante», Jose Carlos Altuve, para con naturalidad, como el que hace su rutina diaria, ganar la batalla a Chapman y poner a Houston en las series mundiales con un swing.

La batalla de los bullpens

El partido no pudo empezar peor para los neoyorquinos, que veían como Chad Green concedía un home run de tres carreras a Yuli Gurriel y no era capaz de dar a Aaron Boone los outs que necesitaba el skiper de los del Bronx.

El pitcheo abridor ha sido la clave en la serie. Lo ha sido porque independiente de que Verlander no ha estado tan intocable como Gerrit Cole, ha permitido con su trabajo en el montículo, un uso más racional del bullpen por parte de los Astros en la serie.

Una fortaleza de los Yankees, ha sido atacada constantemente por un equipo que no te regala un out. Evidentemente hay muchos otros factores a considerar

  • La extraña gestión de los jugadores lesionados por parte de los Yankees, no sólo durante esta serie, sino durante la temporada. Actuaciones inesperadamente pobres como la de Encarnación, Stanton, Gary, (…) merecen una reflexión sobre el trabajo en materia de prevención de lesiones y acondicionamiento físico que lleva a cabo la organización.
  • Analistas, scouts, preparadores físicos, entrenadores  es una inversión que no se refleja en el impuesto de lujo a pagar. Los Yankees, el equipo con más ingresos en este deporte, no tienen ninguna excusa para no estar a la vanguardia de cualquier detalle que les pueda otorgar una ventaja competitiva.

Sin embargo,  era de esperar que los Yankees lucharan hasta el último out. Es la actitud que ha tenido el equipo todo el año, «next man up».

Los sin nombre del bullpen, Cessa, Happ, tan cuestionados en los mentideros yanquistas, aguantaron el envite de los Astros. Urquidy, Harris y Smith navegaron entre sobresaltos y defensa, pero sin mucho daño recibido  por Houston.

Houston no fue mejor equipo ayer que los Yankees. Pero aprovechó sus oportunidades muy bien, la defensa de dos jugadores en declive físico como Brantley y Reddick, habla de un equipo con un extraordinario enfoque en hacer las pequeñas cosas muy bien.

  • Extraordinaria defensa de los Astros, en teoría en el cuadro, pero una defensa muy oportunista en los jardines, más sorprendente.
  • Turnos al bate muy trabajados, hacer que cada out cuente.
  • Jugar pelota pequeña, correr las bases de forma inteligente desgastar.
    • Dos organizaciones totalmente implicadas en el análisis de los datos, pero con una interpretación más flexible por parte de AJ Hinch.

DJ LeMathieu

El fichaje del año, un jugador que ha asumido la  presión de jugar en los Yankees con tranquilidad y ayer, cuando su equipo tenía todo perdido emergió en un turno al bate lleno de belleza, en el que ganó la batalla a Osuna.

  1. Los Yankees han añadido otro perfil de bateador, haciendo de la necesidad virtud, y saliendo del perfil HR o K. Una lección para la gerencia.
  2. Un bate zurdo de este perfil ayudaría mucho a dinamizar el lineup. Empiezo mi offseason de la especulación con Charlie Blackmon.

Es imposible no enamorarse de este juego

Jose Altuve

En primer lugar, probablemente Chapman no debería de haber retado de esa manera a Altuve. Con Marisnick esperando, lo más sensato hubiera sido evitar lanzarle al venezolano en un cuenta desfavorable para el pitcher, 2-1.

Pero cuando tienes las cualidades para dominar que tiene el closer cubano, enfrentas el reto, y cuando el rival es sencillamente «un gigante», ocurre un momento para la historia de los playoffs y del béisbol.

Merecida victoria de los Houston Astros, superiores a los Yankees en una serie llena de matices, en la que los ataques han rendido por debajo de lo esperado.

La dominante actuación de Cole, Verlander fajándose en el montículo y permitiendo sobrevivir al bullpen de los Astros , la defensa «oportuna» y el bate en el cluch de Correa y Altuve, han sido argumentos más que suficiente para que los texanos se citen con los Washington Nationals en las Word Series.

Para acabar, nos espera una semana de duelos en el montículo para paladares exquisitos. Un Gerrit Cole vs  Max Scherzer, merece perder horas de sueño y pagar una entrada.