Los Yankees juegan al OOTP desde los despachos

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Los New York Yankees jugaron ayer al OOTP. Para el que no lo sepa,un juego de estrategia, en el que se simula cada movimiento gerencial y estratégico de una franquicia a lo largo de los años.

Últimamente me resulta más aburrido jugar, porque la gerencia de los Yankees me pone las cosas demasiado fáciles.

  • Compiten dentro un marco de gasto responsable, lo cual contribuye a que los dueños sean más ricos. Probablemente no ayuda a ganar, pero si a tener flexibilidad y capacidad de pivotar a largo plazo.
  • Aprovechan ineficiencias del mercado de agentes libres dentro del marco del actual convenio, consiguiendo agentes libres como DJ LeMahieu cuyo precio no refleja su calidad.
  • Construyen profundidad en triple A, que les permite solventar problemas de lesiones y que el típico jugador de «cuatro A» explote y pueda ayudar significativamente en MLB. Gio Urshela.
  • Han encontrado valor en muchos traspasos que les han permitido completar el roster con jugadores competentes a precio controlado. Didi Gregorius, Voit.

Ellsbury, cuando el seguro deja de pagar

El contrato de Jacoby Ellsbury entraba en su séptimo año. Evidentemente uno de los grades errores de la última «época Cashman».

Durante estos dos últimos años que se ha pasado el indio-americano  en la lista de lesionados, el seguro se ha hecho cargo de gran parte del salario del jugador.

Le han dado la excusa perfecta a  Hal Steinbrenner para no tomar decisiones. Ahora hay mucha presión, la ventana en la MLB se puede cerrar en cualquier momento y la soga aprieta.

Hay connotaciones sobre el impuesto sobre el balance competitivo y otras consideraciones, como que el gran número de pitching prospects que los Yankees se han visto obligados a proteger, que han forzado la situación.

Greg Bird

La paciencia con Greg Bird se agotó. Su extrema fragilidad, auténtico cristal de bohemia, ha acabado con un primera base cuyo swing zurdo parecía diseñado para atacar el short porch.

Nick Johson 2.0, un proyecto de primera base de la casa, con un bate zurdo de poder, mucha disciplina en el plate y que las lesiones han acabado con su oportunidad en el Bronx.

Tengo claro que algún equipo va a apostar por él, y puede ser que haga clip, porque la calidad está ahí.

Por otro lado, los cambios en el departamento médico y de prevención de los Yankees, necesarios, parece que se han llevado a cabo sin levantar las alfombras.

Nestor Cortes

Seguramente Nestor Cortes no le tenga mucho cariño al draft de regla V. La MLB lo implementó como una forma de facilitar el camino de los prospects hacia el profesionalismo, forzando a las franquicias a decidir sobre su talento disponible y permitiendo a los demás equipos detectar ineficiencias.

Nestor Cortes fue elegido por los Oriols en 2017, y después de una mala experiencia fue devuelto a los Yankees, donde se ha abierto un camino «fajándose» en un rol secundario.

Un farm system lleno de lanzadores

 

En primer lugar me gustaría destacar que los Yankees han cambiado por completo toda su estructura de entrenadores de lanzadores en la organización y han apostado por un nuevo enfoque, más analítico, pitch design y biomecánico.

Desde la cabeza, Matt Blake, el nuevo pitching coach en las mayores, a los pies, Sam Briend, nuevo «Director of Pitching» de la organización y uno de los peces gordos de Driveline.

Sam Briend tiene mando en plaza, como Kyle Boddy en los Reds, y prácticamente todos los pitching coach han cambiado a lo largo del farm system.

¿Por qué?

  • Una apuesta decidida de Cashman por buscar la próxima ventaja competitiva. Su apuesta de despedir a Larry Rothschild y apostar por un pitching coach salido de la nada, es de las que te cuesta el despido.
  • El efecto Domingo Acevedo. Los Yankees han sido incapaces de desarrollar pitching prospects en jugadores con mucho talento, como Domingo Acevedo, Dellin Betances(como abridor) por incapacidad de desarrollar mecánicas «saludables». La falta de evolución en sus lanzamientos secundarios, les ha impedido asumir el rol de abridores(Chad Green).
  • Los Yankees tienen un ejercito de lanzadores, que lanzan 100 millas, en fase puro proyecto, y que no quieren desaprovechar. Un pitcher abridor competente desarrollado en el farm system suponen 6 años de 150 entradas a un precio bajo, asumible.

¿Quién es quién es la partida de OOTP?

    1. RHP Deivi Garcia. Un diminuto lanzador dominicano, construido en el molde de su admirado Pedro Martinez. Dos lanzamientos ya «MLB ready», su bola rápida y su curva generan un spin rate por encima de la media. Necesita que el resto de su arsenal secundario, sobre todo su recién introducido slider, se desarrollen. 165 K en 111 entradas, pero en su cameo en Triple A, el control no fue el mejor.
    2. El OF Estevan Florial, que sufre claramente de la fatiga del prospect. Entre lesiones y su pobre reconocimiento de los pitcheos, se ha estancado. Pero tiene todas las cualidades para rebotar y ser un CF de élite, con su bate zurdo lleno de poder. En teoría, porque en la práctica hasta ahora poquito.
    3. Luis Medina es el lanzador con más talento en toda la organización. El problema es que es pitcher y no sabe lanzar. Después de poner en la mesa actuaciones difíciles de digerir, dando más bases por bolas que outs, algo cambió en la segunda mitad de la temporada, en la que jugó muy bien y forzó a los Yankees a tomar una decisión.
    4. Luis Gil fue un robo de Cashman a los Twins es una de esas tardes de verano en la que te llevas a un Jake Cave para completar tu roster de MLB y te acaban robando un top prospect. Velocidad, «celling», buenos números(2,72ERA) pero acabó el año con molestias en el codo.
    5. Nick Nelson va a ser cuanto menos un relevista a la «Chad Green». Lanza auténticas bombas desde el montículo y ha jugado un año sólido en la menores. El control no lo tiene, pero el stuff si.
    6. Miguel Yajure, como ya escribí en Con Las Bases Llenas, el venezolano se ha recuperado de una TJS, y su stuff ha dado un paso adelante, pero ha puesto los números desde el control, el saber lanzar. Había pasado por debajo del radar, pero esta cerca de la MLB. 
    7. Brooks Kiske ha sido la gran sorpresa. Bueno, para los grandes gurús de «Yankee propects», Prinstriped Prospect, no tanto.

Los Yankees siempre buscan en casa soluciones para el bullpen.

Bonus Track, Clarke Schmidt

Los Yankees arriesgaron en el draft de 2017 y eligieron a un jugador lesionado. El pitcher, Clarke Schmidt, ha puesto una sólida campaña, con precauciones para evitar daños mayores. Pero la evolución y los fundamentos, dejan entrever un sólido número 3 de una rotación.

Schmidt scouting report
Informe que nos permite entender como evoluciona un jugador a lo largo de la temporada. En este caso, es un análisis de Clarke Schmidt.

El cambio de un jugador «post TJS» ha sido significativo

    • La  bola rápida de Clarke Schmidt ha ganado velocidad, 95-97 mph.
    • Su curva se ha mostrado inconsistente a lo largo de la temporada.
    • Arma letal, su slider ha crecido como «su lanzamiento K», y le permite atormentar a los bateadores diestros, mientras que su CH, sigue teniendo mucho trabajo en rediseño por delante, porque no hay suficiente separación con la FB.
    • Poncha más, 10.1 K/9, pero su marca es  «su 56.2% ground ball rate»

COMPARACIÓN:DAKOTA HUDSON

Pero parece que la apuesta ha salido bien. No descarto que el año que viene sea el tapado del farm system de los Yankees y tenga un rol importante cuando nadie se lo espera.

Si has llegado hasta aquí, es porque eres un verdadero fan de los Yankees 😉