Lucas Giolito, los detalles de un cambio radical

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Lucas Giolito protagoniza una de las historias de la temporada. Después de un desastroso 2018, Lucas entendió que necesitaba intentar un cambio. En este artículo vamos a analizar los principales detalles detrás de su increíble transformación.

  • El aspecto mental
  • Una rutina de trabajo físico más moderna y funcional
  • Diseño de lanzamientos. STUFF

El aspecto mental

Todos en algún momento nos hemos visto sobrepasados por la situaciones que la vida nos plantea. Sin embargo, en un entorno tan competitivo como el deporte de élite, los beneficios que un especialista aporta en la resolución de problemas, son expuestos como  un tabú, una muestra de debilidad.

Cuando Lucas Giolito explicó su trabajo en mejorar sus vías neuronales y su toma decisiones con una compañía de la que casi nadie había oído hablar, BrainKanix, pudo ver el escepticismo en las caras de los periodistas. Un reflejo de su fama de jugador cerebral, pero en el sentido en el que el deporte te juzga cuando pensar demasiado se transforma en error.

  • El paradigma de la masculinidad en el deporte, que entiende que pedir ayuda, te hace peor jugador y es una muestra de debilidad.
  • Los deportistas son reacios a ser los primeros en probar algo nuevo. Hay muchos intereses en juego. Ahora, si algo funciona, se propaga por una industria en la que un pequeño detalle marca una gran diferencia y se paga generosamente.

Andrew Plotkin, cofundador de la empresa BrainKanix, tiene una curiosa historia. Entendió la importancia de reprogramar los patrones neuronales, en su proceso de rehabilitación de una severa lesión. Cuando el cerebro está dañado, busca afrontar las tareas de otra manera, y es necesario reprogramarlo e intentar volver a la ruta original, más eficaz.

Andrew, como pitcher que lanzó en las ligas independientes, entendió los beneficios de un enfoque científico de las situaciones de presión que afronta el deportista profesional.

Recomiendo, con mayúsculas, la lectura del artículo de James Fegan en el que profundiza y explica cada detalle del trabajo implementado con Lucas Giolito, intentando dejar atrás la desastrosa temporada 2018.

Personalmente, me quedo con dos detalles:

  1. Un programa de trabajo que somete al atleta a una situación de estrés competitivo, mientras que  le ofrece un feedback monitorizando su actividad neuronal, con diversos estímulos e información que le permiten controlar la ansiedad.
  2. Visualización de situaciones de partido de extrema dificultad, en las que se intenta reforzar el patrón neuronal establecido y buscar un nuevo modo de afrontarlas, intentando revertir la difícil situación, en un estado mental de calma y control de la ansiedad.

Los impulsores del método lo definen como «una meditación con esteroides». Uno de los problemas de Lucas Giolito durante su carrera en la MLB es que se veía totalmente sobrepasado por las circunstancias de partido. Sería absurdo profundizar en un cambio tan profundo e ignorar la importancia que ha tenido el aspecto mental en la trasformación.

Lebron James es conocido por invertir grandes cantidades de dinero en su cuerpo. Lucas Giolito considera que invertir en su mente, es un detalle más al que prestar atención y en su caso, ha sido decisivo.

Los Chicago White Sox han establecido una colaboración estable con BrainKanix, que trabaja con otros pitchers con una prometedora carrera como Max Fried y tiene un acuerdo con Red Bull en la que trabaja con deportistas extremos.

Lucas Giolito ha sido la campaña de marketing perfecta para una desconocida empresa, que ayuda al deportista de alto nivel en un campo lleno de prejuicios y difícil de cuantificar.

Una rutina de trabajo físico más moderna y funcional

Entrenamiento funcional

Giolito y el responsable del trabajo físico de los Medias Blancas, Allen Robinson, decidieron cambiar su rutina de trabajo de acondicionamiento y pesas.

El objetivo era centrarse en la calidad del movimiento, disminuyendo la carga del trabajo de fuerza, y potenciando la movilidad funcional, la agilidad y el trabajo de core.

Giolito ha fortalecido sus piernas y acaba los lanzamientos con más equilibrio que en el pasado, lo cual ha supuesto un claro beneficio en su control. Ha implicado la cadera y el core en el movimiento.

De hecho, podemos decir que es la cadera derecha y el core, la que desencadena el movimiento y lo estabiliza.

Un movimiento más compacto, con un «arm action» menos pronunciado y que replica en todos sus lanzamientos.

No sólo hablamos de tunelización, su nueva mecánica ha supuesto un incremento en la velocidad de su FB. Velocidad que mantiene durante el partido, y que en momentos puntuales  permite al ace de los White Sox llegar a las 97 mph cuando  necesita ese puntito extra.

Statcast y diseño de stuff de Lucas Giolito

GIOLITO, ficha de STATCAST

La herramienta de trabajo de un pitcher son sus lanzamientos. Es la mezcla perfecta entre artesanía, ciencia y psicología.

Un cambio, un detalle que puede marcar grandes diferencias, puede ser el resultado de muchas horas de trabajo o simplemente cuestión de confianza.

Giolito se puso en manos de Ethan Katz, con quien había trabajado en su época de instituto. Juntos diseñaron un programa de trabajo, que ha llevado a un cambio en las mecánicas del pitcher.

  • Una mejora de la coordinación entre el tren inferior, una reducción del swing o fase en la que el brazo está en el plano posterior de la espalda(arm action) y una implicación de la cadera y el core en el movimiento.
  • Un mejor timing ha supuesto una ganancia en velocidad en su bola rápida. Por tanto, la diferenciación entre la bola rápida, 94-97 mph y el cambio, 80, es mucho mayor. Una mecánica muy similar, mejor tunelización del lanzamiento, ha generado muchos más errores en los bateadores.

Sin embargo, requieren análisis las palabras del californiano sobre este tema:

«Tener una mecánica más compacta no fue parte de un plan, fue el resultado del programa de trabajo y de los ejercicios que implementamos»

Conviene resaltar que cualquier pitcher en Triple A tiene mucho talento, y que la confianza en su «stuff» es la diferencia, porque le va a permitir atacar a los bateadores. La repetición, las rutinas de trabajo bien diseñadas, ayudan a que la confianza del lanzador aumente. Aquí quiero resaltar la importancia en cualquier deporte de un entrenador, que sepa elaborar un programa de trabajo e implementarlo. Esto es baseball, y cada detalle cuenta y las ganancias marginales son diferenciales.

 

Estadísticas GIOLITO

Por extraño que pueda parecer, el cambio ha sido abrumador.

En un año, Lucas Giolito ha pasado de ser un auténtico desastre, argumentablemente el peor pitcher de la MLB, a uno de los mejores lanzadores de la competición y el ace que buscaban los White Sox cuando traspasaron por el jugador en 2016.

En un vistazo general a la estadística, me gustaría profundizar en un detalle. Hay coherencia en la mejoría, podemos decir que los números nos hablan de un cambio consistente y sostenible.

La ERA de Giolito en 2019, se alinea perfectamente con su FIP, la suerte no ha sido un factor que explique su mejoría.

Hay tres aspectos relacionados que hay que tratar como un todo.

  • Ha limitado las bases por bolas, el origen de todos sus problemas
  • Pasar de 6.49 k/9, a situarse en la élite 11.51 k/9 ha permitido a Giolito encontrar una nueva vía de out
  • Un flyball pictcher paga con home runs sus errores. Por ello necesita no conceder bases por bolas y que los strikeouts minimicen las posibilidades de error

 

El detalle que ha impulsado este cambio ha sido sin lugar a dudas su bola rápida. La recta de Giolito ha transformado todo su arsenal de lanzamientos y le ha sacado de la mediocridad.

 

 

  • La velocidad ha aumentado en casi dos millas por hora
    • Le permite un «dale si puedes» con los bateadores «overpower»
  • El spin rate lo ha hecho de manera sorprendente, por encima de lo esperable para su ganancia de velocidad
    • Se entiende que hay una correlación entre ganancia en el spin rate y velocidad. Se conoce como Bauer Units(no hay dos lanzamientos iguales)
    • ¿Qué hay detrás? Principalmente un cambio mecánico. Al tener una «arm motion» más compacta y generar más velocidad, el pitcher puede guardar más la bola en la mano, soltarla más tarde y con la palma apuntando hacia abajo, con lo que genera más spin.
  • Una bola con más velocidad y más spin, lucha mejor contra la gravedad, lo cual permite trabajar en la parte alta de la zona de strike, porque se eleva súbitamente en el último momento(efecto Magnus) .
    • Rompe con la idea tradicional de pitchear en las rodillas buscando las esquinas. Los nuevos ángulos y ajustes de los bateadores atacan mejor este tipo de lanzamientos.
    • Las bolas rápidas que se elevan han permitido a lanzadores como Verlander vivir una segunda juventud y  a otros como Gerrit Cole o Giolito encontrar su camino.

Finalmente, llegamos a la idea de tunelización que permite la mimetización de las mecánicas y que genera valor en los lanzamientos. La idea es que los pitcheos parezcan iguales hasta el momento en que el bateador toma la decisión de batear o no hacerlo.

Hay dos aspectos fundamentales.

  1. Uno es el el plan de partido, las secuencias que el catcher marca y que generan un percepción visual en el bateador, que vamos a atacar con la velocidad, jugando con el spin rate y variando nuestros lanzamientos.
  2. Por otra parte, esta la artesanía, la ciencia de diseñar lanzamientos que parezcan iguales hasta el último momento. Si la mecánica, «arm action», no da información al bateador sobre el lanzamiento, su ventana de decisión se ve muy reducida.

La tunelización de la bola rápida y el cambio de Giolito, le ha permitido crear secuencias muy efectivas contra bateadores zurdos. El ace de los White Sox lanza el cambio «pensando en la bola rápida», con la misma mecánica, pero consigue a través del grip y del axis(efecto que se trasfiere a la pelota) velocidades y spin rates muy diferentes.

 

GIOLITO stuff

GIOLITO brooks

Podemos ver, tras el diamante, PODCAST que os recomiendo😉, que hay una gran diferencia entre la velocidad de la bola rápida(94-97 millas) y el cambio(81 mph), pero que se mueven de manera muy distinta. La bola rápida tiene un spin muy eficiente(el reloj marca menos cinco), lucha muy bien contra la gravedad, mientras que en el cambio se busca más movimiento horizontal y menos efecto, lo cual hace que la pelota caiga.

Giolito me ha atrapado. Supongo que todos nos vemos un poco reflejados. Mi pregunta es:

¿Tú cual crees que ha sido el detalle más importante en este cambio radical?

Si te ha gustado este artículo, te recomiendo que leas la historia de Gio Urshela.