Nº 94: Paul Waner. Mejores jugadores de la historia del Béisbol

Peculiaridades del béisbol: Llamaron a Paul Waner “Big Poison”, y a su hermano menor Lloyd Waner “Little Poison” , en realidad “Little” era más alto que “Big”. Y, si las historias son verdaderas, la persona que los apodó, un fan anónimo de Brooklyn, no les llamó “veneno”. Gritaba Grande y Pequeña Persona (Person), sólo que sonaba como “veneno” (Poison), de la manera que en Brooklyn pueden convertir “Jersey” en “Joysey” (Alegría) y “work” (Trabajar) en “woyk. (Estación de Radio, Woyk 1350).

Waner, como Stan Musial, comenzó como lanzador, un dolor en el brazo hizo que cambiara de posición en el campo, y se convirtió en Jardinero. Como Musial, inmediatamente bateó en las Minors- Waner bateó .401 para el San Francisco Seals en 1925 – pero al parecer no tenía aspecto de jugador de béisbol. Los Giants de John McGraw enviaron a un scout a San Francisco para echar un vistazo a Waner, el scout volvió “impresionado”. “Ese pequeño mocoso, ni siquiera sé cómo se pudo poner el uniforme”, fue el informe del scout.

Lloyd y Paul Waner

A veces me he preguntado si tal vez el scout apareció, vio que el uniforme de Waner mal puesto y se largó. Waner bateó .336 en su temporada de novato con los Pirates- esto incluía el liderato en la Liga con 22 triples – y McGraw, según la historia, se quejó al scout: “Me alegro de no haberte enviado a evaluar a Christy Mathewson.”

Waner golpeaba con gran fuerza las bolas. Ese fue su gran talento. No era especialmente rápido, no jugaba memorablemente en defensa, y nunca consiguió menos de 15 Home Runs en una temporada. Pero rompió algunas de las marcas más salvajes de su época. Una buena comparación moderna para ayudar a imaginar a Waner es Tony Oliva, quien destrozó alguna de las marcas más improbables de la década de los 60, pero Waner golpeó de esa manera durante la mayor parte de los 20 años, mientras que la grandeza de Oliva realmente sólo duró ocho años.

Waner tuvo un promedio de .330 de bateo – Bateó .380 en su segundo año, .370 al año siguiente y, en total, tuvo cinco temporadas que mejoró el 0.360. Destrozaba las bolas entre los jardineros. Bateó 601 dobles y sus 191 triples es el número más alto desde el final de la Deadball Era.

Paul Waner

La parte más memorable de Paul Waner: Le encantaba beber y pasar un buen rato. Dicen que solía tomar dos tragos de whisky antes de cada turno al bate para relajarse. Hay muchas historias acerca de la bebida y Waner – historias de una época en que a la gente le encantaba contar una buena historia de bebedores. Casey Stengel solía decir que Waner era tan elegante que podía deslizarse sin romper la botella que llevaba en la cadera. Bill James relata una de estas historias:

Frankie Frisch, cuando era Mánager de Pittsburgh, al parecer, encontró una botella de whisky en la casa club.

“Waner, ¿es tuyo?” Frisch ladró.

Waner, que ya tenía 37 años y no le preocupa mucho, le preguntó: “¿Queda algo en la botella?”

“Esta medio llena”, dijo Frisch.

“Bueno, no puede ser mía. Si fuera mía estaría vacia “, dijo “Big Poison”.

Waner fue el séptimo jugador en alcanzar los 3,000 hits, después de Cap Anson, Nap Lajoie, Honus Wagner, Ty Cobb, Tris Speaker y Eddie Collins. Esto fue mencionado en su placa del Salón de la Fama. Simplemente es para mostrar cómo, con el tiempo, este tipo de cosas se vuelven un poco menos especial. Derek Jeter se convirtió en el jugador 28 en obtener 3,000 hits – dudo que se hable de esto en su placa.



La versión original inglesa del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *