ALCS Game 1: Boston Red Sox – Houston Astros

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Ayer se disputó en Fenway Park el ALCS Game 1, primer partido de las Series de Campeonato de la Liga Americana. El escenario para dicho partido es inmejorable. El ambiente y la afición fue el de las mejores ocasiones. En esta serie se enfrentan los dos equipo de toda la MLB en cuanto a victorias. Así que se ha impuesto la justicia en esta postemporada y no hubo sorpresas. En esta serie los dos equipos cuentan con armas de sobre para inclinar la balanza a su favor. El equipo que decante los pequeños detalles a su favor será el que se lleve la serie.

Por parte de los Astros el abridor va a ser Justin Verlander. El nativo de Virginia necesita poca presentación. El MVP y CY Young del 2011 completó otra temporada de ensueño (ERA de 2.52, 214 entradas lanzadas y 290 strikeouts). Sus prestaciones en postemporada tampoco necesitan presentación, basta con recordar lo que hizo el año pasado.

Los Red Sox por su parte abren con Chris Sale. El nativo de Florida tampoco necesita mucha presentación. El pelotero patirrojo ha completado otra campaña sobresaliente (ERA de 2.11, 158 entradas lanzadas y 237 strikeouts). El único lunar fueron sus problemas físico al final de la campaña. No obstante, los Red Sox se encargaron de dosificarlo para que llegara en la mejor forma posible a postemporada. En postemporada tiene poca experiencia, así que no podemos deducir nada al respecto.

En cuanto a los lineups y a las unidades de relevo, ambos equipos van a poder contar con todas sus armas al resolver sus Series de División de manera rápida. En cuanto a las ofensivas, ambos equipos cuenta con dinamita de sobra para crearle pesadillas al lanzador rival (Correa, Springer, Altuve, Bregman, Betts, Benintendi, J.D. Martínez, etc). Si hablamos del bullpen, ambas unidades de relevo no son los puntos fuertes de Astros y Red Sox. No obstante, son relativamente fiables.

Vamos ahora con el partido.

La primera entrada se resolvió sin cambios en el marcador pero ambos lanzadores tuvieron dificultades para conseguirlo. Chris Sale evidenció que no está bien físicamente y unido al pobre rendimiento de la defensa estuvieron a punto de hacer que los Astros anotaran. Por otro lado, Verlander consiguió cerrar la entrada sin que anotaran los Red Sox gracias a un doble play sobre un roletazo de Bogaerts.

En la segunda entrada los Astros consiguieron trasladar al marcador la falta de control de Sale y la pobre defensa de los Red Sox. Un hit by pitch y dos bases por bolas llenaron las bases con dos outs. Springer con un single consiguió sumar dos carreras. Finalmente no hubo más daños al eliminar a Altuve. Por parte de Verlander, no tuvo ningún problema en eliminar a los tres bateadores de los Red Sox.

En la tercera entrada no hubo cambios en el marcador ni hubo grandes problemas para los lanzadores aunque a Sale se le siguió viendo mal.

La cuarta entrada siguió por los mismos derroteros pero a Sale se le ha visto algo mejor. No obstante la bola rápida de Sale sigue sin tener la velocidad habitual.

En la quinta entrada se acabó el calvario de Sale y Joe Kelly salió al montículo. Kelly eliminó a los tres bateadores de los Astros sin mayor dificultad. En la parte baja de la entrada, Verlander perdió el control que había tenido hasta entonces de la bola. Concedió un hit y tres bases por bolas seguidas que hicieron que los Red Sox acortaran distancias (2-1) y se llenaran las base. Luego un wild pitch igualó el marcador. Finalmente las eliminaciones de Betts y Benintendi (en este caso en un más que cuestionable strikeout y que originó la expulsión de Álex Cora). Los Red Sox perdonaron esta entrada a los Astros. Estas oportunidades en postemporada no se deben desaprovechar y más ante un equipo granítico como son los Astros.

En la sexta entrada los Astros volvieron a ponerse por delante gracias a un single de Correa. Antes hubo un error clave de Eduardo Núñez, que impidió un doble play que hubiera facilitado la entrada. Los Astros, por su parte, eliminaron a los tres bateadores de los Red Sox.

Las séptima y octava entrada fueron resueltas por los bullpen de Astros y Red Sox sin conceder carreras.

En la novena entrada los Astros se dieron un festín a cuenta de Brandon Workman. Empezó la fiesta Reddick con un home run solitario que ponía el 4-2 en el tanteo. Luego Springer fue eliminado vía strikeout. Después Altuve y Bregman alcanzaron bases a través de bases por bolas para que más tarde Yuli Gurriel sentenciara el partido con un home run de tres carreras que puso el 7-2. La parte baja de la entrada se resolvió sin dificultades para los Astros para así sellar su victoria.

Los más destacado de los Astros fueron Verlander (6 entradas, dos carreras concedidas y 6 SO), Springer (2 RBI), Reddick (home run) y Yuli Gurriel (home run y 3 RBI).

Por parte de los Red Sox nadie destacó especialmente.

Esta victoria de los Astros hace que la ventaja de campo vuelva a los de Houston. Además confirma las sensaciones de que este equipo es casi perfecto y que echar mano de él va a ser casi imposible.

Por parte de los Red Sox, lo que les puede hacer daño no es tanto la derrota como las sensaciones que dejan. Chris Sale está claro que no está bien físicamente y muy probablemente no lo vaya a estar en esta serie. La ofensiva apenas ha producido (y los Astros tienen más abridores de un nivel descomunal). El bullpen ha tenido que trabajar bastante y ha generado dudas. Mucho van a tener que cambiar las cosas en el equipo de Nueva Inglaterra para tener opciones en esta serie.

Resumen del ALCS Game 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *