ALDS Game 2: Boston Red Sox – New York Yankees

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El día de ayer tuvimos la segunda entrega de la mayor rivalidad del deporte americano. El día anterior los Boston Red Sox consiguieron adelantarse en la serie con muchas dificultades y dudas. Pero al fin y al cabo era una victoria. Los Yankees cedieron la victoria, pero le mostraron a los Red Sox que para ganar esta serie van a tener que sudar sangre. A tenor de lo ocurrido en el primer partido de esta serie y en los últimos de la liga regular, los bates llegan en forma y dispuestos a destrozar al lanzador que no tenga su mejor día. Así que el estado de forma del pitcheo iba a ser clave en este segundo partido. Y para dilucidar el ganador de esta batalla entre dos equipo legendarios del deporte americano no podía haber mejor escenario que un Fenway Park lleno hasta la bandera.

Por parte del equipo local salía al montículo David Price. El egresado por Vanderbilt ha cuajado una temporada buena con un ERA de 3.58 en 176 entradas. El único lunar en su temporada regular, y desde que llegó a Boston, fue cuando tuvo que enfrentarse a los Yankees. Desde su llegada a Boston David Price tiene un ERA de 7.71 y le han conectado 16 home runs en 58.1 entradas contra los Bombarderos del Bronx. Si esto fuera poco, sus números en postemporada no son los mejores. En 9 salidas en postemporada Price tiene un ERA de 5,74. Está claro que la decisión de iniciar con Price por parte de Boston tiene mucho más que ver con aspectos emocionales que por cuestiones estadísticas de rendimiento.

Por parte de los Yankees salía al montículo Masahiro Tanaka. El japonés no ha tenido mala temporada. No obstante su rendimiento estuvo lejos de sus mejores días. Tanaka tuvo un ERA de 3.75 en temporada regular en 156 entradas. En esta temporada Tanaka no tuvo sus mejores número cuando se enfrentó a los Red Sox. En cuatro salidas contra el equipo de Nueva Inglaterra tuvo un ERA de 7.58. No obstante sus números en postemporada eran bastante prometedores. En 30 entradas lanzadas en postemporada Tanaka ha tenido un ERA de 1.50. Así que la gran incógnita era si íbamos a ver al Tanaka de postemporada o al Tanaka de temporada regular contra Boston. Debido a la poca profundidad de los Yankees en pitcheo abridor no le quedaba más remedio que jugar esta carta.

En cuanto a los lineups de ambos equipos, no hubo sorpresas. Para este partido ambos equipos podían contar con toda la constelación de estrellas de las que disponen.

Durante la parte alta de la primera entrada los Yankees se encargaron de sacarle las costuras a Price. Judge se encargó de conectar un home run sobre el Monstruo Verde. En la parte baja de la primera entrada los más destacable fue el hit de J.D. Martínez que Didi Gregorius se encargó de que solamente fuera un single.

La segunda entrada la abrió Gary Sánchez con un home run. Dos out seguidos parecían que iban a liquidar la entrada sin mayores daño. Luego dos bases por bolas y un hit de McCutchen pusieron el marcador 3-0 y selló el final de la actuación de Price en este partido en medio de abucheos por parte del público de Fenway Park. Joe Kelly finalmente hizo el out final. Por su parte Tanaka retiró a los tres bateadores a los que se enfrentó sin mayores dificultades.

La tercera entrada se solventó sin cambios en el marcador y con un single por cada equipo.

En la cuarta entrada Joe Kelly eliminó a los tres bateadores a los que se enfrentó. Por su parte Boston estrenó su tanteo mediante un home run solitario de Xander Bogaerts. Esto daba esperanzas al equipo de Massachusetts para una posible remontada.

En la quinta entrada Ryan Brassier (interesante la historia suya) relevó a Joe Kelly. Brasier dejó a cero el marcador de los Yankees en esta entrada no sin su dosis de suspense fruto de un error de Eduardo Núñez y una base por bolas. Tanaka eliminó a los tres bateadores a los que se enfrentó sin dificultades.

En la sexta entrada entró Workman al montículo por parte de Boston. Su actuación fue corta y desafortunada. Fue relevado por Eduardo Rodríguez después de conceder son singles. Finalmente el venezolano solventó la papeleta sin daños. Por parte de los Yankees Betances entró por Tanaka al montículo. Betances no tuvo problemas en eliminar a los tres bateadores a los que se enfrentó.

La séptima entrada empezó bien para los Yankees al colocar a dos corredores en bases. Hay que mencionar que la defensa no ayudó en esta entrada. Luego Gary Sánchez se encargó de liquidar el partido con un home run a la estratosfera que colocó el marcador en 6-1. En la parte baja de la entrada Boston anotó su segunda carrera fruto de un single de Moreland y un doble de Kinsler.

Finalmente las entradas ocho y nueve se solventaron sin posibilidades reales de que los Red Sox le pudieran dar la vuelta al marcador frente al poderoso relevo de los Yankees.

Por parte de los Red Sox los más destacados fueron Xander Bogaerts (home run) y Joe Kelly ( 2.1 entradas sin conceder carrera). Por parte de los Yankees al bateo brillaron Aaron Judge (home run y single) y Gary Sánchez (2 home runs y 4 RBI). Al pitcheo todos los lanzadores del equipo del Bronx se mostraron sólidos.

Este partido fue un traspiés para el equipo Boston. No obstante las opciones del equipo de Nueva Inglaterra siguen intactas. Este juego deja bastante tocado a David Price, que no deja su maldición de postemporada y no consiguió superar su némesis. También los Red Sox quemaron a Eduardo Rodríguez, con lo que es casi seguro que no podrá abrir el siguiente partido. Veremos en quién confía Alex Cora para el siguiente partido.

Por parte de los Yankees confirman que sus bates más importantes y el pitcheo de relevo están en plena forma. Sus opciones para pasar de ronda pasan por el rendimiento de su pitcheo abridor en los siguientes partidos.