Arizona Diamondbacks 2018

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

La presente temporada está cargada de simbolismo para los Arizona Diamondbacks, pues junto a los Tampa Bay Rays, las dos franquicias más jóvenes de las Grandes Ligas están de aniversario, celebrando sus 20 años de historia en este 2018. Lejos queda aquella temporada del 2001, cuando en su cuarto año de existencia, consiguieron hacerse con el Game 7 de las World Series que les enfrentaban a los Yankees de Nueva York.

La realidad actual es bien distinta, pues en las últimas cuatro temporadas, los Arizona Diamondbacks han combinado balances de victorias y derrotas muy distintos a cada año que transcurría, dificultando todavía más si cabe, el reto de pronosticar resultados para este 2018. Desde el año 2014, los de Phoenix han firmado los siguientes récords a final de temporada:

2014: 64 – 98

2015: 79 – 83

2016: 64 – 98

2017: 93 – 69

Pero este largo invierno para los de Arizona, ha tenido un protagonista principal y no es otro que J.D. Martínez. El jardinero ha sido el foco de atención de uno de los principales culebrones de la Agencia Libre de 2018, hasta su firma por los Boston Red Sox. Tras su llegada desde Detroit a mitades del 2017, el impacto causado en los Diamondbacks fue rápido y notorio, añadiendo al equipo el elemento ofensivo que probablemente tanto habían necesitado para llegar con serias opciones competitivas a la postemporada. El poso dejado por el toletero, provocó múltiples esfuerzos a lo largo del invierno por firmarlo de vuelta, aunque tal y como algunos pronosticaban, fueron los Medias Rojas quienes se hicieron con sus servicios finalmente.

Sin embargo, el roster de los Arizona Diamondbacks invita de por si al optimismo, pues está plagado de algunos nombres con gran pedigrí y muchos otros que dejaron un buen sabor de boca en el 2017. Además, no contentos con eso, debemos destacar los rápidos movimientos que llevó a cabo el Front Office tras la perdida de J.D. Martínez, añadiendo otras piezas de valor para complementar el equipo y de las que hablaremos más adelante.

La franquicia de los Cascabeles, tiene todas las herramientas para volver a acercarse a un récord ganador que les guíe hasta la segunda plaza de la División Oeste de la Nacional, donde reinan los Dodgers. Además, en 2017, su defensa lució de forma brillante, siendo el 3r equipo con menos carreras permitidas.

La pérdida de una superestrella siempre es dolorosa, y a pesar de estar escasos meses en Arizona, J.D. Martinez ha dejado unas expectativas altas para este equipo. No obstante, los Dbacks tratarán de mirar hacia delante y firmar su segunda temporada consecutiva con aparición en postemporada.

Te puede interesar: Equipos MLB 2018

Altas y Bajas de los Arizona Diamondbacks 2018

Altas: Alex Ávila (C, Cubs), Jarrod Dyson (OF, Mariners), Steven Souza Jr (OF, Rays), Brad Boxberger (RHP, Rays).

Bajas: David Hernandez (RHP, Reds), Chris Iannetta (C, Rockies), J. D. Martinez (OF, Red Sox), Fernando Rodney (RHP, Twins), Brandon Drury (2B, Yankees).

 

Equipo titular de los Arizona Diamondbacks 2018

Alex Ávila (C ). Sus dos últimas temporadas han sido muy movidas, con múltiples cambios de equipo. Sin embargo, era una de las pocas opciones en el mercado para reforzar la posición de receptor tras la partida de Chris Iannetta. Su rendimiento para esta temporada es una incógnita.

Paul Goldschmidt (1B). Tras su 2018 sobrenatural, se acaban los adjetivos para calificar a este jugador de tremendo poderío tanto a nivel ofensivo como defensivo. Se espera que este año pueda firmar otra temporada como aspirante al premio MVP de la Nacional.

Ketel Marte (2B). Todavía por definir su posición exacta en el infield, todo apunta a que dominicano ocupará el espacio de la 2B mayoritariamente. Es uno de los nombres jóvenes a seguir en este 2018.

Nick Ahmed (SS). La temporada pasada fue especialmente dura para Ahmed a causa de una lesión en la muñeca que requirió cirugía. Es uno de los mejores en la defensiva, aunque se hace especialmente difícil pronosticar como rendirá este curso.

Jake Lamb (3B). El antesalista de los Dbacks lució de forma muy positiva en la segunda mitad de la temporada. A pesar que todo apunta a que su 2018 podría ser igual de bueno, su irregularidad ofrece algunas dudas entre los expertos.

Steven Souza Jr (RF). Llegó de forma inminente tras la firma de J.D. Martínez por los Red Sox. En su 2017 corrigió algunas estadísticas negativas como su alto porcentaje de strikeouts en contra. No llenará el vacío de su antecesor, pero puede ser una gran adhesión a bajo coste.

A.J. Pollock (CF). Tras su excelso temporadón en 2015 y su posterior caída en el 2016 a causa de las lesiones, el pasado curso lució de forma muy interesante. Si consigue mantenerse saludable a ese mismo nivel competitivo, este año será una de las piezas más importantes de los Dbacks.

David Peralta (LF). Sin hacer mucho ruido, Peralta firmó una gran temporada en el 2017. Dueño del jardín izquierdo del Chase Field, buscará mantenerse como uno de los mejores productores ofensivos del equipo en este 2018.

Arizona Diamondbacks Paul Goldschmidt, uno de los mejores pelotes de Grandes Ligas.
Paul Goldschmidt, uno de los mejores pelotes de Grandes Ligas.

 

Rotación de Abridores de los Arizona Diamondbacks 2018

Zack Greinke (RHP). Greinke afronta su tercera temporada como miembro de los Dbacks, tras una firma multimillonaria en el 2016. A pesar de que este curso entrará en la edad de 34 años, sus actuaciones en el 2017 parecen indicar que todavía le quedan algunas temporadas al más alto nivel. Debería volver a guiar a los Dbacks hasta postemporada.

Robbie Ray (LHP). Todo lo que digamos de pitcher de 26 años solo puede ser positivo. Su crecimiento en 2017 fue de escándalo, firmando un ERA de 2,89 y un récord 15-5. Le ha regalado a su equipo un complemento ideal para Greinke. Podrían aspirar a ser el mejor 1-2 en este año.

Taijuan Walker (RHP). Llegó de los Mariners en el traspaso de Jean Segura y firmó su mejor campaña en las Mayores. Este otro joven lanzador, debería tener un hueco reservado por muchos años en la franquicia de Arizona.

Zack Godley (RHP). El cuarto miembro en la rotación tampoco llega a los 30 años, algo que habla muy bien del futuro de la franquicia. El pasado año firmó unos números similares a los de Taijuan Walker y en su repertorio destaca una bola curva muy difícil de contactar.

Patrick Corbin (LHP). Complementa la rotación Patrick Corbin, un pitcher zurdo que, sin hacer mucho ruido, podría ser un miembro mucho más importante en cualquier rotación de abridores de las Mayores. Este 2018 podría ser un gran año de crecimiento para él.

 

Relevistas de los Arizona Diamondbacks 2018

Jorge de la Rosa (LHP). En el 2017 firmó por un año tras toda una vida con los Rockies y aportó buenos resultados. A lo largo de este invierno, los Dbacks han decidido extender su contrato por otro año más. Ahora, en el tramo final de su carrera, el mexicano aporta la veteranía necesaria que todo bullpen debería tener.

Brad Boxberger (RHP). Sus años en positivo con los Rays, le valieron el interés de los Dbacks, que se hicieron con sus servicios a finales del pasado mes de Noviembre. Su lanzamiento más destacado es el changeup.

Archie Bradley (RHP). Este lanzador de 25 años, experimentó un importante cambio al dejar de ser abridor y pasar a formar parte del bullpen. El resultado ha sido inmejorable: fue decisivo cerrando partidos importantes y se ganó el cariño de la afición.

 

Entrenador: Torey Lovullo

La carrera en Grandes Ligas de este joven manager nacido en California es relativamente corta pero prometedora. Tras 11 temporadas como jugador, Lovullo inició su periplo como entrenador de Grandes Ligas en las filas de los Blue Jays de Toronto, ocupando el puesto de entrenador de primera base.

Tras dicha experiencia, en el 2013, el coach de los Red Sox, lo reclutó como entrenador de banca. En Boston, Lovullo pudo experimentar como entrenador interino durante algunos partidos, a causa de la baja por enfermedad de John Farrell.

Finalmente, en el 2017 inicio su etapa como entrenador principal de los Dbacks, guiando al equipo hacia la postemporada en un año para el recuerdo, donde el equipo alcanzó las 93 victorias y barrió a los Rockies por 11 a 8 en la ronda de Wild Card.

En este 2018, tras sufrir algunos ajustes importantes en el equipo, Lovullo afronta el reto de confirmarse como uno de los mejores entrenadores de las Mayores, y el año pasado ya se llevó el título de “Entrenador del Año de la Liga Nacional.”

Torey Lovullo, entrenador principal de los Dbacks y exjugador de Grandes Ligas Arizona Diamondbacks 2018
Torey Lovullo, entrenador principal de los Arizona Diamondbacks. (www.bostonglobe.com)

 

Tres puntos fuertes de los Arizona Diamondbacks 2018

– Uno de los grandes puntos a favor de los Dbacks es la edad media de su roster. Los ocho jugadores principales que ocupan su alineación, tienen una edad media que no llega a los 29 años, mientras que en su rotación, Zack Greinke es el único que sobrepasa ese valor medio, los otros cuatro abridores, están por debajo.

– El pitcheo de los Dbacks es sin duda otro de los puntos a destacar. Cualquiera de los cinco lanzadores que forma su rotación de abridores, podría despuntar esta temporada especialmente sin que nadie se sorprendiera. Además, en el bullpen cuentan con hombres experimentados y bastante bien valorados.

– Mención especial merece el banquillo de los Dbacks, el cual podría ser considerado como uno de los mejores de la MLB. Aquí encontramos a dos súper utilities como Daniel Descalso y Chris Owings, un catcher de nivel contrastado como Jeff Mathis y, recién llegado este invierno, el veterano jardinero Jarrod Dyson.

 

Tres puntos débiles de los Arizona Diamondbacks 2018

– El equipo de Torey Lovullo sufrió algunas pérdidas sensibles, la cuales costará tiempo reemplazar: Brandon Drury, utility que se fue a Yankees en el trade a tres bandas que trajo a Souza Jr a la ciudad de Phoenix, Fernando Rodney, el veterano closer que marchó a los Twins, y J.D. Martínez, de quien ya hemos hablado extensamente.

– Su granja es considerada como una de las peores entre los equipos de Grandes Ligas en la actualidad. A pesar de que los Dbacks son un equipo relativamente joven, el relevo generacional de su lineup es algo sobre lo que sus dirigentes deberían comenzar a preocuparse.

– A pesar de que los Dbacks son un equipo con grandes jugadores de carácter defensivo, el Chase Field es un estadio propenso a los Home Runs, especialmente a causa del clima seco del desierto de Arizona. Este hecho, a menudo juega más a favor de sus rivales.

 

Dato curioso sobre los Arizona Diamondbacks 2018

Para los que no lo sepan, el amor por los Arizona Diamondbacks traspasa fronteras de forma literal.

En este caso, el idilio con los de Arizona se expande hacia el estado mexicano de Sonora, donde se ha convertido en el gran equipo a seguir por los locales. En el territorio sonorense, los Dbacks son conocidos como los Cascabeles, y a menudo, disputan partidos de preparación en la zona.

Además, si visitas el Chase Field, podrás probar el sonoran hot dog, uno de los múltiples manjares gastronómicos típicos del territorio.

Dicha relación, no puede si no aportar beneficios para la franquicia. Fruto de este hecho, actualmente, los Dbacks son el equipo de las Mayores con un mayor número de jugadores reclutados de origen mexicano.

 

Prospectos de los Arizona Diamondbacks 2018

Jon Duplantier (RHP). Este joven lanzador, recibió el galardón de Pitcher del Año por MLB Pipeline en la pasada temporada. Duplantier fue uno de los prospectos con mayor crecimiento en el 2017 y se espera que continúe por la misma senda. Se trata del prospecto número 1 de los Dbacks.

Pavin Smith (1B). Se trata de un jugador con muchas posibilidades de alcanzar el nivel de Grandes Ligas, a pesar de que todavía se encuentra a medio camino. Ha producido grandes estadísticas en las Menores, aunque teniendo la sombra de Goldschmidt en la primera base, su llegada a la élite es un incógnito.

Taylor Clarke (RHP). Es una de las mayores dudas respecto a los prospectos de los Dbacks. A sus 24 años, todo apunta a que, en dependencia de sus actuaciones a lo largo del próximo curso, podría llegar a recibir la llamada para probar suerte en Grandes Ligas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *