¿Descubriendo un Hall of Fame? Kyle Muller

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Si hablamos de los jugadores Hall of Fame, conocemos a muchos, y los jugadores que ganaron premios recientemente en las Mayores también son ampliamente conocidos por todos: Aaron Judge, José Altuve, Max Scherzer, Corey Kluber, Cody Bellinger… Pero cambia el asunto si la pregunta es: ¿conocemos el derrotero de los jugadores que ganaron premios? ¿En qué equipos jugaron en las menores? ¿Cuántos años demoraron en llegar a la gran carpa? Por supuesto, responder esas preguntas es más complicado para casi todos.

Por tal motivo, desde estas líneas intentaremos adelantarnos a algunas de estas respuestas. Bueno, en realidad no. No vamos a adelantarnos, no somos magos, pero lo que sí vamos a hacer es apostar por algún ganador.

El asunto es así:

Hemos elegido dos nombres de jugadores elegidos en el Draft 2016 y 2017. Contaremos su historia y su actualidad. Quizás alguno de ellos llegue a ser un All Star, un MVP, un jugador de rol o simplemente uno de los que no llega a trascender en la MLB pero que disfrutan las mieles de las Mayores. La otra opción, que por supuesto está arriba de la mesa, es que nunca llegue a jugar en las Mayores y termine siendo alguno de los tantos que “solamente” viven flotando en las menores.

Y los elegidos son: Kyle Muller y Cory Abbott.

Kyle Muller y Cory Abbott. Los elegidos
Kyle Muller y Cory Abbott. Los elegidos

Kyle Muller: Nacido en Dallas, Texas, el 7 de octubre de 1997, fue bautizado bajo el nombre de Kyle Douglas Muller. Estudió en la escuela Jesuit College Prep de la ciudad de Dallas. Su posición es pitcher, teniendo casi dos metros de altura, es un zurdo que lanza a 90-95 millas y lo más asombroso es que fue considerado un gran bateador, a tal punto que llegó a estar entre los mejores de la nación en el año 2016. Es más, fue galardonado como Jugador del Año de la Escuela Secundaria Gatorade en 2016. Los cazatalentos lo veían como una posible segunda o tercer ronda como primera base, o una selección de primera ronda como lanzador. Terminó siendo elegido como pitcher en la segunda ronda.

Para el año 2016 Kyle Muller se comprometió con la Universidad de Texas en Austin, pero luego de ser elegido como dijimos en la segunda ronda, terminó dejando de lado su carrera universitaria, no sólo por sus ganas de llegar a las Mayores sino también por los 2,5 millones que le pagaron en forma de bono los Bravos de Atlanta. Desde que firmó con ellos defendió los colores de GCL Braves en el año 2016 y Danville Braves, de la Appalachian League en el 2017 (ambas ligas rookies). Luego llegó un paso adelante en su carrera: en este año 2018 primero en Rome Braves (A Full) y actualmente en Florida Fire Frogs (A Adv).

números de Kyle Muller
Números de Kyle Muller

Para interiorizarnos sobre su juego tenemos que saber que la recta es su arma predilecta y que no tiene mucho más en su arsenal. Pero como no precisa explotar pronto, pues los Bravos eligieron varios lanzadores para su granja, podrá agregar lanzamientos a su repertorio.

¿Cómo fue para este muchacho la transición de ser dominante en la secundaria a lanzar ante jugadores de una categoría muy superior?

En la escuela secundaria, no siempre te enfrentas a los mejores equipos. Hay algunos que simplemente no tienen tanto talento. Como pitcher, puedes salirte con la tuya frente a esos tipos de equipos. Lanzando por el medio a un equipo promedio de la escuela secundaria alcanza para vencerlos. En pro ball, no puedes hacer eso porque si la tiras por la mitad, la golpearían. No lanzo 100 mph como Syndergaard o Aroldis Chapman. Estoy en los 90 bajos y eso es bastante común, especialmente ahora. Ser capaz de localizar a ambos lados del plato y no perderse por el medio fue realmente importante.

A medida que pasen los juegos podremos comentar su desarrollo y ver cuál puede llegar a ser el futuro de Kyle Muller en los Bravos o en alguna otra organización.

En el el próximo articulo conoceremos a Cory Abbott, elegido en el lugar 66 de la segunda ronda del draft 2017.

Quizá con el paso de los años podremos decir que desde este humilde lugar de la gran “red” descubrimos a un futuro Hall of Fame desde sus comienzos. Y ustedes serán parte de este descubrimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *