Hunter Pence un vacío díficil de cubrir.

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

No es una noticia a gritos. Es algo que ya sabíamos desde hace unas semanas. Se va alguien que tal vez tenga mas peso que por ejemplo, un Madison Bumgarner, hablamos de Hunter Pence.

Esperar, esperar que me explico. Nadie duda de la calidad de Mad Bum y no es de este tipo de cualidades, de las que voy a hablar en este artículo. Si no de lo que también significa un jugador de equipo.

Alguien que inunda el vestuario de optimismo, que se fija en quien esta decaído o con necesidad de un abrazo, aliento o regañina si fuera necesario. Alguien que es capaz de inundar el Washap o Telegram (o lo que quiera que utilicen) de un Pablo Sandoval en horas bajas en Boston, para que no lo dude, que vuelva, que en la bahía se le echa de menos.

Si amig@s esto no lo hacen por norma general los jugadores franquicia. Y es algo, que con la partida del bueno de Hunter Pence se va, se escapa. Y lo peor es que no veo un recambio por ninguna parte. ¿Aunque siendo objetivos, es posible que lo pueda haber?

Recordemos un poco su pasado y como llega a la bahía en una mitad de temporada de 2012.

Seleccionado en la ronda 40 por los Milwaukee Brewers en 2002, decidiría seguir estudiando y presentarse dos años más tarde en 2004 de nuevo. Esta vez unos Houston Astros mucho mas decididos, los seleccionan con la 2da ronda.

hunter pence en los astros

Con Houston empieza a demostrar todo lo que apuntaba en collegue, en 2007 debuta en las mayores y acaba el año como 3ro en la votación para el ROY de la liga Nacional por detrás de Ryan braun y Troy Tulowitzki respectivamente.

Hasta 2011 es una pieza clave para los Astros, siendo en 2009 proclamado All-Star por primera vez en su carrera. Pero en este julio de 2011 sale traspasado a Philladelphia a cambio de 4 prospectos. A pesar del cambio de aires, Hunter Pence realiza un gran año con el equipo de la ciudad del amor.

Juega sus primeros playoffs de su carrera, y además como anécdota, conecta su 1er HR como Phillie ante nada mas que Madison Bumgarner, algo que por lo visto no olvidaba el bueno de Mad Bum a su llegada a San francisco unos meses mas tarde.

 

 

hunter pence en los Phillies
Hunter y esa terminación de swing tan peculiar.
2012 – En San Francisco encuentra su casa.

Otro verano movidito para Hunter. Según cuenta Kevin Frandsen (compañero en Philladelphia) los dos se dirigían en un minivan taxi hacia el Nationals Park ajenos a todas los rumores y noticias que ya ese día habían estado danzando. A su llegada al estadio fue el mismo Ruben Amaro, GM de los Phillies por entonces, quien le dio la noticia. “Te vas para San francisco”. Cuenta Kevin que desde el principio pensó que por su forma de ser encajaría a la perfección en el equipo de la Bahía. No se equivocaba.

hunter pence portada de la revista giants
Portada de la revista GIANTS a su llegada.

Desde el primer momento, Hunter comienza a escribir su historia. En el primer contacto con el vestuario, interrumpe una multitudinaria entrevista a Tim Licemcum, para saludarlo dándole este la bienvenida.

No tardaría mucho en ganarse el vestuario, por cosas como las del 3er partido de las series de división contra los Cincinnati Reds. Perdiendo 2-0 en la serie, antes de que comenzara el partido, el speech que se saco de la manga, animo a una plantilla cabizbaja, dándole la vuelta a la misma. Este video cómico del momento simboliza muy bien lo que significó en su momento.

 

También el grito y movimiento correspondiente del  “¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ”, canto inspirado por el luchador de la WWE Daniel Bryan, se hizo habitual cada vez que el equipo conseguía algo reseñable. 

Siempre se le a acusado de no ser el estereotipo de jugador actual, es más, muchas veces se le ha encasillado como un jugador con muchas maneras de jugador de la década de los años 20. Al inicio de la carrera de Hunter Pence, muchos ojeadores bromeaban diciendo, haber quien era el jugador que jugaba en el jardín “como una cigüeña”. De las mejores descripciones que alguien ha dado sobre Pence de las que yo haya leído es esta de un excelente blogger de los Gigantes, Grant Brisbee:

Runs like a rotary phone thrown into a running clothes dryer. Throws like an effete Frenchman throwing a bookcase uphill. Swings a bat like his elbows are stapled to his knees and his underwear is pulled over his head. Stares at you while you aren’t looking.

Es todo cierto por más que nos guste tanto Hunter Pence como para dedicarle este articulo. Es así, y a este jugador no se le valora por su juego bonito, ni por su swing estudiado. Se le valora por el tipo de jugador que ha llegado a ser, no un MLB Hall of Fame posiblemente, pero no dudo que una placa con su nombre cuelgue de la afamada San Francisco Giants Wall of Fame, en cuanto decida poner fin a su carrera. Por ahora no parece que sea el caso, ya que ha declarado su intención de seguir jugando un año más al menos.

Me gustaría dejaros un video con los mejores momentos de Hunter Pence desde su llagada a la que probablemente considere su casa beisbolística, la de los San Francisco Giants. En el mismo vais a poder ver varias de las anécdotas que os he contado en el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *