Los Angeles Dodgers 2020

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Este año 2020 Los Angeles Dodgers llegan al inicio de la pretemporada con el cartel de favoritos a todo. Ganar su división ya parece un mero trámite en el camino a la postemporada y a unas nuevas World Series, pero como comprobamos el año pasado, no siempre se cumplen las predicciones en esto del baseball.

No podemos dejar de mencionar las finales de 2017 y 2018, ahora salpicadas por la polémica de las trampas. Lo que era fuente de inagotable presión al equipo en 2019, debido a la frustración de perder dos finales seguidas y la propia exigencia de una franquicia con 31 años de sequía ganadora, ahora añade la rabia de saber que esas dos finales no se jugaron de manera limpia y que nunca tendrás una respuesta adecuada al ¿que habría sido si?. Por si no fuera suficiente, la gestión por parte de MLB y MLBPA del asunto no para de echar leña al fuego y de dejar un asunto abierto, que no va a parar de rellenar capítulos de una novela que carcome los mismos cimientos del deporte que tanto amamos.

Pero salgamos de las narrativas y las polémicas y volvamos al deporte. Cerramos la temporada pasada con varias evidencias tanto negativas como positivas. Entre las negativas podríamos incluir:

-La falta de un bullpen de garantías: Que lleva a sobreutilizar y sobreexponer a     titulares como Kershaw en labores que no deberían realizar.

-El fin de la era Kenley Jansen: Si ya no tienes un bullpen consistente y le añades que tu closer estrella se deshace cual azucarillo en el café, las entradas finales de los partidos eran pura criptonita para el equipo.

-La falta de consistencia al bate en los momentos importantes: Parece mentira     decir esto en un equipo con Bellinger, Muncy, Turner, Seager, Pollock, Pederson.. pero es una realidad. Si en algo destacaron los Nationals en postemporada fue en tener bates que hacían HR contra cualquier pitcher. En los Angeles Dodgers solo Muncy ha demostrado esa consistencia y aunque Turner puede mantener un Avg adecuado, vivimos en la era del HR y vives y mueres lanzando la pelota fuera del estadio. Preocupante el bajón de Bellinger en postemporada, sobre todo en un equipo que conoce los problemas de tener una estrella que se atenúa en Otoño.

-La falta de criterio de Dave Roberts en postemporada: Soy uno de los defensores de mantener al míster, pero sería un ciego si no veo lo evidente. Una de las mejores cualidades de Roberts para mantener con consistencia un banquillo de élite en la MLB, es también uno de sus mayores defectos. Ese trato cercano y cuidadoso que tiene con los jugadores, ese mimo por evitar daños morales e intentar mantener a los jugadores en condiciones óptimas y recuperar a los jugadores que están en rachas negativas, no es compatible con las     eliminatorias por el título. Soy de los primeros en pedir que siga como entrenador, pero también de los primeros que pide que se le facilite un ayudante más centrado en lo estadístico que le ayude en postemporada a la hora de tomar las decisiones clave.

Pero no todo son cosas negativas. Más de 100 victorias, récord de la franquicia en HR.. tenemos mucho positivo que remarcar y sobre todo en lo que cimentar esta nueva temporada:

-Las granjas son el futuro: Año tras año se demuestra que tenemos uno de los     mejores sistemas de granjas en la MLB y que eso da y va a seguir dando frescura al equipo, tanto cubriendo bajas o malas rachas en los titulares, como aportando estrellas al equipo. Fue el año de Verdugo, Smith, May y Lux, pero no podemos olvidar las aportaciones de Beaty, Gonsolin, Ríos.. y este año otros tantos esperan su oportunidad para brillar y ayudar durante la temporada.

-Núcleo estable: Al contrario de otros contendientes, el núcleo del equipo con más de 100 victorias en temporada regular es muy estable y así será en los próximos años. La juventud del equipo junto con contratos estables en los veteranos clave, hace que el equipo pueda estar     tranquilo temporada tras temporada y no se vea envuelto en un sin fin de traspasos que puedan desestabilizar el buen ambiente o la química entre jugadores y staff. Además y aunque la prensa y la sequía de títulos no ayude a ello, la estabilidad que otorga este núcleo también ayuda a rebajar la presión por ganar ya, aunque sea sólo un poquito.

Como veis, de la temporada pasada podemos sacar mucha información acerca de las necesidades y promesas que los Dodgers tendrán para la temporada 2020, pero es momento de hablar de realidades basándonos en la plantilla que hemos presentado en este Spring Training.

Ave Friedman! Los que van a luchar por las World Series te saludan!

Si ya dijimos que el núcleo del equipo va a ser el mismo durante unas cuantas temporadas y que es el mismo que nos ha llevado a más de 100 victorias, centrémonos en los cambios.

Desde mi punto de vista, el mayor “pero” lo encontramos en el pitcheo abridor, perder a un candidato al Cy Young como Ryu, además de un abridor de garantías como Maeda y un veterano como Hill no es algo sencillo y empeora la calidad de la rotación automáticamente.

El peso de revertir esa realidad caerá en la vuelta de Wood, la evolución de gente como Urías y Stripling (incluso podría incluir aquí a Ferguson) y la prisa/ansia que demuestren los prospects May y Gonsolin, además del reciente fichaje de David Price y su llegada a la Nacional. Es complicado medir cómo sustituir a Ryu, y creo que sería una temeridad pedirle a Wood o Urías que cubrieran completamente ese hueco, pero sí creo que junto con Stripling, si finalmente se queda en el equipo, la baja de Maeda no sólo queda cubierta si no que se mejora el equipo y que sin duda Price va a hacer una mejor labor que la realizada por Hill la última temporada. Con un paso adelante de Buehler y una versión de un ERA cercano a 3 de Wood o Urías, la rotación no debería verse muy afectada en cuanto a temporada regular.

Y ahí viene el asunto de postemporada, no creo que la rotación mejore, para afrontar el reto de las WS y quedaremos pendientes de ver lo que nuestros abridores hacen durante la temporada para saber si un refuerzo veraniego será una necesidad para afrontar el Otoño con posibilidades, o si el equipo tendrá otra vez problemas en traducir su temporada en la tan ansiada victoria final.

El bullpen sin duda concentra los mayores cambios y desde mi punto de vista uno de los mayores “upgrades” del equipo. Pese a la baja que supondrá Maeda a lo largo de la temporada y sobre todo en las eliminatorias, se ha traído un relevista de mucha calidad como es Treinen, que además puede suplir a Jansen como Closer en el caso de que la caída en su rendimiento no tenga freno. Además la rotación de abridores es más profunda que nunca y siempre contaremos con gente de mucho talento en el bullpen. Y todo eso sin olvidar las granjas, donde la llegada de Graterol no hace más que reforzar la posición.

Por último, poco decir del lineup que no esté ya escrito, la pérdida de Freese aunque pequeña me parece destacable, tanto en lo que aportaba al bate (un jugador que siempre rinde) como al vestuario. Pero si a una lista de bateadores con Bellinger, Muncy, Turner, Seager.. le añades a Mookie Betts!.

Todo lo que pedimos por navidad ha llegado y con creces, otro bate consistente, alguien que rinde en los grandes momentos, mejoramos la defensa, aumentamos los HR.. Betts es eso y más. Sí, es sólo por un año, pero el precio a pagar ha sido más que adecuado y los lanzadores que enfrenten a este equipo van a tener pesadillas antes y después de cada “at bat”.

Si los abridores me hacían dudar de cara a luchar por las World Series, con el lineup no tengo ninguna duda, el equipo va a ser de lo mejor de la liga al bate y si las aportaciones de los jóvenes como Smith y Lux ganan en consistencia, podemos estar haciendo historia.

Pero no todo va a ser centrarse en nosotros, veamos un poco a los rivales para hacernos una idea más realista de las posibilidades que tendremos en este 2020.

La división podría ser más interesante de lo que la gente imagina, si partimos de la clasificación de la temporada pasada, yo no apostaría a ver a los Padres otra vez en lo más bajo. Un lineup joven, pero con mucho potencial y múltiples jugadores con posibilidad de aportar más de 20 HR por temporada hablan de un equipo complicado de batir. Añades uno de los mejores Closers de la competición y las dudas parecen estar en una rotación renovada, vale, no parece estar llamada a ser top 5 de la competición, pero si se mantiene sana y rinde a buen nivel apoyada en unos bateadores que parece van a mandar la pelota fuera del estadio con asiduidad, no parece complicado pensar en que ganen 15-20 partidos más que la temporada pasada.

Con los Rockies he de mostrarme más escéptico, sé que tienen jugadores de mucho nivel, pero su lineup parece una etapa del tour con jugadores muy explosivos y otros que tendrán expectativas más humildes como poner su Avg en la media de la liga. A eso le sumamos una rotación más que sospechosa y un bullpen que ni frío ni calor y no creo que se muevan mucho de su récord del año pasado.

El siguiente en la lista son los Giants y poco más se puede decir que de los Rockies. Un equipo envejecido, con jugadores en la parte final de su carrera y que muy probablemente veremos irse desmontando a lo largo del año como parte del proceso de reconstrucción del mismo. Aquellos veteranos que recuperen forma y destaquen, serán vendidos y veremos como sangre nueva llega a la bahía de manera constante. Su récord tiene pinta de empeorar e ir camino de la última posición de la divisón si una reconstrucción acelerada de los Rockies no estalla a mitad de temporada.

Finalmente los Diamondbacks, para mi los grandes tapados. La sombra Dodger es muy grande en la división, pero su lineup es pura dinamita, si bien es cierto que la rotación es lo que parece su punto débil, también es verdad que cuentan con un par de jóvenes brazos que podrían darles 3 starters de muy alto nivel y que el bullpen podría ayudar al resto a sobrevivir a la liga. No sería una locura verlos alrededor de las 90 victorias y peleando por la división con los Dodgers si estos se duermen. Candidatos a pretemporada.

A nivel liga Nacional, la Central parece la que más dudas plantea pues Cardinals, Brewers, Cubs y Reds pueden tener posibilidades de conseguir su billete a la postemporada si se diesen las circunstancias adecuadas para cada uno. Sí, lo se, hablamos de los Reds que siempre parecen jugar en su propia contra y de unos Cubs que no se sabe muy bien que quieren hacer, pero la calidad está en su roster y no creo que adelantar acontecimientos sea bueno para el análisis. En la Este, parece claro el bajón de los Nationals con la pérdida de Rendon, pero no los descartaría por eso, además de ellos, Braves y Mets tienen mucha calidad en sus rosters y parece que tendrán una pelea interesante para saber quién llegará a postemporada. Mención especial a estos últimos que además de calidad tienen una juventud envidiable y apuntan a ser rivales habituales en futuros Otoños.

En general y viendo las dificultades que se presentan, Dodgers debería competir por la división con los Diamondbacks y ganarla, para volver a encontrarse en postemporada con alguno de los equipos destacados en las otras divisiones. Todos suponen lineups muy agresivos con jugadores capaces de mandar la pelota fuera del estadio contra cualquier pitcher, tal como sucedió el año pasado, pero esta vez jugaremos con armas similares. Si la rotación ha dado el paso al frente que se espera o nos reforzamos con otro brazo de garantías, deberíamos aspirar a encontrar la forma de volver a las WS nuevamente y vernos las caras con el campeón de la Americana. Si las previsiones valen de algo, veríamos una final Dodgers vs Yankees, pero lo mismo se dijo el año pasado y ya vimos donde se quedó cada uno.

En definitiva Los Dodgers son mejor equipo que el año pasado, han sido reforzados pese a la dificultad que eso supone a este nivel y aspiran a terminar la sequía que tortura a la franquicia desde hace 32 temporadas y todo eso, sin perder una de las mejores granjas de la competición!

Altas Los Angeles Dodgers 2020

Bajas Los Angeles Dodgers 2020

Dodgers lineup 2020

Lineup Los Angeles Dodgers 2020

Si hay algo en lo que la mejora del equipo de Los Angeles Dodgers destacará este año es en la alineación de bateadores titular. La costumbre angelina de llegar tarde al estadio le va a costar a más de uno toda la emoción del partido pues la parte alta del lineup es pura dinamita y no dudo que nuestros partidos este año tengan carreras en las entradas iniciales, pero analizemos un poco más en profundidad.

Betts ha venido para liderar la alineación al bate, su atletismo y su frecuencia para embasarse aportará desde el inicio al equipo aumentando las posibilidades de que los limpiadores se encuentren con gente en las bases preparados para aprovechar toda esa pólvora y traducirla en carreras impulsadas. No se cual es el record actual de carreras que tiene Betts en una temporada, pero sin duda, este año podrá luchar por batirlo.

Los Dodgers no es un equipo corredor, no roba bases, ni lo intenta, pero si hemos tenido un año con posibilidades de intentar mostrarnos un poco más agresivos en esta faceta, bien podría ser esta temporada, con gente como Betts, Bellinger, Seager, Hernández, Taylor.. por todo ello, en la segunda posición se nos plantean varias posibilidades según Roberts quiera mantener la política de cero riesgos con gente en las bases o de empezar a sacar algo de rendimiento al atletismo de la plantilla.

La primera de las opciones es seguir una versión más estadística del lineup, como por ejemplo los Brewers, y poner aquí a nuestra otra estrella, Bellinger, que aportaría una amenaza constante de HR, alta frecuencia de bateo y embase, y que además aporta atletismo para intentar robar bases o aprovechar sacrificios. No es raro verle sacar una base extra a cualquier bateo de sus compañeros.

Escoger una política menos agresiva en el bate, pero que apueste por esa amenaza en el robo de bases nos lleva a la segunda de nuestras opciones. En esta, optaríamos por poner gente más atlética y rápida en la posición, y así conservar a Bellinger para usarlo como limpiador en las siguientes posiciones, por lo que decidiríamos colocar a gente como Seager, Lux, Hernandez o Taylor (el dueño de la 2B parece seguir sin estar definido).

O finalmente optar por seguir con la política de cargar las bases sin riesgos, escogiendo por ejemplo a Turner y su .367 OBP (.372 el año pasado) para asegurarse el tener a alguien en bases cuando llegue la dinamita al plato. Además de la evidente amenaza que supone alguien que puede poner de manera regular 25 dobles y 25 HR por temporada.

Esta última es la opción que suponemos más común para un Roberts que nunca ha demostrado afinidad por el robo de bases, ni la agresividad que supone Bellinger en la segunda posición, y que además permite no tener que poner a ninguno de tus mejores bates en la posición 5.

Según los pasos elegidos anteriormente el orden y los nombres de las plazas 3, 4 y 5 cambiarán bastante, pero la idea sigue siendo la misma, esta es la zona para aquellos cañoneros que tienen un .500 o más en su estadística de SLG.

Si Bellinger es 2º las plazas serán ocupadas por Turner y Muncy en primer lugar, dejando para Smith o el tándem formado por Pederson y Pollock la quinta plaza, dependiendo de si Smith mantiene esa potencia al bate en su segundo año o en su defecto, del abridor del partido (Si Pederson no es transferido esperamos un LF compartido entre él y Pollock según abra un diestro o un zurdo).

En el caso de que se apostara por la versión atlética del lineup, las plazas serían para Turner, Muncy y Bellinger, lo cual nos hace sospechar que esta versión es la menos probable, pues cualquiera de estos como 5 no parece la mejor manera de optimizar los turnos al bate.

Si finalmente optan por usar a Turner de 2º (como hemos dicho, seguramente lo más probable), nos encontraremos con Muncy, Bellinger da igual quien de 3 y quien de 4, y los anteriormente mencionados Smith, Pederson y Pollock optando a la posición 5.

Finalmente y como cierre, 9º será el pitcher, 8º el catcher cuando no juegue Smith y menos en la versión 2, las posiciones 6 y 7 de bateo serán para Seager y el propietario de la 2B.

En general y a excepción del pitcher, los lanzadores rivales tendrán enfrente una alineación con un OPS medio superior a .800 y una parte inicial de la misma que provocarán sudores fríos a la hora de preparar el partido. Además si algún abridor no calienta adecuadamente puede verse con 2 o 3 carreras en contra al finalizar la primera entrada y la posibilidad de enfrentarse de nuevo con las posiciones de la 1 a la 4 en la tercera entrada. Si no fuera a ser tan divertido hasta sentiría lástima de ellos.

Tampoco podemos olvidarnos de las aportaciones de los novatos. Beaty ha demostrado tener talento para la liga y Rios es un bombardero que necesita mejorar su elección de lanzamientos pero al que le sobra dinamita, ambos serán habituales cubriendo las lesiones del lineup inicial. Pero no serán los únicos y seguramente más gente de las menores vuelva a aparecer por el roster a lo largo de la temporada regular para sorprendernos, Ruiz, DJ Peters.. muchos son los candidatos, veremos quienes son capaces de sorprendernos.

Mención especial dedicada a la inestimable colaboración que seguramente ofrecerá Rocky Gale en caso de lesión entre los receptores, nuestro eterno prospect!.

En definitiva, si el año pasado el equipo batió récords y logró llegar a más de 100 victorias, desde luego esta temporada parece no quedarse atrás y no sería raro ver alcanzar cifras que pongan nuevas marcas en casi todas las estadísticas de la franquicia relacionadas con el ataque. Si ya teníamos ganas de que empezara la temporada, cada palabra que escribo hace la espera más insoportable.

Abridores Los Angeles Dodgers 2020

Este año sin duda la gran estrella del equipo va a ser la alineación inicial de bateo, pero no podemos olvidarnos de la rotación de abridores si queremos aspirar a unas finales y aunque sin duda, es la parte más perjudicada o por lo menos inicialmente la que ha sufrido más bajas, podemos encontrar un rayo de esperanza si analizamos las posibilidades que tenemos en la plantilla.

Mi apuesta es por una rotación de 6 abridores que podría funcionar de manera simple, asignando a cada abridor un partido y turnando a partir de ahí o de manera compleja, dejando a 3 de ellos rotar como si fuera una composición de 5 para jugar el mismo número de partidos que cualquier otro abridor y a otros 3 rotando paralelamente, lo que les daría descanso extra a sus brazos.

La otra opción desde luego, es la rotación simple de 5 abridores, aunque creo que en este caso, los más veteranos tendrían días de descanso que serían cubiertos por alguno de los pitchers que alternarán entre bullpen y abridores a lo largo de la temporada.

En cualquiera de los casos creo que podemos analizar los 5 abridores que parecen fijos y posteriormente hablar de las opciones alternativas que encontraremos.

Buehler es el nuevo ACE de este equipo, decir esto sin que me tiemblen las manos mientras lo escribo parece una osadía o una temeridad, pues por mucha crítica que se le lance encima, Los Angeles Dodgers siguen contando entre sus filas con Clayton Kershaw, un pitcher HOF en activo. Pese a ello, creo que sería bueno para todos si la franquicia fuera capaz de avanzar y pasar el testigo a Buehler, menos presión para Kershaw, paso natural en la franquicia y más exigencia sobre un Buehler que parece perfectamente preparado para asumir la responsabilidad.

Kershaw seguirá siendo uno de los pilares de este equipo, su actitud, profesionalidad y calidad es incuestionable y si su constante búsqueda de alternativas para paliar la evidente caída de velocidad de sus lanzamientos sigue dando sus frutos, los dos primeros nombres de la rotación aseguran un ERA cercano o inferior a 3, lo cual acompañado de la alineación de bateadores, sin duda supondrá un gran número de victorias para el equipo.

El siguiente nombre en la rotación es un recién llegado tanto a los Dodgers como a la Nacional. David Price sin duda llega al equipo con menos flashes de los que sería esperado debido a la compañía que tenía en su traspaso, pero no debemos desmerecer por ello a este jugador. Si bien es cierto que viene de una temporada floja, con un ERA por encima de .400 por segunda vez en su larga carrera (la otra vez fue en su segunda temporada), también es cierto que llega tras conseguir su mejor marca de K/9 con 10.73 y que la temporada pasada apenas registró poco más de 100 innings, lo cual puede alterar perfectamente sus estadísticas más generales.

Lo cierto es que a la hora de valorarlo se ha escuchado mucho a la opinión crítica que Price tenía entre los periodistas de Boston, pero debemos entender que en Boston se le debía de exigir por los más de 30 millones anuales que ganaba y por lo tanto se esperaba de él el rendimiento de un Ace en su prime, pero para los Dodgers supone un salario anual de 16 millones únicamente y sin duda a ese precio la relación coste/calidad de un pitcher como Price es muy favorable para el equipo.

La mayor duda que podemos tener es su capacidad para adaptarse a la liga Nacional, pero en un veterano como él, no debería ser muy difícil, al fin y al cabo a lo largo de toda su carrera se ha enfrentado en innumerables ocasiones a equipos de la Nacional, además de haber experimentado todos los campos que visitará este año.

Estos dos jugadores Kershaw y Price son los abridores que para mi podrían formar parte de las rotaciones paralelas o que disfrutarán de descansos extra a lo largo de la temporada para intentar conseguir que lleguen en forma a las eliminatorias y evitar cualquier posible problema de lesiones como le ha pasado a Kershaw anteriores temporadas o a Price la temporada pasada por ejemplo.

El siguiente nombre es otro recién llegado, pero en este caso se trata de un regreso tras una temporada ausente en la ciudad angelina. Alex Wood es otro de los miembros de la rotación, no sólo por sus comentarios acerca de que su fichaje se debía a su más que segura posición en la rotación, sino porque su rendimiento en los Dodgers antes de su breve paso por los Reds y su lesión, fue extraordinario. Podemos poner la temporada pasada en Cincinnati entre paréntesis en su carrera, las lesiones, la desmotivación y un estadio propenso a favorecer los HR, no jugaron a favor de un pitcher dado a provocar groundouts entre sus rivales. Una vez eliminada esta temporada, sólo tenemos años de calidad, con ERAs en el entorno del 3 o inferiores y una prodigiosa estadística de HR/9 inferior a 1 en todas sus temporadas, que sumado a la potente defensa que vamos a tener puede favorecer sus números de manera evidente.

Por último en el caso de la rotación de 5 miembros el puesto final de la misma sería para Julio Urías, el niño prodigio. Tras cuatro temporadas en los Dodgers, parece que su momento ha llegado de nuevo y una vez dejado atrás cualquier problema médico y alguno que otro extradeportivo, esta temporada Urías será parte del quinteto inicial. Un final de año a muy alto nivel, grandes esperanzas puestas en él por el equipo técnico y unas más que destacables cualidades en el montículo, pero sobre todo muchos interrogantes. Personalmente espero un gran rendimiento, creo que responderá a la confianza depositada en él y que puede ser el primer paso a establecerse como Ace en los Dodgers, pero la exigencia es máxima y no todos la alcanzan, de todas maneras el equipo tiene profundidad y alternativas para el puesto y sin duda podría optar por visitar el mercado en el caso de que él o alguno de los anteriormente nombrados miembros de la rotación, no aporte lo que se espera de ellos.

Para finalizar este bloque me gustaría mentar a los posibles miembros de la rotación de 6 jugadores o los comodines que den descanso a Price y Kershaw en el caso de una rotación de 5.

Ross Stripling estuvo a punto de abandonar el equipo en un traspaso a los Angels del que no disponemos información suficiente, pero que a todas luces parecía un tremendo error por parte de Friedman (y eso si que hace que todo parezca muy raro) y que mandaba a dos jugadores contrastados como Pederson y Stripling a los Angels además de un prospect, a cambio de un rookie con una temporada prometedora en Anaheim. Pero finalmente no sucedió y Stripling sigue siendo parte de estos Dodgers para aportar calidad y versatilidad. Puede que no tenga asegurado un puesto de abridor, pero sin duda será de los primeros en subir a la rotación en caso de lesiones o descansos y pese a no ser un jugador de bullpen especialista, aportará relevos largos de mucha calidad. Personalmente me gusta mucho el jugador, me parece una versión de Maeda con más posibilidades de hacerse un puesto en la rotación que el japonés.

Jimmy Nelson es el otro miembro de los comodines que ayudarán a que los más veteranos no se sobrecarguen de partidos, en su caso no lo veo como miembro de una rotación de 6, creo que antes se apostaría por los jóvenes May o Gonsolin, pero si como ese sustituto en caso de querer dar descanso o alguna lesión puntual de corta duración, que permita no alterar las rutinas del resto de pitchers de la rotación.

Por último comentar sobre nuestros prospectos, Dustin May y Tony Gonsolin, la franquicia destaca por su buen trato a las granjas y su gusto por cuidar la evolución de sus jugadores, creo que ambos son candidatos a subir al equipo tanto por necesidad derivada de una lesión como por bajo rendimiento de alguno de los titulares, pero también creo que ponerlos ahora mismo en la rotación supondría una presión extra e innecesaria para ellos. Por eso los descarto de la rotación de abridores inicial y por extensión del bullpen, lugar que sólo ocuparía en postemporada ya que ambos son valorados como abridores tanto por el staff como por los scouts de los Dodgers. Ambos iniciarán la temporada en los Oklahoma y esperaran por su oportunidad a la vez que siguen desarrollándose.

Buehler Walker dodgers beisbol mlb
Walker Buehler (Foto: MLB)

Relevistas Los Angeles Dodgers 2020

Si no hubiera llegado Betts, sería la unidad más reforzada, pero también si no hubiera llegado Betts, no seríamos candidatos a las World Series, así que mejor hablamos de lo que es y no de lo que hubiera.

El bullpen es muy diferente tras los refuerzos de invierno, sabemos que Jansen ha finalmente optado por estudiar e intentar comprender cuál es el problema o las diferencias que han hecho que su Cutter no sea tan efectivo, pero los equipos no pueden quedarse esperando a ningún jugador y los Dodgers, aunque muestren confianza no traspasandolo o buscando claramente un relevo, si se han cubierto las espaldas con la firma de Blake Treinen. No es alguien que vaya a enviar a Jansen a la irrelevancia de buenas a primeras, pero si es alguien que tiene experiencia y ha rendido a alto nivel como Closer en los Athletics, con lo que tienes una baza más que jugar en el caso de que cualquier esperanza en la recuperación de Kenley desaparezca. En caso de que no fuera necesario, tienes un buen Support que viene de hacer una mala campaña, pero del que puedes esperar que se recupere y ofrezca un buen nivel para el equipo.

Dejando atrás el puesto de Closer, y habiendo ya metido un pie en la posición de Support, seguiremos hablando de otros dos relevistas que continúan en el equipo y podrían ejercer esa función, como son Joe Kelly y Pedro Baez. Mientras Joe viene de una temporada llena de altibajos, donde parece q no acabó de encontrarse cómodo, Pedro fue una de las pocas luces de un bullpen que dió muchos quebraderos de cabeza a la afición la temporada pasada. Sería exigente esperar unos números parecidos al año pasado por parte de Baez, sobre todo en lo concerniente a WHIP y HR/9, pero si el rebote no es elevado y Kelly consigue encontrar la manera de mantener el nivel que demostró en verano, podemos estar tranquilos y confiados en que los partidos tendrán unos finales sin sobresaltos.

Esta temporada se inaugura la regla de los tres bateadores y gracias a ella nuestro siguiente relevista era visto como posible descarte entre la afición angelina. Adam Kolarek viene de una exitosa conversión en especialista “one single man” que lo ha llevado a la nada desdeñable cifra de 1 ER en toda la temporada. Si bien es cierto que su muestra se ha visto limitada a poco más de 11 innings completos, todos los que seguimos al equipo estaremos de acuerdo en definir como exitosa su labor, tanto como para ser una de las principales críticas que se lanzaron a Roberts por su decisión de mantener a Kershaw en el montículo los pasados playoffs. Está claro que la regla va a afectar a su rendimiento y Roberts tendrá que esforzarse más a la hora de seleccionar el momento de darle entrada en el juego, pero también es cierto que la regla tiene sus trucos, cuanto más avanzado esté el inning, Kolarek tendrá que enfrentar menos bateadores, y por lo tanto su labor de especialista no desaparecerá del todo.

Finalmente el bullpen se completa con Scott Alexander y Dylan Floro, ambos han visto relegado su tiempo de juego por las distintas incorporaciones al grupo, pero aportaran profundidad y calidad a los relevos durante la temporada regular, especialmente Alexander quien se ha mostrado tremendamente efectivo en temporadas anteriores.

No debemos olvidar que a este grupo posiblemente pertenezcan Stripling y Nelson a lo largo de la temporada y que muy probablemente tengamos 2 prospects que turnaran su tiempo entre menores y MLB y que pertenecerán a este grupo también. Primero la nueva adquisición Brusdar Graterol y su recta a 100 mph, que esperamos hagan las delicias de los aficionados eliminando bateador tras bateador y por otra parte Caleb Ferguson, del que aún no he perdido la esperanza de que sea capaz de traducir sus números en las menores a la MLB e incluso recuperar su estatus de abridor.

Dodgers bullpen 2020 beisbol mlb
Bullpen de Los Ángeles Dodgers 2020 (Foto: MLB)

General Manager

Andrew Friedman

Afortunadamente para la franquicia, pocas novedades podemos aportar sobre la figura de Andrew Friedman. Si no lo habéis notado en esta o anteriores entradas, valoro su trabajo entre mucho y muchísimo y desde esta cuenta le damos todo nuestro apoyo en su labor.

Mantener constantemente un sistema de granjas envidiable, una economía saneada y un equipo de élite aspirante al título, sería suficiente para tener feliz al más exigente propietario y a la más dura de las aficiones, si a eso le añades un comportamiento ejemplar y una mejora constante de la imagen de la franquicia, ¿qué más puedes pedir?.

Pues aun así no le han faltado críticas temporada tras temporada alegando que no arriesgaba lo suficiente buscando el anillo y que terminar con la sequía de títulos de la entidad bien valía tirar la casa por la ventana y con ella todos los prospects y las temporadas venideras.

Pues bien, en un movimiento de genialidad, y pese a una más que cuestionable jugada de los Red Sox, ha conseguido mejorar el equipo con un jugador top-5 y un Cy Young y mantener un puesto entre las mejores canteras de la liga, la cuadratura del círculo. Si aún no os llegaba, añadir un prospect top 100 y una tercera ronda de draft a la ecuación y estáis llegando a lo que es capaz de hacer con la paciencia y las armas adecuadas.

Estamos encantados con nuestro GM y esperamos que la extensión firmada este año sea la primera de muchas en el futuro. Desde luego, eso significaría que las cosas siguen yendo tan bien como hasta ahora, tanto para él como para la franquicia.

Andrew Friedman beisbol mlb
Andrew Friedman (Foto: MLB)

Entrenador

Dave Roberts

Llega la hora de la polémica y es que pocas cosas hay más seguras que la afición Blue está dividida en su apoyo a nuestro entrenador Dave Roberts.

Cinco años han dado demasiadas derrotas dolorosas y decisiones cuestionables como para no resentirse en el puesto. Una victoria en cualquiera de las finales disputadas habría zanjado las dudas y cerrado las bocas. Los títulos de división, el constante rendimiento del equipo, la falta de problemas en la plantilla, la más que evidente evolución de los jugadores, nuevamente un perfil bajo, poco dado a acaparar titulares.. todo habría sido valorado de otra manera con ese condenado título.

Pero como ya dijimos vivimos en el ahora, no en el “y si” y la realidad es que pese a todos los puntos a favor mencionados, los que lo seguimos apoyando nos encontramos en una carrera contra el reloj de la paciencia de Friedman que es movido por la exigencia, cada vez más acuciante, de una afición hambrienta de títulos, y por si fuera poco, Friedman no nos lo pone nada fácil mejorando el equipo temporada tras temporada.

Las bondades de Roberts las conocemos todos, buen manejo de vestuario, excelente gestión de la temporada regular, excelente recuperando jugadores y equipos de malas rachas e incluso la justa mano dura y carácter para que no le tiemble el pulso si tiene que mandar a más de uno de vuelta a las menores para recuperar el “toque” y la forma para competir.

Sus defectos también son conocidos, su gestión en los partidos más relevantes de estos años lo ha dejado más que señalado como incapaz de alcanzar el título. No entraremos en el fondo de las críticas y solo confiaremos en conseguir por fin el ansiado título que termine la sequía y con ello las dudas de su gestión. Agradecemos la estabilidad en el banquillo y no habría mejor signo de que las cosas van bien, si esta sigue siendo una de las marcas de la franquicia.

Dave Roberts
Dave Roberts (Foto: MLB)

Puntos fuertes Los Angeles Dodgers 2020

Creo que podría escribir un artículo entero para hablar sobre los puntos fuertes del equipo en 2020, pero tendremos que concretar por el bien de la guía.

No es fácil escoger sólo unas pocos de todas las armas que los Dodgers presentarán en el campo esta temporada, pero entiendo que lo mejor es centrarse en aquellas cosas que el equipo tiene mejor que la temporada pasada.

Mookie Betts, si algo nos hace diferentes respecto a la temporada pasada es contar con un top-5 en la alineación titular. No podemos desmerecer a Bellinger, rookie del año, actual MVP, pero Betts aún está a otro nivel. La calidad en ataque y defensa, la amenaza constante, la experiencia.. todo suma a la hora de conseguir el título.

El segundo punto fuerte es una extensión del primero y es que la llegada de Betts nos ofrece una explosiva parte baja de la alineación de bateo. Nadie va a querer enfrentarse a ella y muchos tendrán pesadillas después de sufrirla.

Otra mejora respecto al año pasado es la versatilidad en la parte final del bullpen. Disponemos de un segundo Closer de garantías y las posibilidades para las entradas finales de los partidos se multiplican, lo que esperamos se traduzcan en una mejora de prestaciones respecto al año pasado.

Por último y no menos importantes, los rookies que asombraron a la afición y a la MLB el año pasado, tienen un año más de experiencia y sin duda, confiamos en que eso se muestre como algo diferencial que aporte a todas las líneas. Tanto al bate Smith, Lux, Beaty o Rios como lanzando May y Gonsolin, deberían seguir sumando cada vez más al equipo a medida que se asientan en la liga.

Puntos débiles Los Angeles Dodgers 2020

Si resumir los puntos fuertes era complicado, destacar las debilidades del equipo no lo es menos, pero trataremos de exponer las dudas que como aficionados tenemos del propio equipo y que seguro compartiremos más de uno.

El bullpen aunque reformado sigue teniendo más dudas que certezas en el puesto de closer, dependemos de una recuperación de Jansen o de su sustitución por un Treinen que viene de hacer una mala temporada, con lo que sí o sí dependemos de que uno de los dos se  recupere. No es el peor de los escenarios, pero prefería tener más certezas en una posición tan importante.

La rotación de abridores ofrece muchas posibilidades, pero el año pasado empezamos el año con 3 Aces en el equipo, junto con un veterano de mucha calidad y sólo una plaza para la terna de abridores-relevistas que teníamos. Este año contamos con 3 aces, pero uno de ellos viene de una mala temporada, el veterano es sustituido por otro abridor que viene de una temporada también mala con lesiones de por medio y finalmente el último puesto de la rotación es una apuesta de futuro. Jugamos con abanico de posibilidades muy amplio para mi gusto, que va desde terminar con una rotación de 2 jugadores sólidos y 3 dudosos o que vayan rotando a tener una de las rotaciones más impresionantes si Price y Wood vuelven a su nivel y Urías demuestra todo lo que se espera de él.

Por último quería destacar la presión añadida que supone la llegada de Betts y Price, la sequía de títulos y el caso de las trampas en las 2 finales disputadas. Si normalmente el equipo tiene una exigencia enorme, este año vamos a batir récords al respecto. Confiamos en que tanto jugadores como staff lo manejen bien, pero no va a ser nada sencillo ni positivo llegar a Otoño con todo eso a la espalda.

roster los angeles dodgers 2020 beisbol mlb

Conclusiones

La temporada 2020 creo que va a dejar huella para Los Angeles Dodgers tanto para bien como para mal. En el caso de ser exitosa, podemos estar escribiendo hitos históricos para la franquicia que perduren en el tiempo. En el caso de fracaso, sin duda será recordada como una de las más catastróficas de la franquicia.

Pero lo que más quiero destacar es las ganas que como aficionado tengo de que empiece la liga y poder ver y disfrutar con mis ojos de todas esas incógnitas que nos presenta la rotación y el bullpen y del absoluto espectáculo que espero ver de manos de los bateadores del equipo.

¿Quién será el rookie que nos sorprenderá este año? ¿Cómo será nuestra defensa en los jardines con Pollock, Bellinger y Betts? ¿Cuál será el récord de HR para la nueva temporada? ¿Puede Kershaw volver a evolucionar su estilo? ¿Que versión de Price veremos? ¿Se convertirá Urías en un Ace? ¿Bellinger repite MVP? ¿Muncy liderará la lista de HR.

Evolución Dodgers beisbol mlb

Evolución

Los datos no mienten, 5 años seguidos por encima de 90 victorias, 5 años ganando la división y 5 años de derrotas en las eliminatorias. No podemos sacar ninguna tendencia en concreto que no sea la consistencia en alcanzar la meta de la postemporada. El equipo ha sido diseñado para luchar por los títulos año tras año y si algo ha demostrado es que cumple.

Se habla de la debilidad de la división, de los fracasos en las eliminatorias, de.. los peros son muchos, pero las realidades también. La meta una vez más será el título, esperemos que este año no aparezca la derrota en nuestro camino.

Muchas preguntas y más ganas. Play ball!