Los Cardinals fuerzan el Quinto Partido de la Serie

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El partido disputado ayer era clave para los Cardinals. Si ganaban, seguían con vida y jugaban el quinto partido. Si perdían, se acababa la temporada. Y no hay equipo de la MLB que se maneje mejor en este tipo de partidos que los Cardinals. Los Braves por su parte tenían la oportunidad de sellar su pase a sus primeras Series de Campeonato desde el 2001. Este juego se disputó en un escenario que ya ha vivido varios partidos de este calibre en sus pocos años de existencia, el Busch Stadium, en una bonita tarde-noche otoñal.

Los Cardinals abrían el partido con Dakota Hudson, una de las jóvenes promesas del siempre productivo farm system del equipo de Missouri. Los Braves por su parte confiaban en la experiencia de Dallas Keuchel para abrir en este partido decisivo. Así que para este partido los dos equipos optaban con soluciones totalmente opuestas en experiencia en el montículo.

El primer equipo en golpear fueron los Cardinals. Lo hicieron gracias a dos cuadrangulares consecutivos de Paul Goldschmidt y Marcell Ozuna en la parte baja de la primera entrada (2-0). Para este tipo de partidos los Cardinals han adquirido a Paul Goldschmidt y Marcell Ozuna. Y pronto hicieron acto de presencia. Y no sería la única vez.

Los Braves respondieron en la tercera entrada después de dos entradas en las que apenas le hicieron daño a Hudson. La entrada parecía esperanzadora para el equipo de Georgia después un hit de Swanson y otro de Acuña Jr. Con corredores en primera y tercera, Albies conectó un fly de sacrificio y Freeman fue eliminado por strikeout. Los Braves recortaron diferencias (2-1 para los Cardinals) pero perdieron una oportunidad de oro para sumar más carreras con los mejores bateadores al plate.

En la siguiente entrada los Cardinals golpearon otra vez con otro cuadrangular de Marcell Ozuna. Los Cardinals volvían a tener dos carreras de ventaja (3-1).

En la quinta entrada los Braves le dieron la vuelta al marcador. En primer lugar Swanson conectó un doble. Los Braves anotaron después de sendos errores de Molina y Carpenter. Con Duvall en la primera base, Albies conectó un cuadrangular para consumar la remontada de los Braves. Después de esta entrada los Braves ganaban 4-3. Los Cardinals pudieron resolver esta entrada sin mayores daños pero la defensa falló y eso les costó tres carreras. Es aquí en la postemporada donde los detalles cuentan más y los errores se castigan más duramente. Y la defensa es un elemento clave.

Llegados a este punto del partido, los dos abridores estaban ya fuera del campo. Era el turno de los relevistas.

La sexta y la séptima entrada transcurrió sin novedades para los Cardinals y dejando el casillero de carreras a 0.

Para los Braves la sexta y la séptima entrada no supuso añadir carrera alguna. No obstante tuvieron varias oportunidades para ello. Aquí volvemos a entrar en el terreno de los detalles. Esos detalles que la sabermetría (la sabermetría es importante pero no lo es todo, afortunadamente) no es capaz de medir y que son tan importantes. En la sexta entrada los Braves consiguieron llenar las bases pero los tres outs recibidos fue mediante strikeout. Teniendo en cuenta los errores de la anterior entrada de los Cardinals, era clave seguir presionando a la defensa. Y eso se hace haciéndola trabajar. Y eso se consigue haciendo contacto con la pelota. En la siguiente entrada los Braves empezaron con un triple de Acuña Jr. Sin embargo no consiguieron empujar la carrera correspondiente a Acuña Jr. Y también llenaron las bases. Otra oportunidad de oro perdida.

En la octava entrada los Cardinals empatarían el partido fruto de un doble de Paul Goldschmidt y un sencillo de Molina. El valor de Molina en los Cardinals es incalculable tanto en términos de rendimiento como en liderazgo y mentalidad.

La novena entrada transcurrió sin novedades.

En la parte baja de la décima entrada Kolten Wong conectó un doble. Luego hubo base por bola intencional a Paul Goldschmidt. Después Marcell Ozuna movió a los corredores a segunda y tercera base. Finalmente Yadier Molina impulsó la carrera de la victoria con un fly de sacrificio. Aquí se ha demostrado la importancia del contacto en el béisbol. Injustamente infravalorado hoy en día. Y aquí volvemos a entrar en la importancia de los detalles.

Es imprescindible también comentar el gran partido de Acuña Jr. Está claro que el venezolano tiene mucho que aprender pero tiene una mentalidad y unas cualidades fuera de los común.

El miércoles nos espera el desenlace definitivo, el quinto partido de esta eliminatoria en un apasionante partido en Atlanta. Se espera que los Cardinals abran con Flaherty y los Braves con Foltynewicz.