Los Orioles del Siglo XIX

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El otro día, Manuel Barros preguntaba en el chat de «Pitcheos Salvajes» que equipo había sido el que había recibido más pelotazos durante una temporada, así que me fui a Baseball Reference y encontré la respuesta, no eran otros que los Orioles de Baltimore de finales del Siglo XIX, y no era por poco que ostentaban este «récord», eran líderes destacados, y durante varios años consecutivos.

Results
Rk Year Tm Lg tmW-L% R/G G H HR BB SO BA OBP SLG OPS HBP
1 1898 BLN NL .644 6.06 154 1584 12 519 316 .302 .382 .368 .750 160
2 1899 BRO NL .682 5.95 150 1436 27 477 263 .291 .368 .383 .751 125
3 1899 BLN NL .581 5.44 152 1509 17 418 381 .297 .365 .376 .741 122
4 1896 BLN NL .698 7.54 132 1548 23 386 201 .328 .393 .429 .822 120
5 1897 BLN NL .692 7.09 136 1584 19 437 255 .325 .394 .414 .808 115
6 1891 BAL AA .526 6.12 139 1217 30 551 553 .255 .346 .345 .691 111
7 1895 BLN NL .669 7.64 132 1530 25 355 243 .324 .384 .427 .811 106
8 2008 CLE AL .500 4.97 162 1455 171 560 1213 .262 .339 .424 .763 103
9 2018 TBR AL .556 4.42 162 1415 150 540 1388 .258 .333 .406 .740 101
10 1997 HOU NL .519 4.80 162 1427 133 633 1085 .259 .344 .403 .747 100
11 1894 BLN NL .695 9.08 129 1647 33 516 200 .343 .418 .483 .901 98
12 2016 CHC NL .640 4.99 162 1409 199 656 1339 .256 .343 .429 .772 96
13 1890 BUF PL .273 5.92 134 1249 20 541 367 .260 .347 .337 .684 96
14 2019 NYM NL .531 4.88 162 1445 242 516 1384 .257 .328 .442 .770 95
15 2006 PHI NL .525 5.34 162 1518 216 626 1203 .267 .347 .447 .794 95
16 2004 PIT NL .447 4.22 161 1428 142 415 1066 .260 .321 .401 .722 95
17 1890 STL AA .570 6.26 139 1308 48 474 .273 .350 .370 .720 95
18 1997 PIT NL .488 4.48 162 1440 129 481 1161 .262 .329 .404 .733 92
19 1996 TOR AL .457 4.73 162 1451 177 529 1105 .259 .331 .420 .752 92
20 1903 NYG NL .604 5.13 142 1290 20 379 465 .272 .338 .344 .681 92
Provided by Baseball-Reference.com: View Original Table
Generated 1/30/2020.

De los 7 primeros equipos, seis son temporadas de los Orioles, el que se cuela en segundo lugar son los Brooklyn Superbas de 1899. El año 99 fue un año calentito para los bateadores, dos de los tres equipos con más pelotazos son de esa temporada. No debían andar los nervios alterados ni nada, supongo que también hablaban del fin del mundo cuando cambiara el siglo y no debían querer dejar cuentas pendientes para un futuro incierto.

Los jugadores «más afortunados» de ese equipo del 98.

Team Batting
Rk Pos Name Age G R H SB BB SO BA OBP SLG OPS OPS+ HBP
1 SS Hughie Jennings 29 143 135 175 28 78 20 .328 .454 .421 .876 149 46
2 1B Dan McGann# 26 145 99 161 33 53 30 .301 .404 .393 .796 126 39
3 3B John McGraw* 25 143 143 176 43 112 13 .342 .475 .396 .871 148 19
4 C Boileryard Clarke 29 82 26 69 2 4 14 .242 .289 .274 .563 60 15
5 2B Gene DeMontreville 25 151 93 186 49 52 25 .328 .394 .369 .763 117 10
6 OF Ducky Holmes* 29 113 54 126 25 23 41 .285 .333 .355 .689 95 9
7 OF Jake Stenzel 31 35 33 35 4 12 4 .254 .340 .319 .659 87 6
Provided by Baseball-Reference.com: View Original Table
Generated 1/30/2020.

Hughie Jennings y Dan McGann debían estar contentos durante esos años, Jennings recibía un bolazo cada tres partidos, pobre hombre.

Los Orioles del 98 recibieron 160 pelotazos en 154 partidos, más de uno por partido.  Los equipos del 96 y años anteriores jugaban con desventaja para liderar este ranking, jugaban menos de 139 partidos por temporada.  La inmensa mayoría de los equipos de esta clasificación están con récord positivo de victorias y derrotas, más de .500, pero uno está muy por debajo, los Buffalo Bisons de 1890, que sólo consiguieron un .273 y no dejaron de pegar pelotazos a sus bateadores, un infierno, porque los otros recibían y ganaban, pero estos pobres, no dejaban de perder y recibir golpes de la bola.  Y los strikeouts, que pocos strikeouts había en este deporte cuando se empezó a jugar, salía a una media aproximada de un Hit By Pitch por cada dos Strikeouts.  Otros tiempos, otro mundo y el mismo deporte, jugado con el carácter de la gente de esos años, tipos duros que se dejaban el alma en cada lanzamiento, en cada bateo, en cada atrapada.  Ya no quedan tipos así, ya no quedan hombre como Gary Cooper.

Los Orioles fueron campeones durante tres años consecutivos, de 1894 a 1896, el equipo del 98 quedó en segundo lugar. La franquicia cambió en el 92, cuando Ned Hanlon dejó de ser jugador y pasó a entrenarlos, estuvo en Baltimore del 92 al 98, y en el 99 se fue a…  Evidentemente a los Brooklyn Superbas, el segundo equipo que más bolazos ha recibido, en el 99, cuando llegó el bueno de Ned y su «filosofía» de juego con los Hit By Pitch.  Estos Orioles de finales del siglo XIX cambiaron el juego, apostaron por el «small ball», el «inside baseball», el hit and run, robar bases y perfeccionar los bunts.  Todavía no había llegado la «revolución» del Home Run, que llegaría en los felices años 20.  Los equipos del siglo diecinueve no llegaban ni a 30 Home Runs por temporada.

Los Orioles de esa época fueron definidos como el equipo que usaba un lenguaje más soez, con mucha diferencia, «fueron tres veces el más malos que cualquier otro equipo de béisbol».  Con toda seguridad, uno de los equipos más malvados de la historia del deporte.  Se peleaban con el otro equipo y algunas veces hasta llegaron a las manos con los umpires.  Un nombre destacaba sobre el resto, John McGRaw, que fuera del campo todos los definían como un caballero, inteligente, agradable y que podías hablar con él de cualquier cosa, pero cuando se ponía a jugar al béisbol se transformaba en un auténtico animal.  Eran épicas sus broncas con los árbitros y lo rápido que pagaba todas las multas que le caían, que no eran pocas.

«En el club de Baltimore solíamos tener una fila de fotos colgadas de los jugadores visitantes en la pared del banquillo, y cuando salían al campo ya teníamos el pico preparado para no dejar que meternos con ellos.»  Eso explicó algún jugador de los Orioles, pero otras fuentes cuentan que esto es más leyenda que realidad, pero que importa, las leyendas siempre son más divertidas.

En 1896, el lanzador retirado Jimmy Galvin dijo que, como jugador, «nunca escuché un lenguaje tan repugnante y vil como el que usaba Patsy Tebeau, Jack O’Connor y varios de los jugadores de Baltimore.  Estoy asombrado de que un tipo tranquilo y modesto como Ned Hanlon lo haya tolerado en su equipo. Por supuesto, en los viejos tiempos hubo jugadores que perdieron los estribos y maldijeron al árbitro, pero no al nivel que ellos lo hicieron.»

En 1895, después de un partido de los Orioles en Pittsburgh, se escribió en la «Pittsburgh Commercial Gazette», «es muy divertido ver a los jugadores de Baltimore pelear e insultarse entre ellos cuando una pelota se escapa. Ayer Steve Brodie, Joe Kelley y Willie Keeler tuvieron una gran pelea en el jardín «.   Se contaba que McGraw a veces agarraba el cinturón de un corredor para evitar que anotara.

Juego de Brooklyn en Baltimore en 1896. Con las bases llenas, el campocorto Jennings lanzó una bola al plato. Después de golpear una piedra, la bola aterrizó en un cubo de agua. El receptor Wilbert Robinson, al meter la mano en el cubo sacó una esponja. Le arrojó la al picher Sadie McMahon que cubría el home, y este puso la esponja, todavía empapada, sobre el corredor Mike Griffin, quien entró deslizándose desesperadamente. Mike caminó hacia el banquillo como una rata ahogada.

Un béisbol que parece que no volverá, ya no se entiende así el juego, pero debemos recordar esta historia, porque para saber lo que somos debemos saber de donde venimos.