No. 82: Roberto Alomar. Mejores jugadores de la Historia del Béisbol

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Sandy Alomar Senior, padre de Roberto Alomar, era un jugador con varias habilidades. Podía jugar en el campo (jugó en la segunda base pero tenía casi 200 partidos como ShortStop), podía correr y podía jugar de catcher cuando era necesario. Su debilidad, si se quiere, era que no podía golpear ni una sola vez. Cada generación parece tener un puñado de este tipo de jugadores del infield que no pueden golpear, pero que por alguna razón u otra (defensa, correr las bases , liderazgo o algo inexplicable) atraen a los equipos lo suficiente como para obtener un montón de apariciones en el plato en las grandes ligas

En los últimos años, hemos tenido a Cesar Izturis, Neifi Perez y Rey Sanchez.

En los años 70 y 80, teníamos a Ozzie Guillén, Alfredo Griffin, Tim Foli, Mark Belanger y Roger Metzger.

En la década de los 60, teníamos a Sandy Alomar, Ed Brinkman y otros.

Te puede interesar: Mejores Jugadores de la Historia del Béisbol

Alomar medía sólo un metro y 74 centímetros, pesaba 63.5 kilogramos, y consiguió 5,160 apariciones en el plato en una carrera de 15 años, no fue una hazaña, con un OPS + de 69 en su carrera. Llegó a .245 / .290 / .288 en su vida deportiva. Su porcentaje de slugging fue de .288, empatado a Bud Harrelson como el segundo más bajo de todos los jugadores desde Deadball con 5.000 apariciones en el plato (Mark Belanger bateó para .280). De todos modos, los equipos siguieron confiando en él. Por su defensa. Por su velocidad. Por su carisma. Obtuvo más de 500 apariciones en el plato para los Yankees de 1975. Jugó para los Angelinos de 1970 y 1971, y lideró la liga en apariciones en el plato durante ambos años. Un año bateó .251 / .302 / .293 y jugó en el equipo All-Star.

Pero, por supuesto, su mayor contribución al béisbol fue ser el padre del receptor All-Star Sandy Alomar Junior y del segunda base, que está en el Salón de la Fama, Roberto Alomar.

Roberto Alomar en los Orioles (www.biography.com) mejores jugadores de la historia del beisbol mlb
Roberto Alomar en los Orioles (www.biography.com)

¿No os fascinan los padres e hijos del mundo del béisbol? Hubo siete combos de padre e hijo en la historia del béisbol, donde los dos jugaron en el equipo All-Star en la misma posición (contando los tres puestos de Outfielder como iguales). En el Outfield, tienes a Felipe y Moisés Alou, a los Ken Griffeys, a los Gary Matthews, a Bobby y Barry Bonds. En primera base, tienes a Cecil y Prince Fielder. En el puesto de catcher, tienes a Randy y Todd Hundley.

Y luego, en la segunda base, solo, tienes a Sandy y Roberto Alomar. Eso debe ser sensacional, no solo ver a tu hijo tener éxito en su deporte, sino tener éxito en tu posición. Del grupo, podrías decir que otros padres e hijos parecen más similares que Sandy y Roberto Alomar. Los más parecidos son probablemente Bobby y Barry Bonds, ambos extraordinarios jugadores de poder, de velocidad, que ganaron Guantes de Oro en el outfield (Bobby en la derecha, Barry en la izquierda), y a muchas personas del mundo del béisbol no les cayeron bien. Cecil y Prince Fielder también comparten mucho: ambos son fuertes como primera base y con gran poder. Es interesante que, en ambos casos, el padre era diestro, y el hijo zurdo.

Roberto Alomar era un jugador mucho mejor que Sandy, aunque gran parte de esto simplemente se debía a sus característicias físicas. Roberto Alomar era más grande que su padre (1.82 de estatura, 83 kilos), probablemente un poco más rápido y definitivamente mucho más fuerte. Sandy bateó 13 Home Runs en toda su carrera. Robbie conectó más de 13 Home Runs en siete temporadas diferentes. Pero una vez que miras más allá de las claras ventajas físicas de Robbie (él también jugó en una época significativamente mejor para los bateadores) realmente hay similitudes sorprendentes. Sandy era un bateador ambidiestro y le enseñó a Robbie a cambiar de golpe. Sandy robó más de 200 bases en su carrera, Robbie robó casi 500. Sandy fue un gran jugador. Robbie fue uno de los mejores jugadores de su tiempo. Está bastante claro quién enseñó a Roberto Alomar a jugar al béisbol.

Y estuvo allí desde el principio. A los 20 años, Roberto Alomar jugó una temporada completa para los San Diego Padres, consiguiendo un OPS + por encima del promedio con una brillante defensa. Ya era más o menos un jugador terminado. Mejoraría con la experiencia, pero de inmediato se convirtió en un buen jugador de Grandes Ligas. Me pregunto cuánto le ayudo en su vida pasearse por los clubhouses con su padre. Me pregunto cuánto le ayudó tener un padre en las Grandes Ligas (y un hermano de las Grandes Ligas).

Aquí hay algo: las estadísticas de carrera de Alomar son sorprendentemente similares a las de Barry Larkin.

Larkin: .295 / .371 / .444, OPS + 116

Alomar: .300 / .371 / .443, OPS + 116

Larkin obtuvo 379 bases en 456 intentos (83%).

Alomar robó 474 bases en 588 intentos (81%).

No vas a encontrar dos jugadores mucho más similares ques estos. Alomar ganó 10 Guantes de Oro como segunda base, mientras que Larkin ganó tres como ShortStop, pero los números defensivos sugieren que Alomar estaba un poco sobrevalorado como jardinero, Larkin un poco subestimado.

Roberto Alomar en los Blue Jays (MLB) mejores jugadores de la historia del béisbol
Roberto Alomar en los Blue Jays (MLB)

Entonces, ¿cómo separamos a los dos? El WAR le da a Larkin una ventaja de cuatro triunfos debido a la defensa. Pero elegí a Alomar por su presencia. No me refiero a “presencia” en la cuarta definición de la palabra (maneras impresionantes), sino en la más obvia (estar presente en un lugar o cosa).

Larkin tuvo cuatro temporadas con más de 150 juegos, Alomar tuvo ocho. Alomar, en una carrera más corta por años, jugó en 200 partidos más. Esto permitió a Alomar tener un mayor impacto en temporadas específicas. Alomar creó más de 100 carreras para los Blue Jays de 1992 y 1993, y ambos años ganaron las Series Mundiales. Creó 139 carreras para los Indians de 1999 (que ganaron 97 juegos y jugaron los Playoffs) y 138 carreras para los Indians de 2001 (que ganaron 91 juegos y llegaron de nuevo a los Playoffs).

En total, Robbie Alomar creó 100 carreras en siete temporadas diferentes, y los siete equipos ganaron al menos 88 juegos, cinco de esos equipos llegaron a los playoffs. Larkin creó 100 carreras cuatro veces. En un escenario imaginario, donde sé que ambos jugadores estarán sanos todo el año y jugarán al menos 155 partidos, podría elegir a Larkin. Pero los escenarios imaginarios son sólo eso. Y uno de los talentos más subestimados en el béisbol, y probablemente en la vida, está apareciendo.

Artículo original de Joe Posnanski

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *