No. 88: Tim Raines. Mejores jugadores de la historia del béisbol

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Si tomas la temporada de la huelga, que fue más corta, la de 1981, de Tim Raines y la distribuyes en 150 partidos, Raines proyectaba robar 121 bases. Si eso hubiera sucedido, Raines, no Rickey Henderson, hubiera roto la increíble marca de bases robadas de Lou Brock (Henderson la rompió al año siguiente). Me pregunto si algo tan simple hubiera marcado la diferencia en la forma en que se percibe la carrera de Tim Raines.

Considera a Steve Garvey. La gente no metió en el Salón de la Fama a Steve Garvey. Estuvo en la boleta durante los 15 años, en una votación obtuvo hasta el 42.6% de los votos, y no ingresó. Después de todo, TAMBIÉN se realizó la votación en la Era de Expansión del Comité de Veteranos. No entró. Todavía hay voces que siguen pidiendo que entre en el Salón de la Fama.

¿Por qué? ¿Qué tiene Steve Garvey que hace que un grupo de personas sea tan inflexible a la hora de meterlo en el Salón de la Fama? Olvídate de sus problemas personales. Olvida las estadísticas avanzadas. Veamos lo básico. No golpeó .300. Su capacidad de embasarse está por debajo del promedio de .323 (suponiendo que OBP no sea una estadística avanzada). No se acercó a los 3.000 hits, ni siquiera logró 300 Home Runs, sólo una vez conectó 30 Home Runs, nunca bateó 40 dobles, nunca anotó 100 carreras, sólo cinco veces consiguió impulsar 100 carreras (Joe Carter lo hizo 10 veces). ¿Y porque insisten tanto con su tema?

La respuesta: Steve Garvey era famoso. Ganó un premio al MVP que seguramente no debería haber ganado en 1974. Hizo cosas notables como conseguir 200 hits por temporada y ganar Guantes de Oro. Él estaba en la televisión cada vez que conseguía una buena jugada, golpeaba bien en la postemporada, tenía una personalidad extremadamente agradable. E incluso, cuando las cosas se pusieron feas para él con todos los casos de paternidad y dinero, y todo lo demás, TODAVÍA era famoso o infame, y en el mundo de hoy, a menudo, es complicado encontrar la diferencia.

No. 88: Tim Raines. Mejores jugadores de la historia del béisbol montreal expos

Ahora considera a… Al Oliver. Creo que puedo decir esto con mucha confianza: Al Oliver fue mejor bateador que Steve Garvey. El promedio de bateo de su carrera (.303), el porcentaje de embasarse de su carrera (.344) y su porcentaje de slugging (.451) son todos más altos que los de Garvey. Creó 100 carreras más en su carrera que Garvey.

Y no podías decir que Garvey tuviera un pico más alto. La mejor temporada de Oliver, 1982, es claramente un poco mejor que la mejor temporada de Garvey en 1974.

Oliver: .331 / .392 / .514, líder de la liga con 43 dobles y 109 impulsadas, 90 carreras anotadas, 125 carreras creadas, 150 OPS +.

Garvey: .313 / .342 / .469, 102 carreras creadas, 130 OPS +, MVP.

Después de eso, su segunda, tercera, cuarta y quinta mejores temporadas coinciden más o menos.

Oliver tuvo más hits, más dobles, más triples, más carreras, más carreras impulsadas e incluso una base robada más. Garvey tiene una ventaja en Home Runs y eso es todo.

Defensivamente, Garvey tenía una reputación mucho mejor y probablemente era algo mejor … pero los números no muestran mucha diferencia entre ellos.

¿Alguien está empujando el caso de Al Oliver para entrar en el Salón de la Fama? Estuvo en la boleta electoral un año, no recibió el 5% de los votos y se cayó. No estaba en la boleta de la Era de Expansión, ni hubo ningún clamor sobre su exclusión. Él no tiene un grupo de apoyo del Salón de la Fama particularmente activo. Al Oliver no era famoso, no como Garvey. Él nunca tuvo ese momento. Él nunca fue MVP. Él solo empezó como titular en un Partido de las Estrellas. Él no fue tan bueno en la postemporada. Él no estaba en los shows de los partidos. Era conocido en su día, en gran parte porque era un jugador subestimado (para su disgusto), y eso simplemente no se lleva muy bien después de la jubilación.

Te puede interesar: Mejores Jugadores de la Historia del Béisbol

Tim Raines nunca tuvo ese gran momento. Él nunca fue MVP. Fue nominado para MVP tres o cuatro veces, pero nunca estuvo cerca de ganar una. Comenzó en solo dos All-Star Games, jugó gran parte de su mejor béisbol fuera de los Estados Unidos, nunca lideró la liga en nada después de los 27 años, y era un jugador cuyas habilidades más grandes (llegar a la base, correr las bases, anotar carreras, robar bases con un porcentaje históricamente alto), tienden a no ser tan apreciadas como con otros (promedio de bateo, conectar Home Runs, conseguir carreras).

Tim Raines estaba tan subestimado que incluso él no se dio cuenta de lo bueno que era como jugador. Solía ​​hablar de que Andre Dawson era la verdadera estrella ofensiva de los Expos. Pero Raines, incluso si lo negaba, fue mejor jugador ofensivo que Dawson durante la mayoría de los años. Ni siquiera estuvieron cerca. Estas son las cinco mejores temporadas de Andre Dawson en carreras creadas:

1. 113 (1983)

2. 111 (1987)

3. 106 (1982)

4. 105 (1980)

5. 101 (1990)

Las carreras creadas se basan en las veces que se embasó, el Slugging y los At Bats. Eso es todo. No estamos hablando de algo muy complicado.

Ahora, aquí están Tim Raines, las cinco mejores temporadas en carreras creadas:

1. 132 (1987)

2. 130 (1986)

3. 124 (1984)

4. 124 (1985)

5. 120 (1983)

La quinta temporada de Raines tuvo unos números más altos en carreras creadas que la mejor de Dawson. Era sólo un jugador ofensivo más productivo porque se embasó mucho más que Dawson. Pero, como digo, ni siquiera puedes conseguir que EL MISMO TIM RAINES se lo crea, por lo que sería difícil convencer a una multitud escéptica.

En estos días, muchos de los principales seguidores del Salón de la Fama de Raines harán la comparación de Tony Gwynn, que creo que es buena. La gente piensa en Gwynn como un gran jugador de todos los tiempos, porque realmente era un jugador fantástico y, como Garvey (y no como Garvey, exactamente), era famoso. Ganó ocho títulos de bateo. Ganó cinco Guantes de Oro. Era un artista bateando. Fue elegido en primera ronda para el Salón de la Fama, el 97% de los votos.

No. 88: Tim Raines. Mejores jugadores de la historia del béisbol montreal expos

¿Gwynn era mejor que Raines? Tal vez. Pero cada vez que analizas sus carreras, ves lo cerca que están. Gwynn y Raines llegaron al plato casi la misma cantidad de veces. Gwynn tenía más de 100 dobles. Pero Raines tenía más triples y Home Runs. Cuando juntas todo eso, las bases totales coinciden casi exactamente (Gwynn tenía 226 bases más en dobles, Raines tenía 224 bases más en triples y Home Runs).

Pero, Gwynn tuvo un promedio de bateo mucho más alto (.338 a .294), lo que sugiere que golpeó muchos más sencillos. Gwynn tenía 536 más sencillos que Raines. Eso es sin duda una gran ventaja. Pero el porcentaje de embasamiento de Raines es casi el mismo que el de Gwynn (Gwynn .388, Raines .385) y la razón es que Raines tuvo 540 Walks más que Gwynn. Un golpe vale más que andar, especialmente en ciertas situaciones (corredores avanzando una base extra o anotando) y esto le da a Gwynn una ligera ventaja. Gwynn también fue mejor defensor.

Pero Raines fue un ladrón de bases mucho mejor. Eso no afecta a Gwynn, quien robó más de 300 bases en su carrera. Raines era el maestro. Robó 808 bases. Fue atrapado solo 146 veces. No robó tantas bases como Rickey, Brock o Ty Cobb, pero fue expulsado muchas menos veces. Creo que fue el mejor ladrón de bases puro de todos los tiempos.

¿Gwynn era mejor jugador? Creo que sí, él está más arriba en nuestra lista. Pero Tim Raines está muy cerca. Muy cerca. Si Gwynn es por un 98% miembro del Salón de la Fama, Raines debería serlo por un 90%. Lamentablemente, esa no es la forma como funciona. Tim Raines, incluso sin una gran fama como jugador, tiene muchos partidarios de que entre en el Salón de la Fama, y creo que finalmente lo hará -entró en 2017-. Pero me pregunto si hubiera estado antes si hubiera conseguido el récord de bases robadas como novato.

 

La versión original del artículo de Joe Posnanski

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *