WS GAME 2: ¡Houston, tenemos un problema!

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Segundo partido en el Minute Maid Park de Houston, y como gritaban en la NASA, ¡Houston, tenemos un problema!

Aunque no sirva para nada, desde aquí mi alegato contra los estadios cerrados:

Ver baseball es una experiencia en sí. Verlo bajo un techo es como si fuese un poco menos auténtico.

Cuando quedo con un amigo al que no veo desde hace mucho tiempo, quiero levantarme al día siguiente con dolor de cabeza y sin acordarme de cómo y a qué hora volví a casa.

Lo mismo si voy a ver baseball, no quiero que sea cómodo, relajado y calentito, quiero que sea genuino.

Al baseball se jugó al aire libre durante más de 100 años.

PLAYBALL

 

stephen strasburg justin verlander WS GAME 2: ¡Houston, tenemos un problema! astros washington nationals series mundiales 2019 world series beisbol mlb

Lanza Justin Verlander para los Astros: 3 no hitter en su carrera, uno este mismo año, y pitcher con más strikeouts en postemporada de la historia. En el partido pasará de 200.
Pero esto es baseball, y estamos en Octubre:

*Base por bolas a Turner
*Sencillo de Adam Eaton
*Doble de Rendón, un jugador muy minusvalorado (2-0)

Lanza Strasburg por los Nationals: tercer pitcher de la historia con el ERA más bajo en postemporada (sólo por detrás de Koufax y Mathewson)
¿Les había comentado que esto es baseball? ¿Y que estamos en Octubre?

*Doble de Altuve (que eliminan intentando robar base a tercera)
*Sencillo de Brantley
*Homerun de Bregman (2-2)

A partir de aquí, Verlander y Strasburg vuelven a jugar ellos solos.

Durante las siguientes entradas, serán dioses crueles que se divertirán con los bateadores, eliminándolos como a niños. Los únicos que no parecen chiquillos en sus manos, irónicamente, serán José Altuve (1,65) y Juan Soto (20 años).

WS GAME 2: ¡Houston, tenemos un problema! astros washington nationals series mundiales 2019 world series beisbol mlb juan soto

Juan Soto en el plato es un espectáculo:
*Es paciente pese a su edad
*Siempre termina con cuentas altas, hace trabajar siempre al pitcher
*Se le critica sus movimientos en el plato, su baile (Soto Shuffle), él dice que lo hace sin darse cuenta, que es “un combate entre el pitcher y yo”, así que es una especie de “haka” particular, para marcar su territorio y hacerse respetar.
*Pero igual que se hace respetar, él también respeta: en el partido, tras un strike que lo engañó totalmente, asintió con admiración hacia Verlander.

El partido siguió dominado por los pitchers hasta que llegaron a los 100 lanzamientos:

Parte baja de la Sexta
Strasburg en apuros: con dos corredores en base, y dos outs, sale Tucker como bateador emergente. Pero Stephen sacó su sangre fría y con la cuenta 3-2, le lanzó una curva que el bateador solo pudo abanicar.

MOMENTO CLAVE DEL PARTIDO, PROBLEMA DE LOS ASTROS

En el lanzamiento 100 de Verlander, Suzuki consigue un homerun (3-2)

Entra como pitcher relevista Pressly, pero como a los generales en la antigua Roma, el entrenador de los Astros Hinch, debería haberle susurrado al oído: “recuerda que eres mortal”.

Los bateadores de los Nats ya no tienen al Dios cruel enfrente, y serán ellos los crueles con el relevista:

Dos bases por bolas, dos errores de Bregman, un wild pitch, un paseo concedido a Soto

Demasiados regalos que aprovechan los veteranos: Kendrick, Cabrera y Zimmerman consiguen hits y en un visto y no visto el partido está 8-2.

WS GAME 2: ¡Houston, tenemos un problema! astros washington nationals series mundiales 2019 world series beisbol mlb

El partido está decidido, pero los de Washington huelen la sangre, y no quieren soltar la presa.  Problema irresoluble en Houston.

Dos Homeruns de Eaton y Taylor, y otra vez Cabrera empujando. (12-2)

En la novena, Maldonado sólo maquilla el marcador con un homerun (12-3)

CONCLUSIONES

Hoy fue el primer día que los Astros dio una base por bolas en todo el año. La última vez que un equipo no dio una durante toda la temporada regular, fue en 1955. Esto es un reflejo de la temporada dominante y apacible que tuvieron los Astros, y visto lo visto hoy, quizá demasiado. No sabe reponerse si le sorprenden.

Todo lo contrario son los Nats, un equipo que llevaba un record de 19-31, y para llegar aquí ha tenido que derramar sangre, sudor y lágrimas más que nadie. En ese momento tenían la probabilidad de 0,1 % de ganar las World Series, pero…no sé si les he comentado que esto es baseball…y que estamos en Octubre.  ¡Houston, tenemos un problema!