Anécdotas de la MLB

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

La historia de béisbol está plagada de leyendas, anécdotas de la MLB, que serán ciertas o habrán ido cambiando con el tiempo, pero se cuentan, y aquí os contamos algunas de estas.

 

Después de no ser convocado para el partido de All-Star por el Mánager de los Boston Red Sox, Darrell Johnson, el jugador Jim Palmer, de los Baltimore Orioles, afirmó que no le llamaron por decir que Johnson era un idiota, pero él nunca había afirmado tal cosa, como dijo en rueda de prensa

«Yo no llamé a Johnson idiota, alguien se lo dijo y yo solo dije que estaba de acuerdo», dijo Palmer.

 

Un periodista preguntó a Alex Johnson por cual podía ser la clave de la mejora de su poder bateador.

-El año pasado, tuviste dos Home Runs y este año tienes siete. ¿Cuál es la diferencia?

-Cinco -respondió Johnson.

 

Un Rookie se sentó junto a su Mánager y vio a Roger Maris eliminar a un corredor que intentaba llegar de primera a tercera base.

-Chico, no verás un lanzamiento como ese de nuevo en un millón de años -dijo el entrenador.

Tres entradas más tarde, Roger Maris volvió a repetir la jugada.

El tiempo vuela en las Grandes Ligas -le dijo el Rookie tras ver de nuevo la jugada.

Roger Maris con la camiseta 61 anécdotas de la mlb
Roger Maris

Los periodistas preguntaron a Tom Lasorda, entrenador de Los Ángeles, por la edad de dos de sus pinch hitters – Vic Davalillo y Manny Mota – Parecían demasiado jóvenes para estar jugando en la MLB.

-No lo sé, no tengo ni idea, eran los camareros que sirvieron las mesas en una de las cenas del equipo, y les dije, ¿queréis jugar con nosotros? No se lo pensaron dos veces y aquí están.

Y nos apunta Carlos Sánchez, @CarSan99 en Twitter, que Vic Davalillo, el jovencito, jugó hasta los 50 años en las Liga Venezolana, LVBP.

 

Antes de una serie, el Mánager de St. Louis, Frankie Frisch, instruyó a su equipo de pitcheo con una orden clara, no lanzar a Tony Cuccinello, de los Brooklyn Dodgers, bolas rápidas.

El pitcher Dizzy Dean no estaba de acuerdo: «Este tipo no podrá golpear mi bola rápida.»

Dizzy Dean le rogó a Frisch que le dejara lanzar a Cuccinello una bola rápida. Frisch se negó. Finalmente, mientras se jugaba el partido el entrenador cedió. Dean lanzó a Cuccinello una bola rápida. Cuccinello la sacó del estadio.

Dean se volvió hacia Frisch y le dijo.

Por Dios, Frankie, por una vez has tenido razón.

 

Antes de la Serie Mundial de 1952, el Mánager de Brooklyn Dodgers, Charlie Dressen, se encaró con el pitcher Billy Loes.

Leo en el periódico que has apostado que los Yankees nos ganarán las Series Mundiales en siete partidos. ¿Qué cojones te pasa por la cabeza? -dijo Dressen.

-Joder, lo han apuntado mal -protestó Loes-. Yo aposté que nos ganarían en seis.

Y los Yankees ganaron las Series Mundiales en 7 partidos.

cromo de billy loes anecdotas de la mlb

Se le pidió al ex-Manager Al Dark que comparara los equipos que entrenó a lo largo de los años.

«Con los Athleticos dependíamos de los pitchers y la velocidad para ganar.  Con los Giants dependíamos de los pitchers y el poder de bateo para ganar.  Con los Indians dependíamos de la voluntad de Dios«.

 

Te puede interesar, Frases y Anécdotas del Mundo del Béisbol.

 

Joe DiMaggio rara vez mostraba emociones, un día después de ser eliminado por Strike out entró en el dugout y dio una patada a la bolsa de pelotas. El sudor apareció en su frente y apretó los puños sin decir una palabra, todo el mundo quería comentar la jugada, pensaban, ¿pero que coño está haciendo?. Es cómico ver a un adulto patear una bolsa de pelotas como un niño, pero Joe DiMaggio era un Dios, y no debes reírte de los Dioses.