Cuba a la final de la Serie del Caribe

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Se escucha de fondo en el audio interno del Estadio, música de la siempre recordada Celia Cruz, pues por un retraso en la utilería de Venezuela, daba inicio 20 minutos después (13:20hrs) el trascendental encuentro ante Cuba. Con un calor sofocante (el termómetro marcaba los 33 grados Celsius) podría decir yo que es una canallada jugar pelota a esta hora, pero así estaba estipulado en el calendario.

El choque no podía empezar de la mejor manera, Venezuela llenaría las bases, pero el experimentado abridor Lázaro Blanco colgaría el cero.

Cuba amenazaría también; pero de igual forma, el abridor venezolano Raúl Rivero colgaría el cero a los cubanos -este partido tenía pinta de ser una batalla campal-.

Y así siguió el segundo episodio, con el dominio de los lanzadores y no es hasta la tercera entrada cuando los isleños inaugurarían el marcador con dos carreras, gracias a un sencillo de Despaine y el descontrol del abridor venezolano; Cuba ya mandaba en el Rod Carew.

Te puede interesar: Serie del Caribe 2019

Luego en el 5to episodio se da un incidente con el árbitro de home plate el dominicano Domingo Polanco -un foul le da de lleno en la careta y queda grogui- y éste es sustituido Felix Tejeda (en este ínterin se perdieron como 15 minutos).

Y seguían colgadas las argollas en la pizarra para el equipo venezolano y con esto la desesperación de su afición.

Llegamos al 6to episodio y ataca Cuba con sencillo de Larduet que avanza a segunda base luego de que Yhonson (si, Yhonson) roleteara a tercera. Larduet sale en robo a tercera base y el catcher tira mal y anota la tercera carrera de Cuba en el encuentro.

Pasan el 7mo y 8vo episodios y las oportunidades se le acababan a Venezuela, quien había llegado al torneo con altas expectativas.

Llegamos al 9no. y los ceros seguían en la pizarra… si, Las Tunas ganaban y apeaban a los Cardenales de Lara del Torneo.

Personalmente me sorprendió mucho como vino de más a menos el equipo venezolano, que, como decimos acá en Panamá, arrancó como Parrampán y terminó como Mojiganga.

La final de la Serie del Caribe tendrá sabor a mambo, a son cubano… Aaaaaazuuuuucaaaaarrrr