Diamantes en bruto

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El primer mes de los Arizona Diamondbacks es mucho mejor de lo esperado. Son diamantes en bruto. En un equipo en el que este año se ha dicho adiós a Patrick Corbin, A.J. Pollock y Paul Goldschmidt, y en el que se esperaba una época de reconstrucción, a lo mejor estábamos pecando de pesimistas. Y es que no nos esperábamos que quedara mucho brillo que sacar, pero los fans están felices de que los Cascabeles se reivindiquen como un equipo con presente.

Con presente a pesar de las adversidades, porque las lesiones no han tardado en aparecer. Desde el principio ya se sabia que no se podía contar con Taijuan Walker y Steven Souza Jr. a los que se les han unido el receptor Alex Avila, el relevista T.J. McFarland y recientemente el tercera base Jake Lamb.

En el lado contrario, están las nuevas ilusiones que están forjando con sus deslumbrantes inicios de temporada, los Christian Walker, Adam Jones, David Peralta, Eduardo Escobar, Robbie Ray y Zack Greinke. Actualmente segundos de división, con más victorias que derrotas, detrás de los intratables Dodgers de Cody Bellinger, que por poco no les barrieron en la serie inaugural. Gracias a Carson Kelly, que se ha hecho fuerte como titular en la receptoría, después de la lesión de Avila, pudieron salvar un encuentro de los cuatro iniciales.

Después se desquitaron ganando la serie de tres contra los Padres de Machado y haciendo lo mismo en las opening series en casa contra los actuales campeones, los Red Sox. Estas series de partidos dejaron momentos mágicos como los dos homers de Greinke en un solo partido, que quedan para la historia, o los dos de Ketel Marte contra Boston, con grand slam incluido. Marte lleva ya 16 RBIs.

 

Contra Rangers, Robbie Ray dejó claro que es el segundo de abordo. Aunque solo tenga una victoria, tiene la mejor ERA del equipo y 30 ponches en 5 partidos empezados. Como anfitriones contra San Diego las cosas fueron distintas y Tatis Jr. no es un rookie cualquiera. Pero el inicio de la presente gira empezó con barrido en Atlanta, ante unos Braves que están sufriendo por falta de un buen bullpen. No así Arizona, que con Hirano y Greg Holland llevan ya 5 salvamentos.

 

Contra los Cachorros, Greinke, que lleva 32 strikeouts y 3 victorias, dejo el pabellón alto, pero se perdió la serie 1-2. En Pittsburgh, ayer hubo festival ofensivo para empezar con victoria. En la inminente vuelta a casa esperan los Cubs para tomar revancha y unos Yankees en horas bajas, luego salida a Colorado y después a San Petersburgo de visita.

Para reforzar el equipo, acaba de llegar de Boston, Blake Swihart, pelotero que puede jugar casi en cualquier parte del campo. Ayer, un turno al bate y una carrera impulsada. Una gran noticia, que además es señal inequívoca de que los Dbacks, este año, quieren mucho más de lo que inicialmente se reservaba para ellos.