Houston… Solucionamos los problemas

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Sin importar quien lanzara para un equipo u otro, el aire en la capital de los Estados Unidos no era el mismo que los días anteriores. Los 2 triunfos seguidos dejaron a los locales con miles de preguntas, y la visita tomo un envión clave pensando en esta mini serie de 3 juegos para saber quien sera el ganador de las World Series.  Tras la segunda derrota de Houston, en dos partidos, en la serie, titulamos nuestro artículo, «Houston, tenemos un problema«, parece que los problemas se iban solucionando según avanzaba la serie.

Para complicar las cosas en los locales, Scherzer no podría lanzar hoy por problemas en la zona del cuello. Su remplazo debió ser Joe Ross pitcher de 26 años que fue agregado a la lista de Washington para la Serie mundial específicamente porque no estuvo disponible en la serie anterior. En tanto, Gerrit Cole estaba totalmente listo para ser el abridor visitante para el juego 5. En otras palabras: Los Nacionales pasaron de tener un triple ganador de Cy Young, a esperar de este relativamente joven pitcher, una buena actuación en su segunda participación en un juego de postemporada.

Pero no importa quien es el lanzador, ni como fue su temporada, ni la experiencia que tenga si los bates no funcionan. Porque es cierto que Ross no «asustaba» a los rivales, pero su trabajo no fue tan cuestionable. Claro, si solo miramos que le batearon 5 hits y le anotaron 4 carreras podríamos caer en la idea de un mal trabajo. Y no creo que sea así, Yordan Alvarez no conseguía un HR desde el 21 de Septiembre, pero esta noche en la segunda entrada logro darle a una recta de 95 y logro empujar a Gurriel para que el juego quede 2 a 0. Debemos reconocer al fanático que se quedo con la bola: prefirió recibir un pelotazo en el cuerpo antes de dejar caer las cervezas que llevaba en las manos.

Y luego llego el turno de Correa, ya en la cuarta entrada consiguió darle a un slider de 86 mph para empujar a Álvarez para dejar el juego 4 a 0. Pero aun así, Ross logro terminar su participación con otros 4 out, en total lanzo 5 entradas completas. En tanto los bates de los Nacionales no sonaron en esas mismas 5 entradas: Solo 2 hits y 1 BB.

Si tomamos en cuenta los últimos 2 juegos contra los Cardinals que los depositaron en la gran final y los 2 primeros contra estos mismos Astros ya en la Serie Mundial, los Nacionales anotaron 5 carreras de promedio en las 5 primeras entradas, pero hoy al igual que en los dos juegos anteriores no hicieron nada. Y un partido, y ni decir una Serie Mundial, no se gana haciendo nada. Solo 4 hits en todo el juego, y un HR de Soto que solo sirvieron para maquillar el resultado.

Del otro lado tuvimos a Cole, que en 7 entradas logro 9 ponches sufrió 3 hits, 2 BB y el HR de Soto antes mencionado. Un trabajo no solo con mas autoridad, sino también mejor respaldado por su ofensiva. El trabajo del abridor visitante fue mucho mas convincente que en el juego 1 de esta serie. Pero sin querer restar méritos al ex Pirata, cabe destacar lo acontecido en la 7ma entrada: luego del Hr de Soto y con 2 out Zimmerman recibe base por bolas, con el bate llego Robles y teniendo la cuenta 3 y 2 recibe un lanzamiento horrible, que se vio foul hasta por la radio, y el umpire del plato vio strike. No sabremos nunca si cambiaba o no la historia, pero hasta el mismo Cole reconoció: «es duro, pero creo que algunos lanzamientos se salieron del plato». 

Para la 8va entrada Gurriel empujo a Springer para poner el juego 5 a 1 tras un sencillo que por poco paso a Turner por el costado tras un gran esfuerzo. Por ultimo en el 9no Springer anota su cuarto HR en esta postemporada y ponía 2 carreras mas, 7 a 1.

La mayoría de los 44.000 espectadores que se congregaron en la Capital del país para ver el juego en vivo y en directo no se fueron muy conformes con el resultado, este 7 a 1 final logro no solo llenar de pesimismo a los Nacionales sino también, ven ganar su primera Serie Mundial como una posibilidad cada ves mas remota. Como en el resto de los anteriores 4 juegos, aun ningún fanático vio a su equipo ganar de local en esta Serie Mundial. Cabe mencionar que el que tampoco se fue contento del parque fue el actual presidente de USA, por el trato recibido de parte de los aficionados:

Los Astros encontraron la senda del triunfo, no solo consiguieron silenciar los bates rivales sino también comenzaron a anotar: pasaron de obtener 7 carreras y sufrir 15 en los primeros 2 juegos, a anotar 19 y recibir solo 3 en los últimos 3 encuentros. Por supuesto que en los Nacionales la ecuación es muy distinta, solo para tener una idea 1 de 21 llevan en los últimos 3 juegos teniendo jugadores en posición de anotar.

El próximo Martes en Houston podremos ver el final de esta gran temporada y comenzar el largo invierno, o quizá se estire un día mas la serie, pero lo que arranco siendo un problema para los Astros, parece ya haber sido solucionado.