Los Nats. Trata de arrancarlo, David

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

En estos momentos los Washington Nationals tienen un récord de 22-31 tras ser barridos en cuatro partidos en NY contra los Mets y después ganar tres partidos seguidos a los Marlins. En la Liga Nacional solo tienen por detrás en índice de victorias (0.320) a sus compañeros de división Miami Marlins. Además, los Marlins vienen enrachados.  Evidentemente los Nats no están cumpliendo, ni mucho menos, con las expectativas generadas a principio de campaña. El fichaje de Patrick Corbin venía para reforzar una rotación ya poderosa con Scherzer y Strasburg. Con Corbin y algunos refuerzos se pretendía compensar la marcha de la que ha sido estos años la cara de la franquicia, Bryce Harper.

Analizaré las causas del desastre.

Los Nats han sufrido una plaga de lesiones.

Tal como sucedió al comenzar 2018 los Nationals han perdido por problemas físicos a muchos de sus jugadores. Este año ha sido todavía más negativo que el pasado, jugadores como Trea Turner, Anthony Rendón, Ryan Zimmerman, Juan Soto y Matt Adams llegaron a estar todos lesionados simultáneamente. Algunos de ellos cayeron en el momento en que más calientes andaban. De los jugadores antes mencionados solo Zimmerman se mantiene en la lista, pero han entrado dos pitchers abridores de la parte baja de la rotación: Jeremy Hellickson y Anibal Sánchez.

El rendimiento penoso del bullpen de los Washington Nationals.

Cualquier seguidor de los Nationals sabe que en las últimas temporadas el bullpen ha sido uno de sus principales problemas, pero este inicio de campaña es un auténtico desastre. A 22 de mayo tenía la peor efectividad de todas las grandes ligas con 6.61 ERA. El único que está sacando las castañas del fuego, y pasando apuros, es el cerrador Sean Doolittle. Todos los demás, incluidas las nuevas incorporaciones, se han venido abajo.

Algunos de los componentes del bullpen presentan las siguientes estadísticas: Kyle Barraclough (5.40), Matt Grace (8.02), Wander Suero (7.17). Mención especial para Trevor Rosenthal, pitcher que venía de cirugía Tommi-John y pasó pruebas en cuanto a velocidad de bola, pero se ha dedicado a pegar pelotazos, conceder bases por bolas y, sobre todo, no eliminar bateadores (36.00 ERA cuando la media de su carrera es de 3.29). Actualmente también está en la lista de lesionados.

Como consecuencia de este déficit se pierden muchos partidos. Estás obligando a que el pitcher abridor cubra ocho entradas porque en caso contrario no se mantiene la ventaja. Por ejemplo, Max Scherzer, uno de los mejores lanzadores de la ligas, tiene 2-5 con un ERA de 3.41.

¿Qué se puede esperar de los Nats para el resto de la temporada?

Evidentemente estos números se van a mejorar mucho, pero, teniendo en cuenta la calidad de algunos rivales de división (Braves y Phillies), resulta difícil creer que este 2019 se pueda alcanzar alguna plaza para la postemporada. Desearía equivocarme pero el año pasado se estuvo batallando toda la temporada y se fracasó al final.

Voy a despedir el artículo hablando sobre el Mánager, David Martínez. Entre los aficionados capitalinos no genera ningún tipo de confianza y esperamos que se tomen decisiones sobre su continuidad en caso de tener otra campaña decepcionante. Está claro que no es el único responsable, pero no ha respondido a los objetivos para los que se le fichó. También el jefe, Mike Rizzo, debería intentar arreglar de forma adecuada el desastroso bullpen que ha construido.

Toni Ballesteros

En agosto de 2014 en una visita a la capital de EEUU vi mi primer partido de béisbol en Washington: Nats contra Mets de New York. Después, al regresar a Valencia, muchas horas de YouTube y partidos online me han enganchado a este deporte y los valores que representa.