NLCS Game 2: Milwaukee Brewers – Los Angeles Dodgers

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

El día de ayer se disputó en el Miller Park (Milwaukee) el NLCS Game 2, segundo partido de las Series de Campeonato de la Liga Nacional. El ambiente en el precioso ballpark de Wisconsin era inmejorable. En el día anterior el duelo se lo llevaron los Cerveceros, no sin más sufrimiento del que era necesario. Para los Brewers, la victoria contra los Dodgers con un Kershaw de abridor fue un espaldarazo impresionante para sus opciones de llegar a las Series Mundiales. Para los Dodgers, fue un varapalo tremendo y añadía muchísima presión al partido disputado ayer.

El abridor por parte de Los Dodgers fue Hyun-Jin Ryu. El surcoreano ha tenido una buena actuación en temporada regular en las pocas entradas que ha lanzado (1,97 de ERA en 82.1 entradas). En postemporada, Ryu ha rendido también a buen nivel (2.30 de ERA en 27.1 entradas). Por lo tanto, es una buena baza para los Dodgers en este partido clave.

En cuanto a los Brewers, el abridor fue Wade Miley. El nativo de Louisiana ha tenido unas buenas estadísticas en temporada regular (2.57 de ERA en 80.2 entradas). Su única experiencia en postemporada ha sido el partido disputado en la anterior ronda contra los Rockies, que por cierto fue de buen nivel. Así pues, los Brewers han apostado por el pitcher que mejor forma mostraba de los disponibles antes que por la experiencia.

En cuanto a los lineups, los Brewers han puesto sobre el terreno a los mismos peloteros que en el primer partido excepto Hernán Pérez y Manny Piña, que han sido reemplazados por Travis Shaw y Erik Kratz respectivamente. Por parte de los Dodgers, los cambios con respecto al día anterior fueron Cody Bellinger y Yasmani Grandal por Yasiel Puig y Austin Barnes. El cambio de Grandal era de esperar a la vista del número de errores cometidos en el primer partido.

En cuanto a las unidades de relevo, los Dodgers pudieron contar con todos sus relevistas. En cambio, los Brewers no pudieron contar con Brandon Woodruff ni con Josh Hader. El no poder contar con Hader, su mejor relevista, fue un gran hándicap para los Brewers.

Las cuatro primeras entradas se resolvieron sin cambios en el marcador y con un dominio claro de los lanzadores. Las únicas acciones destacadas fue un doble de Woodruff en la tercera entrada que los Brewers no pudieron capitalizar en carreras y un largo flyout de David Freese en la primera entrada, similar al que bateó en 2011 contra los Rangers, que Lorenzo Cain impidió que fuera home run. Está claro que las defensas cuentan, y mucho, en postemporada. Los Rangers hubieran pagado oro para que en el lejano 2011 el jardinero fuera Lorenzo Cain y no Nelson Cruz. Otro hecho destacable fue que en Bob Uecker narrara parte de la tercera entrada. Es impresionante cómo cuidan los americanos los detalles en las retransmisiones deportivas y cómo cuidan a sus leyendas.

En la quinta entrada los Brewers abrieron el marcador con un home run solitario de un Orlando Arcia enrachado esta postemporada. Luego un single de Woodruff y un doble de Cain marcaron el final de la actuación de Ryu, que fue cambiado por Madson. Después una base por bola intencional sobre Christian Yelich llenaba las bases. Finalmente Madson minimizó los daños eliminando a los dos siguientes bateadores y concediendo únicamente una carrera más. Aquí pudo estar una de las claves de este partido. Las oportunidades de anotación en postemporada son escasas y el equipo que mejor las aproveche suele ser el que se lleve el gato al agua.

En la sexta entrada Craig Counsell sustituyó a Wade Miley por Corbin Burnes después de un hit de Chris Taylor. Esta decisión ha sido clave en el partido. A toro pasado es muy fácil opinar y decir que que Wade Miley debía continuar puesto que no había hecho tantos lanzamientos y su actuación era buena. Pero hay que tener en cuenta que las estadísticas dicen que el rendimiento de los lanzadores cae en picado a la tercera vez que se enfrentan a un lineup. ¡Qué difícil es ser manager!. En la parte baja de la sexta entrada Travis Shaw amplió la ventaja de los Brewers con un home run solitario.

En la séptima entrada los Dodgers por fin consiguieron meterle mano al pitcheo de los cerveceros. Una base por bolas y dos singles consiguieron estrenar el casillero de los Dodgers con una carrera y ponerle fin a la actuación de Corbin Burnes. Jeremy Jefress tomó la lomita y permitió un single a Bellinger. Con esto se llenaban las bases sin ningún out. Luego un impaciente Yasiel Puig le dio un respiro a los Brewers al regalarles un strikeout. Todo lo contario que Austin Barnes, que mostró una buena dosis de paciencia y consiguió una base por bolas que puso el tanteo en 3-2 para los Brewers. Finalmente Yasmani Grandal como pinch hitter continuó su estelar actuación en esta serie con un doble play que dio un respiro profundo a los Brewers ante el enfado evidente de Dave Roberts. La parte baja de la entrada se resolvió sin mayores complicaciones para los Dodgers.

En la octava entrada los Dodgers se pusieron por delante del marcador gracias a un single de Chris Taylor y a un home run de Justin Turner, que se redimió de una noche anterior nefasta. Merece un capítulo aparte Justin Turner y sus actuaciones en postemporada, claves en muchos partidos para los Dodgers. La parte baja de la entrada se resolvió sin más complicaciones para los Dodgers.

Finalmente la novena del NLCS Game 2 la entrada finalizó sin cambios en el tanteo y los Dodgers consiguieron certificar una victoria clave en la serie.

Por los Brewers el más destacado ha sido Wade Miley (5.2 entradas sin conceder carreras y dos hits en el cajón de bateo). Mención especial merecen Orlando Arcia y Travis Shaw con sus home runs solitarios.

Por parte de los Dodgers el más destacado fue Justin Turner con un single y un home run clave de dos carreras. Mención especial merecen Joc Pederson (2 hits), Chris Taylor (2 hits) y el bullpen de los Dodgers (1 carrera concedida en 4.9 entradas).

Esta derrota para los Brewers no empeoran mucho sus opciones de pasar a las Series Mundiales, pero dejaron pasar una oportunidad única para darle a la serie un golpe casi mortal. Lo peor de todo son las dudas con el bullpen, que fuera de Hader ha ofrecido bastantes dudas.

Los Dodgers por su parte han salvado un partido clave en la serie. Este equipo a nivel mental está hecho de acero y eso hay que tenerlo en cuenta en el resto de la serie. No obstante no es el equipo sólido y redondo de la pasada temporada.

Resumen de este NLCS Game 2 del 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *