NLDS G3 Los Bravos se ponen a falta de uno para llegar a las Series de Campeonato

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Resultado final: Atlanta Bravos – 3 Saint Louis Cardinals – 1

Se rompe el empate en las Divisionales, en un partido a la antigua, con bajo marcador. Con un duelo de lanzadores que fueron los protagonistas por encima de ambos ataques. Otra vez como en el primero, se resolvió en la novena. El equipo que fue por detrás todo el encuentro se acabó haciendo con la victoria. Atlanta Bravos se ponen 2 a 1 en la eliminatoria, gracias a un pitcheo de élite y un Adam Duvall que se merece estar de inicio en el nueve titular. El próximo hoy mismo de nuevo en San Luis, a las nueve de la noche en España.

Veteranía contra juventud

El enfrentamiento en el Busch Stadium de San Luis, coloreado de un rojo desafiante, fue testigo del duelo entre la veteranía y la juventud exultante. Adam Wainright, de 38 años, eterno lanzador de los Cardenales, tanto como alto con sus más de dos metros, frente al rookie canadiense Mike Soroka de 22 años. Primera aparición en postseason contra vigésimo quinta. Pocos cambios en lo que respecta a los lineups, Harrison Bader no salió de inicio dejando el sitio a Matt Carpenter en la esquina caliente y Tommy Edman ocupó sitio en el exterior.

Wainwright, un pitcher cuyo lanzamiento más usado es la bola curva, casi un cuarenta por ciento de las veces, empezó sorprendiendo a los peloteros de los Bravos cambiando el repertorio  y haciendo uso de lanzamientos rápidos. Tres dentro y tres fuera en la primera para el de San Luis. Hazaña que repitió Soroka en su turno en la primera.

En la segunda, Wainwright volvió a cumplir, pero Soroka vio como Marcell Ozuna le hacía un doble en un batazo sin un contacto solido del todo. Después Matt Carpenter, mandó un fly de sacrificio al centerfield, que Ozuna aprovechó con un pisa y corre para que San Luis fuera el primero en anotar. 0-1 para los del estado de Missouri.

El primer hit de los Bravos vino de la mano del chico de casa, Dansby Swanson estuvo a pocos centímetros de salvar la valla. Se tuvo que conformar con un doble. Uno de los únicos fallos de Waino, le entregó una rápida por todo el centro de la zona de strike, que el shortstop nacido en Atlanta no dejó escapar. Ronald Acuña no pudo traerlo a casa y su elevado lo convirtió Dexter Fowler en el tercer eliminado de la tercera.

Fowler hizo una secuela de esa película una entrada después, para eliminar a Nick Markakis con Ozzie Albies en posición de anotar. Un deja vu para los de Atlanta que los mantenía a cero después de cuatro innings. Adam Wainwright controlaba sus curvas con maestría y seguía manejando el partido. A rebufo, muy de cerca, Soroka también dibujaba una gran actuación, ayudado por Swanson, estelar en el campocorto con su trabajo defensivo. Al cerrar la sexta, el de Calgary solo había permitido el hit de Ozuna, y desde entonces había eliminado 15 bateadores de manera consecutiva. Con 75 lanzamientos contra los 93 de Adam Wainwright.

Wainwright ovacionado y Soroka elimina hasta 17 seguidos

Pocos más de cien necesitó el pitcher de los Cardinals para mantener el cerrojo también en la septima. Por su parte, Mike Soroka llegó hasta 17 outs seguidos, hasta que de nuevo Marcell Ozuna repitió con una linea por la izquierda para hacer el segundo hit de su equipo con dos outs y nadie en las bases.

En la octava Wainwright seguía en la lomita, hasta que Swanson volvió a colocar un hit, preciado trofeo en un partido dificil para los ataques. El veterano, con 116 bolas lanzadas no pudo evitar ceder la primera base por bolas ante Acuña. Con dos outs, Mike Shildt le mantiene en el partido y también da pasaporte a Albies para llenar las bases. Ocho entradas y dos tercios, 120 pitches para Wainwright que salió ovacionado del Busch Stadium en lo que hasta entonces era un cero en el marcador y solo 4 hits permitidos. Todo un partidazo para el diestro de los Cardinals. Andrew Miller fue el elegido para terminar la entrada contra el tercer bate de Atlanta, Freddie Freeman. Y cumplió. El primera base lanzó para elevado de out y dejó a los Bravos con una sola entrada para romper el cero del marcador.

Max Fried salió en la octava para Atlanta. El starter durante toda la temporada, empezó con mal pie lanzando cuatro bolas a Carpenter. Harrison Bader le sustituyó como pinch runner en primera. Fried también concedió base por bolas a Edman. Con la amenaza de la velocidad de Bader en segunda, el joven pitcher de Atlanta amagaba dos veces a segunda pero se le veía nervioso y no encontraba la zona de strike. Un momento complicado para los Brav0s. Por fin consiguió eliminar en un popup a Paul DeJong. Con un out y dos hombres en base salió un nuevo relevo, Darren O’Day, que se enfrentaba contra el bateador emergente Jose Martinez.

O’Day pilla a Bader en el intento de robo de Bader y ya son dos outs. Jose Martinez consigue un sencillo y la entrada sigue. Los Cardinals hacían trabajar a unos Bravos que no veían el fin de la octava. Nuevo cambio de lanzador, Sean Newcomb por fin consigue llevar a su equipo a la novena sin más desventaja. Nos íbamos a la última con el mismo marcador, un anémico 0-1 para los Cards.

Otra vez en la novena

Por supuesto, el elegido para que las cosas se quedarán ahí, fue Carlos Martinez, el cerrador habitual desde la lesión de larga duración de Jordan Hicks. Y la primera en la frente, el hacedor de lluvia le mandaba una linea al leftfield para conseguir un doble. La carrera del empate, en posición de anotación. Con Markakis fue distinto, una strikeout tirándole en un cambio abajo y por el medio. Adeiny Hechavarria salía al plato como emergente y Billy Hamilton para correr las bases en lugar de Josh Donaldson.

Entonces llegó uno de los momentos cruciales del partido. Con cuenta completa, Hamilton roba tercera pero Hechavarria hace medio swing en una clara bola por fuera. El cubano sale ponchado y deja a su equipo a falta de un out. Con el partido en vilo, San Luis decide dar base por bolas intencional y dejar a Swanson batear.

El héroe local y el emergente que debería ser titular

Y el Teniente Swanson respondió con su tercer hit del partido y carrera impulsada para que los Braves empataran el partido.

Y después el delirio para Atlanta. Otra vez Adam Duvall. El outfielder que hizo el home run que valió para ganar el segundo, repetía con un imparable que valía dos carreras y le ponía en segunda base. 3-1 en el marcador. Y todavía pintaron peor las cosas para los Cards con un pasaporte a primera a Acuña. Pero Carlos Martinez consiguió que Albies conectara un fly sencillo para el putout de Fowler. Terminaba la agonía de unos Cardenales que llegaron a la novena por delante y ahora estaban dos por detrás en la baja de la novena.

Mark Melancon tenía la oportunidad de resarcirse de nuevo de lo que pasó en el primero de la serie. Esta vez con ventaja de dos carreras. Primero eliminó a Kolten Wong en un groundout con estirada milagrosa de Freeman en primera. Pero Paul Goldsmichdt batió el shift con una linea que no pudo alcanzar Freddie. La carrera potencial del empate se ponía en el cajón y era Ozuna, uno de los artífices de la victoria en Atlanta y que tenía un 2 de 3 en el día.

Por dentro pasó la bola de Melancon y el umpire cantó el strikeout. Polémica eliminación del dominicano que dejó al borde del abismo a San Luis. Y esta vez no hubo giro de guión. Yadier Molina fue el tercer eliminado en un flyout que capturó Acuña. Los Bravos ganaban y se ponen a uno de pasar de ronda en un partido vibrante.

3 -1 en un partido en el que la defensa brilló sobre el ataque y con un final taquicárdico. Newcomb se lleva la victoria, Martinez la derrota y Melancon esta vez si, certifica el salvamento. El siguiente capitulo no cambia de escenario, de nuevo en San Luis para decidir la serie o mandarla a un quinto el miércoles en Atlanta.