Baltimore Orioles. Resumen 2018

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Ante el último año de Manny Machado como jugador de los Baltimore Orioles, el objetivo de la temporada era competir lo máximo posible y demostrar al de Miami que se podía montar un proyecto ganador en torno a él y Chris Davis.

La principal debilidad del equipo eran los abridores y se intentó paliar la situación con las llegadas de Alex Cobb y Andrew Cashner procedentes de la agencia libre. La temporada no pintaba totalmente de cara pero era la última bala de la franquicia con Machado.

El primer mes de competición ya marcó lo que iba a ser la temporada de los Baltimore Orioles desde que se establecieron en Baltimore. Un récord de 8-20 con solo dos serie ganadas no era la mejor de las maneras de empezar. Bundy y Gausman duraron dos salidas de buen nivel. De ahí en adelante todo fue hacía abajo. La temporada acabó con un 47-115 y con tan solo ocho series ganadas en todo el año. Desde julio lo importante en Baltimore fue ir dando la alternativa a los jóvenes.

El momento clave de la temporada se sucedió en el tradeline donde los Orioles vendieron todo lo que pudieron para poder empezar su reconstrucción de manera definitiva. Machado, Schoop, Britton, Brach, O’Day,y Gausman salieron a cambio de 14 prospects (10 están actualmente en el top 30 de los Orioles), Jonathan Villar y 2,75 millones de dólares en bonus de firmas internacionales.

-¿SE CUMPLIERON OBJETIVOS DE LOS BALTIMORE ORIOLES?

Dijimos que el objetivo era competir y no se hizo. La generación de jugadores formada por Machado, Chris Davis, Adam Jones, Brach, O’Day y Britton ha llegado a su fin. Es el momento de que los Orioles creen un nuevo ciclo que le lleve a competir en un medio plazo.

-JUGADOR REVELACIÓN. Cedric Mullins.

A lo largo de la temporada de los Orioles no hay una revelación como tal. Si jugadores como Jonatha Villar o Renato Nuñez que han rendido por encima de lo esperado. También está el caso de la espectacular segunda mitad de temporada de Alex Cobb. Lo más cercano a una revelación es la temporada es Cedric Mullins que se ha hecho el dueño del CF bajo la tutela de Adam Jones y que tuvo un mes de agosto excepcional. Ya en septiembre, junto al resto del equipo, se relajó un poco. Aún así muy destacable en su rendimiento. Los Orioles han encontrado un leadoff para su lineup.

-LA DECEPCIÓN. Chris Davis.

Quedarse con una sola decepción no sería justo para nadie. Los Orioles en su conjunto han sido un equipo que ha tenido problemas de todo tipo. Pero por liderazgo y salario es evidente centrarse en Chris Davis. Su -2.8 de WAR le han llevado a ser el peor jugador del equipo y una de las peores temporadas de un jugador de posición de la historia. Consiguió más bases por bolas que hits.

-¿QUÉ DIJIMOS EN PITCHEOS SALVAJES A PRINCIPIOS DE TEMPORADA?

Que aspiraban a competir. Y fallamos.

Aunque acertamos en dos cosas: una era el rendimiento de Machado. En el entrenamiento primaveral se le vio al 100% y así lo ha demostrado esta media temporada con los Orioles. Y la segunda era que si la cosa no iba bien la franquicia se iba a remodelar entera.

-¿Y en 2019?

Pues a seguir perdiendo. No parece que el camino se vaya a cambiar en el corto plazo. La franquicia ha invertido muchos recursos en los últimos cinco años y el dinero y el proyecto ya están menguando. Angelos no está por la labor de poner mucho más dinero sin resultados. Lógico por otra parte. El mercado es muy pequeño y los recursos dan para lo que dan. Y ahora es el momento de ahorrar para el futuro. Todo ayuda es poca.

El siguiente paso para los Baltimore Orioles es conseguir cubrir el puesto de GM y de entrenador principal del equipo. La estrategia es seguir el estilo de los Astros: acumular la mayor cantidad de talento posible y echar mano de los números para ganar. Es lo que ha funcionado y es el camino que busca Angelos. Los Astros estuvieron seis años en reconstrucción. Los Orioles llevan dos. Pinta que va para largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *