Brandon Nimmo, algo positivo en la temporada para los Mets

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Los Mets comenzaron la temporada con expectativas renovadas, con Mickey Callaway estrenándose en el dugout, con algunas adquisiciones esperanzadoras como la de Todd Frazier, Adrián González (ya dado de baja) y Jason Vargas (2-6, con 8.69 de ERA ), además confiando en que de una vez por todas su rotación se mantendría sana y validaría todo el hype que siempre hubo en ella.

Un récord de 12-2 en los primeros 14 encuentros parecía presagiar que sería un año bueno, pero el éxito y la “fórmula” en la que se basaban los metropolitanos para ser competitivos sólo duró un mes. Terminaron marzo y abril 19-9, y de ahí en adelante todo se fue en picada: se lesionaron sus dos receptores del roster, Matt Harvey fue cambiado a los Reds, Juan Lagares quedó afuera por todo el año por un problema en un ligamento de una de sus manos y Yoenis Céspedes se encuentra en la lista de lesionados por sus recurrentes problemas musculares en sus piernas.

El bate de Jay Bruce está poco más que congelado, Michael Conforto volvió de su operación pero solamente mostró destellos de lo que se espera de él y ni siquiera “Thor” Syndergaard está en su nivel. Ante tanta mediocridad de su alarmante 31-39, no hace falta ser un mago para elegir a Jacob deGrom como el mejor jugador del equipo en lo que va del año. Aparte del rendimiento del serpentinero, hay otro jugador que se está destacando en este comienzo paupérrimo del equipo. Me refiero al oufielder Brandon Nimmo.

¿Quién es Brandon Nimmo?

Brandon Nimmo fue la primera selección del régimen del actual GM Sandy Alderson. Fue tomado en el 13° puesto del Draft de 2011 sin haber jugado high school en su Wyoming natal dado que participaba del torneo de American Legion Ball (un torneo amateur para jóvenes de 13 a 19 años que se juega en 15 estados de USA y Canadá), cosa que fue lo que llamó la atención de los scouts de los Mets.

Desde su elección, Brandon Nimmo siempre ha estado bajo el escrutinio de la prensa especializada y los fanáticos por dos motivos: el principal, por ser la primer selección del régimen de Alderson, y luego por recibir el mote del “Jardinero del Futuro” de la organización, comparado con Hunter Pence. Es para destacar que Sonny Gray, Michael Fulmer, Joe Panik, Trevor Story, Gerrit Cole, Anthony Rendon, Francisco Lindor, Javier Baez y George Springer pertenecieron a la misma clase del draft que el jardinero de los Mets.

A los 18 años comenzó su peregrinaje de casi seis años en las diferentes organizaciones de las Minors del equipo metropolitano. Recién en 2014, y después de poco menos de tres años en la pelota para novatos, logró su promoción a la filial de AA de los Mets. Ese año terminó con un slash line de .267/.381/.397, 10 HR y 133 ponches entre la Liga de Verano de Arizona, Clase A (Avd) y AA. Números modestos para una 1° ronda del draft.

 

brandon nimmo mets
(Fuente: Metsminors.net)

2015, su punto de inflexión

El Spring Training de 2015 fue el momento en que la carrera del chico de Wyoming comenzó a enderezarse, puesto que los Mets contrataron a Kevin Long como hitting coach del equipo. El ex-entrenador de bateo de sus vecinos Yankees corrigió un setup y la forma en que Brandon Nimmo se paraba en la caja de bateo, y desde ese momento su carrera tomó otro impulso. Ese mismo año fue promocionado a la filial de AAA del equipo.

En la safra 2016, debido a la “anemia ofensiva” y las lesiones del equipo (¿les suena conocido?), recibió el callup a la gran carpa. Debutó el 26 de junio de 2016 enfrentando a los Braves. Sólo participó de 32 partidos y todavía tenía mucho que probar. Ya para el año pasado fue más utilizado, se transformó en el cuarto outfielder del equipo y en un útil de pinch-hitter.

A pesar de su buen cierre de la campaña 2017, no tenía fácil asegurarse un lugar en plantilla del equipo para la presente temporada por lo poblado de los jardines del equipo, con Céspedes, Bruce, Lagares y Conforto (recuperándose de una lesión). Esto último fue lo que le abrió un lugar en el roster del Opening Day.

Sus estadísticas de la temporada
Split G GS PA AB R H 2B 3B HR RBI SB CS BB SO BA OBP SLG OPS TB GDP HBP SH SF IBB
April/March 18 6 43 32 9 10 1 2 1 3 1 0 6 10 .313 .488 .563 1.051 18 0 5 0 0 0
May 27 20 101 83 16 23 6 2 5 9 4 1 15 22 .277 .406 .578 .984 48 1 3 0 0 0
June 9 9 39 32 4 6 0 1 2 3 1 1 5 13 .188 .333 .438 .771 14 0 2 0 0 0

Provided by Baseball-Reference.com: View Original Table

Generated 6/13/2018.

Como se puede apreciar en el cuadro de arriba, el guardabosques tuvo dos primeros meses de competencia sólidos y en junio, tal vez arrastrado por la mediocridad de su equipo, su porcentaje de bateo está por debajo de .200. El 25 de mayo pasado, en la victoria de los Mets ante los Brewers, logró embasarse en sus cinco apariciones en la caja de bateo (dos dobles, un sencillo, un triple y BB).

Cuando tú tienes un pelotero que puede ser tan paciente como es él (refiriéndose a Brandon Nimmo), que puede recibir bases por bolas y batear extra-bases, lo transforma en un jugador muy valioso. – Mickey Callaway (Manager de los Mets)

Este año está aprovechando cada oportunidad de jugar. Fue utilizado como primer bate, segundo y hasta fue cleanup en un par de encuentros. También aportó desde el rol emergente al principio de año. Actualmente está bateando .287 con 51 hits, 12 HR, cinco triples y 22 impulsadas. Además, es co-líder de las Mayores en hit by pitch con diez pelotazos recibidos. Su buen ojo, paciencia en el plato y la energía que irradia cada vez que está en el cajón de bateo, hicieron que se transforme en muy apreciado por sus entrenadores y un favorito de los fanáticos.

Todo parece indicar que el trabajo y la perseverancia están dándole sus primeros frutos a Brandon Nimmo, a diferencia de muchos en su clase de draft. Con 25 años, él está en busca de su primer año completo en las Mayores. Sin dudas, tiene facetas de juego por mejorar, como por ejemplo su average ante zurdos (batea .235 contra ellos y .307 ante diestros). El tiempo dirá si se transformará en el Hunter Pence que todos proyectaban previo al draft o quizás en un jugador de rol o, por qué no, en un All-Star. De lo que no hay dudas es que su carrera comenzó a florecer y va en la dirección indicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *