No. 36: Carl Yastrzemski. Mejores jugadores de la Historia del Béisbol

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Es esta ocasión Joe Posnanski nos habla de Carl Yastrzemski.

Una de las cosas divertidas del béisbol es que puede provocar furia por cosas que no importan nada. Y por «cosas que no importan nada», quiero decir literalmente eso, no estoy hablando de argumentos como «¿Quién fue mejor, Roberto Clemente o Al Kaline?» No quiero, me refiero a conversaciones sobre; «¿Qué tan bueno hubiera sido Roger Clemens si los esteroides nunca se hubieran inventado?

Es posible que esto no importe mucho, pero sí nos importa a muchos de nosotros porque somos fanáticos del béisbol.

No, estoy hablando de rabia por algo absolutamente irrelevante. Esa ira estalló en 1967, el año de Carl Yastrzemski, y lo gracioso es que si no has oído hablar de esto, te aseguro que hay muchas posibilidades de que para el final de este post también estés muy enfadado, a pesar de que ya han pasado 51 años.

Comencemos con una opinión: ninguna vida en la historia del béisbol condujo a un crescendo más perfecto que el camino de Carl Yastrzemski en 1967. Nació para tener esa temporada. Su padre, Karol (quien más tarde se cambió a Carl), era un cultivador de patatas de día y un soñador de béisbol durante su tiempo libre. Era lo suficientemente bueno como para jugar en el béisbol profesional pero, como los padres decían a menudo en esa época, había una Depresión en marcha. Jugó un poco al béisbol semiprofesional y trabajó los campos. Vertió todas sus expectativas, creencias y posibilidades de jugar al béisbol hacia su hijo y tocayo. Cuando el joven Carl tenía 2 años ya estaba arrastrando un bate de béisbol a todas partes.

Carl Yastrzemski fue un atleta extraordinario. Probablemente sabes que era un gran jugador de baloncesto; a menudo se dice y se escribe que estableció el récord de puntos en el High School de Long Island, rompiendo el récord de otro atleta bastante bueno llamado Jim Brown. Después de investigar un poco, no estoy seguro de que eso sea cierto, lo que quiere decir es que no estoy seguro de que realmente haya batido el récord de Brown, pero la parte más importante es cierta. Jim Brown promedió 38 puntos por partido y fue un increíble jugador de baloncesto de la escuela secundaria. Yaz anotó cerca de eso y fue un jugador increíble. Tenía la intención de jugar al béisbol y el baloncesto en Notre Dame.

En medio de su segunda temporada en Notre Dame, se le ofreció un contrato gigantesco, que ascendía a más de $ 100,000, por firmar con los Red Sox de Boston. Carl Yastrzemski era ese tipo de fenómeno. Jugó en de campocorto, y tenía un swing tan poderoso y puro que en su primer entrenamiento de primavera, Ted Williams le dijo: «No dejes que nadie cambie tu swing».

Los periódicos, por alguna razón, lo llamaron «Paul» Yastrzemski cuando se unió a la Liga de Carolina, pero pronto lo conocieron: bateó para .377 con poder y velocidad. Tenía la intención de fichar por los Red Sox al año siguiente, cuando tenía 20 años, y llevó a su padre al entrenamiento de primavera para ayudarlo a prepararse. Yastzemski jugó bastante bien esa primavera, pero esa fue la última temporada de Ted Williams y los Medias Rojas querían moldear a su reemplazo. Enviaron a Yaz a Minneapolis para aprender a jugar en el jardín izquierdo. Bateó .339 y la siguiente temporada se encontraba a la sombra del Green Monster y de Teddy Ballgame.

Te puede interesar: Mejores jugadores de la historia del béisbol

Yastrzemski tuvo numerosas grandes temporadas, por supuesto, pero es fácil perderse debido a la época en que jugó. Por ejemplo, en 1968, lideró la Liga Americana en bateo con un promedio de .301. Si se pasan esos números a un ambiente neutro, Yaz golpeó .327 / .456 / .538 con más de 300 bases totales. También ganó un guante de oro y, con las métricas defensivas avanzadas, claramente lo merecía. Probablemente debería haber sido el MVP. Terminó noveno en esa votación.

En 1970, lideró la liga en carreras, porcentaje de embasados, porcentaje de slugging, consiguió 30 Home Runs y robó 23 bases. Probablemente debería haber sido el MVP otra vez. Terminó cuarto. En total, Yaz obtuvo los votos para MVP en 14 temporadas diferentes … pero sólo ganó uno. Eso fue en 1967. Ese no fue solo su año mágico, podría ser el año más mágico que haya tenido jamás un jugador. Los Red Sox habían sido un equipo terrible todos los años de la carrera de Yaz, hasta ese momento. Se quedaron atrapados en 1966, apestaron en 1965, apestaron en 1964 y así sucesivamente. No había ninguna razón real para creer que serían algo más que el mismo equipo apestoso en 1967.

Los Medias Rojas fueron básicamente un equipo de .500 en julio, lo cual era una mejora, pero no lo suficientemente importante. Después de perder ante Baltimore 10-0 en el segundo partido de una doble jornada el 13 de julio, estaban en el quinto lugar. Y entonces, la magia ocurrió. Durante los siguientes 10 días, Yaz bateó .371 con cinco Home Runs. Los Medias Rojas ganaron los 10 partidos y de repente estaban a medio partido de la cabeza.

Aguantaron alrededor de un mes así y cayeron nuevamente al cuarto lugar el 18 de agosto. En los siguientes siete partidos, Yaz bateó .360 con tres Home Runs, nueve carreras impulsadas y nueve carreras anotadas. Los Red Sox ganaron los siete partidos. Y estaban empatados por el liderato de la Liga Americana.

Fue así todo el año: cuando Yastrzemski era simplemente bueno, los Red Sox vacilaban. Tenía que ser sobrehumano. Y, por supuesto, tenía que ser sobrehumano bajo el intenso resplandor de los fanáticos de los Medias Rojas y con el peso de llevar 50 años sin ganar las Series Mundiales. El domingo 17 de septiembre, los Red Sox perdieron su tercerpartido consecutivo y cayeron nuevamente al tercer lugar junto a Minnesota, un juego por detrás de Detroit y de Chicago. Siguió una de los finales más salvajes de la historia del béisbol, una lucha de cuatro equipos para ganar el banderín.

Del 18 de septiembre al 1 de octubre, los Medias Rojas jugaron 12 partidos. Carl Yastrzemski bateó para .523 con cinco Home Runs, 14 carreras y 16 carreras impulsadas. Y el sueño imposible de los Red Sox se cumplió, ganaron el banderín.

En esos 29 partidos clave, Carl Yastrzemski bateó para .433, con 13 Home Runs, 32 carreras, 36 carreras impulsadas y los Red Sox ganaron 25 de esos encuentros. Continuó bateando .400 con tres Home Runs en la Serie Mundial, lo que llevó a su equipo a un séptimo partido ante los Cardinals, un equipo que parecía claramente superior. El béisbol no es un juego donde un solo hombre puede llevar un equipo a sus espaldas. En 1920, Babe Ruth superó a todos los demás jugadores de la Liga Americana. Los Yankees terminaron terceros. En 1924, Rogers Hornsby bateó .424 – los Cardinals terminaron 65-89. En 1991, Cal Ripken tuvo una de las grandes temporadas de nuestra generación, una increíble temporada con un WAR de 11.5. Los Orioles terminaron 67-95.

Carl Yastrzemski. Mejores jugadores de la Historia del Béisbol boston red sox mlb
(Foto: YouTube)

Así que Yaz no sólo tuvo una temporada extraordinaria, ganó la Triple Corona, sino que también jugó a su mejor nivel cuando los Medias Rojas lo necesitaban, eso era cosa de hechicería. Era evidente que ganaría el MVP, y lo hizo. De los 20 votos emitidos para el MVP en 1967, Yaz obtuvo 19.

Lo que significa, por supuesto, que una persona no votó por Carl Yastrzemski.

Ese hombre votó por Cesar Tovar, un utility Man de Minnesota que bateó para .267 / .325 / .367.

Aquí es donde comienza el enfado. Hubo una cantidad abrumadora de personas en la comunidad de béisbol que cuando se anunciaron los resultados se preguntaron, ¿César Tovar? ¿En serio? Los periodistas de béisbol se alinearon para acribillar al que votó por Tovar. «¡Ridículo e irresponsable!», Gruñó Bill Liston, del Boston Herald Traveler. “Se podría haber justificado un primer voto para Harmon Killebrew. Si el votante quería rendirle homenaje a César por lo que era del César, debería haberle dado un banjo como corresponde a un bateador de .267 «.

Interludio: los bateadores ligeros fueron llamados «bateadores de banjo» durante esos días. OK, volvamos al ruido y la furia.

«La votación para Tovar fue parroquial y patética», escribió Joe Trimble del New York Daily News.

«Un miembro de los Twins, comentó sobre la votación de primer lugar de Tovar», escribió Richard Dozer del Chicago Tribune. «Me dijo: ‘No me lo puedo creer'».

«Si Cesar Tovar se merece un voto de Jugador Más Valioso sobre Carl Yastrzemski», escribió Bud Tucker, del Tribune del Valle de San Gabriel, «me llamo Isador Plotnik y conduzco un taxi en Brooklyn».

La intensidad era tan alta, que Arno Goethel, del St. Paul Pioneer, dijo que NO era el tipo que votó por Tovar. «Mi voto», dijo, «fue para Yaz el primero, Killebrew segundo y Tovar sexto».

Cuando Goethel anunció que no había elegido a Tovar, todos en la Asociación de Escritores de Béisbol sabían que había sido Max Nichols de la «Estrella de Minneapolis» quien lo hizo. Esto sucedió en los días previos a Twitter, por lo que nadie se sintió cómodo nombrando públicamente a Nichols, pero todos se sintieron cómodos golpeándolo de forma anónima. Sporting News escribió: «Creemos que la BBWAA, dentro de sus filas, debe tomar algunas medidas para penalizar al escritor que votó imprudentemente y prohibirle volver a estar en un comité de selección. El voto por Tovar fue un ojo morado para la BBWAA. «Joe Falls, de Detroit, simplemente dijo que salió ese voto por «estupidez «.

Pero esto no terminó allí. Decidió acercarse a Max Nichols. Y al llegar a Nichols, le ocurrió algo sorprendente. En realidad, Falls se encontró respetando a Nichols y su voto. «Todavía creo que está totalmente equivocado», escribió Falls. «Pero al mismo tiempo, respeto su derecho a votar por quien quiera que elija».

Veréis, Nichols no se disculpó por su voto cuando fue desafiado por Falls. No dijo: «Sí, me equivoqué». En su lugar, dijo que si tuviera la misma oportunidad, votaría por Tovar de nuevo. «Por lo que vi, Tovar fue el jugador más valioso de la liga», dijo. «Jugó en seis posiciones para los Twins y lo vi ganar partidos para ellos en las seis posiciones distintas. No tuvimos la mejor relación entre jugadores de nuestro club, pero Tovar nunca se mezcló con ninguna de las políticas del club. Se mantuvo conectado sin importar dónde lo pusieran a jugar.

Cuando Falls vio que se trataba de una votación pensada, una hecha desde una posición genuina, se dio cuenta de que, a pesar de que era una decisión absurda, nada de esto importaba. Después de todo, Carl Yastrzemski ganó el premio de MVP fácilmente. No hay bonus por ganar el premio por unanimidad. Para siempre, cuando surja la pregunta de trivial: «¿Quién ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1967?», la respuesta será «Carl Yastrzemski.» Podemos enojarnos tanto en el béisbol por cosas tan insignificantes. Falls sintió mucho respeto por la forma en que Nichols se mantuvo firme, incluso dejó que Nichols terminara una de sus columnas.

«No sé por qué tenía que ser unánime», dijo Max Nichols. «Si esto es una democracia, si tengo que votar como votaron los demás, estamos viviendo en dos democracias diferentes».

Sí Sí. ¡La democracia le da a todos el derecho de votar!

Oh, espera, probablemente debería mencionar una pequeña cosa. Max Nichols dejó de cubrir a los Twins a principios de septiembre de 1967. En ese momento fue trasladado a una oficina de la ciudad. Entonces votó por Cesar Tovar como MVP en un año en el que no vio jugar a Yaz en una de las mejores temporadas de un jugador en la historia del béisbol.

Y cuando se le preguntó sobre el razonamiento de su votación, dijo: “Sigo lo que veo, no lo que leo en los periódicos o lo que alguien me dice. Supongo que no vi a Carl Yastrzemski en sus mejores partidos contra los Twins «.

Así que … um … como dije, las cosas insignificantes en el béisbol pueden hacer que te enfades mucho.

 

El artículo original de Joe Posnanski