No. 56: Chipper Jones: Mejores Jugadores de la Historia del Béisbol

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

En esta ocasión Joe Posnanski nos habla de Chipper Jones

Consideré muy seriamente poner Joe DiMaggio en esta posición de la lista, por razones obvias, pero no podía justificarlo, y pensé que algunos podrían no entenderlo y enviarme muchos correos electrónicos enojados.

* * *

Aquí hay algo que quizás no sepas: Chipper Jones jugó 300 partidos más en la tercera base (1,992 juegos) que George Brett (1,692). Sin embargo, por alguna razón, muchas personas no creen que Chipper fuera un tercera base puro.

Es algo extraño. Creo que es porque Jones, y podría ser el único jugador importante en hacerlo, pasó de la tercera base al jardín izquierdo durante su mejor momento (a los 30 y 31 años jugó en el jardín izquierdo) y luego volvió a la tercera base para estar allí el resto de su carrera. Los números defensivos sugieren que Chipper fue tan bueno o mejor como tercera base.

Esto es interesante, tres veces en la historia del draft amateur, un equipo ha seleccionado a un jugador de la escuela secundaria (relativamente) local con el pick Nº 1 antes que un prospecto de pitcheo más publicitado (y más caro).

En 1990, los Bravos cogieron a Chipper Jones de Jacksonville sobre Todd Van Poppel.

En 2001, los Twins cogieron al catcher Joe Mauer de St. Paul sobre Mark Prior.

En 2004, los Padres cogieron a Matt Bush de San Diego sobre Justin Verlander. *

El último de estos, por supuesto, es una de las decisiones más desastrosas en la historia del béisbol.

* Doug Mientkiewicz, después de enfrentarse a Verlander por primera vez, se enteró de que Verlander había sido la segunda selección del draft. Dijo de forma incrédula: “Espera, ¿quién fue la primera elección? Y mejor dígame que fue Pujols.” Escuchar que era Matt Bush no hizo nada feliz a Mientkiewicz.

Lo que es más fascinante, creo, es que funcionó muy bien las dos primeras veces que se hizo esto. Coger un producto local no parece ser la idea más prometedora. Y el hecho de que las tres opciones hayan sido impulsadas por consideraciones financieras no lo hace mejor. Pero, maldita sea, los Braves obtuvieron un jugador del Salón de la Fama en lugar de un pitcher del montón, y los Twins adquirieron un posible miembro del Salón de la Fama antes que un deslumbrante pitcher que solo tuvo una temporada sin lesiones en las Grandes Ligas.

Larry Wayne Jones Jr. – fue llamado “Chipper” porque le gustaba romper lo que quedaba de un viejo bloque, el que estaba al lado de donde vivía su padre Larry Wayne Jones Sr. – era uno de esos jugadores de béisbol naturales que podían hacer más o menos todo. Pitcheaba. Jugaba de Campocorto. Tenía varios batazos diferentes. Era el niño más rápido, el niño más fuerte, el niño que más lanzaba. Era como un personaje de un libro de Alfred Slote.

Te puede interesar, Chipper Jones, el último gran capitán de los Atlanta Braves

Una cosa que siempre me ha fascinado: el héroe de Chipper era Mickey Mantle. Eso es fascinante porque Chipper Jones es cinco años más joven que yo (Joe Posnanski) y cuando empecé a seguir el béisbol, Mick hacía tiempo que se había retirado. Supongo que Mick era el jugador favorito de Larry, y le pasó parte de ese amor a su hijo. Larry Sr. fue todo para Chipper. Larry Sr. era profesor de matemáticas y entrenador, había jugado al béisbol en la universidad, y le enseñó a su hijo a jugar al béisbol. Le enseñó a su hijo cómo cambiar de golpe. Larry Sr. fue el primer y único entrenador de bateo personal de Chipper. Cuando jugaba en las grandes ligas, Chipper dijo que hablaba con su padre todas las noches.

Es fácil perderte algo si solo ves a Chipper como un jugador mayor, como que cojea, pero cuando era joven, Chipper era rápido y atlético. Robó 40 bases en su primera temporada completa de ligas menores y robó hasta 25 en sus primeros años en Grandes Ligas. Comenzó su carrera como Campocorto. Los Braves determinaron que con 1.95 era demasiado alto para ser un “torpedero” en las grandes ligas, especialmente después de que se rompiera su ligamento cruzado anterior antes de su temporada de novato. Aun así, fue un jugador muy bueno en su segunda temporada completa: bateó .309 / .393 / .590 con 40 Home Runs, 114 carreras, 110 carreras impulsadas y 14 de 15 bases robadas.

chipper jones atlanta braves mejores jugadores de la historia mlb
Foto de: Tomahaw Take

Ese fue el año 1996, que los Braves de Atlanta podrían haberse convertido en una dinastía. Habían ganado cuatro banderines en cinco temporadas (sin contar la temporada perdida por la huelga) y defendían a los campeones de la Serie Mundial. Rápidamente destruyeron a los Yankees en los primeros dos juegos de la Serie Mundial, ambos juegos en el Yankee Stadium. En el Juego 1, Andruw Jones conectó dos Home Runs y John Smoltz mantuvo frustrados a los Yankees. En el Juego 2, Greg Maddux fue mágico y los Yankees nunca tuvieron ni la más mínima oportunidad.

Por lo tanto, regresar a casa en Atlanta con una ventaja de 2-0 y al borde de dos campeonatos consecutivos de la Serie Mundial, fue genial para el béisbol de Atlanta. Siempre recuerdo a Gerry Faust diciéndome que después de que Notre Dame derrotara a LSU en su primer partido, su equipo estaba en el puesto número 1 del país. Luego jugaron en Michigan y Faust dijo: “Lo que debería haber hecho es tomar una foto del marcador antes de que el partido comenzara y retirarme”. Michigan aplastó a Notre Dame y nunca hubo tiempos mejores para Faust en Notre Dame.

Los famosos Braves perdieron cuatro partidos consecutivos en esa serie de 1996. La trituradora fue el Partido 4, que Atlanta lideraba 6-0 muy pronto y 6-3 entrando en el octavo inning. Fue entonces cuando el relevista Mark Wohlers concedió un sencillo a Charlie Hayes, un sencillo a Darryl Strawberry y un Home Run a Jim Leyritz. El hecho de que esos Hayes, Strawberry y el bateador emergente Leyritz fueran tan decisivos en la alineación debería decirle que estábamos hablando de una era muy diferente del béisbol de los Yankees. Los Yankees de 1996 no tenían un solo jugador con una WAR superior a 4.0.

En el Juego 5, Andy Pettitte apagó el fuego de los Braves y superó a Smoltz. En el Juego 6, los Yankees endosaron a Maddux tres carreras en la tercera entrada, se aferraron a su vida y ganaron su primera Serie Mundial en casi dos décadas. En la celebración, recuerdo haber visto a Wade Boggs montando a caballo. Los Bravos de 1996 eran mucho mejores que el equipo de los Yankees, creo. Pero después de perder eso, nunca estuvieron cerca de ganar la Serie Mundial de nuevo. Solo llegaron a la Serie Mundial una vez más, en 1999, y ESE equipo de los Yankees fue mucho mejor que los Braves y el resto de equipos.

Te puede interesar: Mejores jugadores de la historia del béisbol

Chipper Jones fue consistentemente brillante, o brillantemente consistente, durante seis años entre 1998 y 2003. Lo más bajo que bateó en ese momento fue .305, su peor porcentaje de embase fue .402, su porcentaje de slugging más bajo fue de .517. Golpeó entre 26 y 45 vuelacercas cada año, empujó 100 carreras cada año, anotó 100 carreras cada año, menos uno. Ganó un MVP en ese lapso – en 1999 bateó .319 con 45 Home Runs y 110 carreras impulsadas – pero no está del todo claro que fuera su mejor temporada en general. Él, al igual que Hank Aaron y Albert Pujols, no parece tener una mejor temporada porque sus temporadas eran tan buenas que se parecían muchísimo.

La segunda mitad de su carrera fue más espeluznante, en gran parte debido a las lesiones. Lideró la liga en OPS como sólo puede hacer un jugador de 35 años y en promedio de bateo cuando tenía 36 años. Después de eso, su poder se fue debilitado y sus promedios de bateo cayeron en picado. Parecía un muchacho con un potencial para 500 Home Runs cuando tenía alrededor de 30 años, pero las lesiones le pesaban y la bola dejó de saltar fuera del parque cuando su cuerpo se descompuso. Terminó con 468 Home Runs, lo que probablemente ayuda a que esté en el Salón de la Fama. Los votantes del Hall of Fame no enloquecen por los muchachos de la era de esteroides que tienen un gran número de Home Runs.

Jones ha dicho que estuvo tentado de tomar esteroides, pero no lo hizo, al menos en parte porque no podía imaginar explicar esa traición a su padre. Obviamente, no podemos saber nada a ciencia cierta.  Nunca me ha gustado en absoluto la teoría en que los jugadores de béisbol que usaron (o pudieron haber usado) esteroides han tenido casi toda la culpa de fracturar un juego por muchos puntos diferentes. Nunca me gustó la forma en que las personas tan fácilmente minimizan la grandeza del béisbol por el uso de esteroides como si ese fuera el único factor para la grandeza del béisbol. Nunca me ha gustado la forma en que un país, que obviamente es adicto a las drogas para mejorar el rendimiento, desde Viagra hasta bebidas energéticas y fármacos con más efectos secundarios que la radiación gamma que convierte a Bruce Banner en Hulk, puede volverse un predicador sobre un jugador de béisbol que estaba haciendo lo que siempre han hecho los jugadores de béisbol: llegar al límite.

Dicho eso, hay algo conmovedor en los comentarios de Chipper Jones sobre su padre. Prefiero creerlo. Prefiero esperar que haya jugadores que se negaron a usar esteroides, a pesar de que casi no había posibilidad de que los atraparan, porque nunca serían capaces de mirar a su padre a los ojos después de eso. Eso espero yo mismo como padre.

 

El artículo Original de Joe Posnanski

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *