NLCS Game 7: Milwaukee Brewers – Los Angeles Dodgers

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Después de una larga Serie de Campeonato llegamos al NLCS Game 7, el definitivo. Jugar este partido significa que ambos contendientes han tenido sus alternativas y que están igualados en cuanto a nivel. En este partido tanto Brewers como Dodgers se juegan su pase al acontecimiento más grande del mundo del béisbol, las Series Mundiales. El dramatismo y la emoción están garantizados en este definitivo match ball. El ambiente en el Miller Park era inmejorable. Por eso a los aficionados nos gusta tanto los séptimos partidos ya sean de Series de Campeonato como de Series Mundiales.

Por parte de los Dodgers abrió Walker Buehler. El de Kentucky ha tenido una temporada regular a un muy buen nivel. No obstante, pagó su inexperiencia en su primer partido de postemporada contra los Braves. En su siguiente partido contra los Brewers rayó a un mejor nivel. Pero los Dodgers esperan más de él y su confianza en él es ciega.

Por parte de los Brewers el abridor fue Jhoulys Chacín. El venezolano ha tenido una temporada regular bastante buena. De hecho, fue una de las pocas piezas fiables del cuerpo de abridores. En postemporada ha tenido dos partidos en los que ha rendido a un gran nivel. Por lo tanto, los Brewers no podían haber elegido a un mejor pitcher para abrir este trascendental partido.

En cuanto a los lineups del NLCS Game 7, ningún equipo ha tenido alguna baja relevante. Así que ambas escuadras pudieron alinear a sus mejores peloteros.

Por lo que respecta al pitcheo de relevo ambos equipos no se van a guardar nada y todos los lanzadores (incluidos abridores) van a estar a disposición de sus managers (menos Ryu y Miley por haber lanzado el día anterior varias entradas). En este partido no sería de extrañar ver a Kershaw, por ejemplo, en labores de relevista.

El partido empezó de maravilla para el equipo de Wisconsin en la primera entrada. Chacin eliminó a los tres bateadores de los Dodgers sin problemas y Yelich adelantó a los Brewers (1-0) gracias a un home run.

No obstante, un partido de béisbol puede dar muchas vueltas. Los Dodgers en la segunda entrada se adelantaron en el tanteo gracias a un sencillo de Machado a través de un bunt y un home run de Bellinger (1-2). No deja de llamar la atención que Machado haya utilizado un recurso con tan pocos apoyos entre los sabermétricos para obtener un single. Buehler resolvió la entrada sin conceder carreras, pero con muchas dificultades. Los Brewers no consiguieron materializar los dos hits que hicieron.

En la tercera entrada los Brewers retiraron del montículo a Chacín y sacaron a su particular arma de destrucción masiva Josh Hader. Como viene siendo habitual Hader resolvió sin mayore complicaciones su entrada. Buehler hizo lo mismo por parte de los Dodgers.

En la cuarta entrada Hader resolvió la papeleta sin problemas. Por su parte los Brewers no materializaron el doble inicial de Shaw.

En la quinta entrada la exhibición de Hader continuó. En el turno de bateo de los Brewers, los de Wisconsin volvieron a dejar otro corredor en segunda base. Esta vez fue clave Taylor en defensa con un catch espectacular.

En la siguiente entrada los Brewers Hader salió del montículo. Y el cielo se le abrió a los bateadores de los Dodgers. Dos singles de los Dodgers de Muncy y Turner (primero a Cedeño y luego a Jefress) colocaron dos hombres en base. Luego Yasiel Puig le dio una estocada que parecía mortal con un home run de 3 carreras (1-5 para los Dodgers). No deja de ser sorprendente las vueltas que da el béisbol. No hay que olvidar que Puig estuvo cuestionadísimo en el equipo angelino. Incluso bajó a las menores y se pensó en tradearlo. Puig es un personaje de extremos, tanto para lo bueno como para lo malo. Para fortuna de los Dodgers, ayer mostró su cara buena. En la parte baja de la entrada, Madson eliminó a los tres bateadores de los Brewers sin mayor problema.

En la séptima entrada el marcador no se movió y los relevistas dominaron sin muchos problemas.

La octava entrada transcurrió por los mismos derroteros y no hubo cambios en el marcador.

En la novena entrada los Dodgers llenaron las bases pero finalmente no consiguieron materializar ninguna carrera.

Finalmente, Clayton Kershaw lanzó la parte baja de la novena entrada y selló en triunfo angelino en la serie.  Los Dodgers se llevaron el NLCS Game 7.

Ahora a los Brewers le queda pensar en la offseason. Los mimbres para un buen año 2019 los tienen. Además, no pierden piezas claves en la agencia libre. Las pérdidas de Gio González y Wade Miley son subsanables mediante trades o la firma de algún agente libre. Así que es de esperar que sigan siendo competitivos en 2019.

Por parte de los Dodgers, ahora toca pensar en las Series Mundiales contra los Red Sox. El equipo angelino ha demostrado ser de acero a nivel mental. Y eso es muy importante a estas alturas de temporada. No obstante, no lo van a tener nada fácil contra el mejor equipo de la temporada regular de toda la MLB, que además superó a dos equipos de más de 100 victorias en las eliminatorias de la Liga Americana. Además, buscarán ganar su primera Serie Mundial desde 1988. Demasiado tiempo para un equipo del empaque de los Dodgers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *