Tramposos

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

A los Houston Astros les cayeron todas las maldiciones bíblicas hace unos meses, estaban robando señales y por eso ganaron las Series Mundiales, aunque también perdieron algunos partidos y fueron eliminados de Postemporada robando las señales a los rivales, tan bien no las debían robar o utilizar.  Lo cierto es que el problema no era robar, era usar tecnología para hacerlo, robar no está mal si lo haces como en los viejos tiempos, siglo XIX, el jugador que ha llegado a segunda base intenta descifrar el código y pasárselo al bateador, lo ve «descubre» algún jugador…  Eso está currado, pero usar la tecnología actual, eso es sacrilegio, malditos tramposos.

Se que nos cuesta admitirlo, pero vivimos en el siglo XXI, donde la tecnología domina nuestra existencia, sobretodo en el primer mundo.  Podemos hacer cosas que cuando yo nací, años 70, eran impensables.  Tenemos a unos segundos de búsqueda el libro que queramos, ver la película que deseemos, seguir la liga que más nos guste…  El mundo es global, y todo por la tecnología que nos rodea, es donde vivimos ahora, y es ser muy ingenuo o estúpido, pensar que nadie va a usar esa tecnología en su beneficio.  Han pillado a los Astros, pero pronto pillarán a más.

Hasta aquí la entrada a un artículo que empecé hace un par de meses.

Y ya llegó el día, vuelven a salir más casos de robo de señales, hoy el turno es para los Boston Red Sox.

Report: 2018 Red Sox Used Video Replay Room to Steal Signs

Parece que los jugadores de Boston iban a la sala de vídeo para ver las señales de los catchers, intentar descifrarlas y así tenerlo más fácil para batear.  Bien, parece que esta actitud tramposa no les sirvió mucho en 2019, no sé, también sería que en 2018 eran el mejor equipo y por eso ganaron, como los Astros del 2017.  Porque ya es casual, los que hacen trampas y ganan son también el mejor equipo o uno de los mejores de liga regular.  Y un año roban señales, y como les va bien dejan de robar, o, ¿continúan robando señales y no ganan?  ¿No será que es más importante ser bueno que robar?

Y todos esos equipos que hacen trampas, que son tramposos y no ganan.  ¿Quién se acuerdan de ellos?  Todos intentar ganar, sea como sea, porque lo importante en el deporte profesional es ganar.  Si hasta en eventos de niños o aficionados lo que se busca es la victoria.  Si hay gente que se llega a dopar en carreras populares o trofeos que no importan a nadie, ¿que no harán los deportistas profesionales?  Despertemos y aceptemos el juego.  Si no quieres que nadie te robe las señales tienes que ser más listo que el rival, usar códigos más complejos, marcar las jugadas de forma diferente o no marcar los lanzamientos o…  Esto es como un juego de espías, tienes que ser más listo que el «enemigo», y no creer que el otro no va a intentar robarte las señales cuando tú las estás intentando robar.  Todos son tramposos, pero a unos les va mejor que a otros.