El mejor o los que hacen mejor al equipo

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

¿Qué prefieres para tu equipo, el mejor jugador o los que hacen mejor al equipo?

Probablemente la respuesta más obvia y fácil es el mejor jugador, ¿quién no quiere tener al mejor en su equipo?  Si habláramos de otros deportes que no fuera el béisbol esta sería probablemente la respuesta correcta.  Quien no se quedaría con Michel Jordan, Larry Bird, Maradona, Pelé, Wayne Gretzky…

Pero aquí estamos para hablar de béisbol, donde los jugadores batean casi el mismo número de veces, y la jugada decisiva no está en el bate de tu mejor jugador.  Existe un 11,11% de probabilidades que tu mejor jugador esté en el plate en esa jugada, un miserable 11,11%.  Tener le mejor bateador de la historia para que decida 1 de cada 9 jugadas decisivas, 1 de cada 9.  Si en los 162 partidos de liga hubiera una jugada decisiva “el mejor” estaría presente en 18 de esas jugadas.

18 de 162.

En basket la última posesión se la dan a tu mejor jugador, en la NFL es el QB titular el que lanza el último pase, en fútbol buscas a tu estrella, en la NHL los mejores están en pista en los momentos decisivos, y así en la mayoría de los deportes.  Uno puede buscar al jugador que quiera, pero en el béisbol no, aquí llega el que llega.  Por eso los cálculos en el line up, para que el jugador que nos interese aparezca en el momento más importante, no que aparezca más veces, porque si fuera así siempre la estrella estaría el primero en la línea de bateo, y no es para nada así.

Y uno se pregunta ¿cómo definimos un jugador que hace mejorar a su equipo?

Un punto común en todos esos jugadores es que están en equipos ganadores, no es necesario ganar el título, pero participan de conjuntos que luchan por los campeonatos, no los verás en las últimas posiciones, porque consiguen que un equipo sea mejor, no que parece ser mejor pero en Junio ya ha perdido sus posibilidades de llegar a Octubre. David Ross por su carácter y Jason Heyward, por su discurso en el último partido de las Series Mundiales del 2016 podrían ser el ejemplo de los Cubs.

Joe Posnanski cuenta una anécdota que explica perfectamente esta idea.

Branch Rickey quería recortar el salario de Ralph Kiner en 1952, Kiner había liderado la liga en Home Runs durante siete temporadas, y cuando fue a preguntarle porqué quería reducirle el sueldo con os números excelentes que tenía, este le respondió.

-Hemos quedados últimos contigo, podemos quedar últimos sin ti.

Si con el mejor quedo último, debemos cambiar de estrategia.

Juguemos a deporte ficción, nos encontramos en 2012, y los Angels deciden tradear a Mike Trout, hacia los Houston Astros, y les piden tres jugadores, Carlos Correa, George Springer y Jose Altuve, ahora nos parecería una barbaridad, pero esos días, 5 años antes de que consiguieran el anillo podría haber sido un trade posible, ¿cómo saber que estos serían en conjunto mejor que “el mejor2?  Estos 3 ocupan el 33,33% de los turnos de bateo de su equipo, mientras que Mike Trout se queda con el 11,11%.  Esos tres mosqueteros hacen mejor al equipo.

Si tienes el mejor jugador debes rodearlo de los mejores acompañantes posibles, y si eso no es viable, buscar cambiarlo por otros jugadores no tan buenos, pero que en su conjunto serán mejores que “el mejor” y otros acompañantes.  Tenemos a Ted Williams o Barry Bonds, que nunca llegaron a tener un anillo por no tener un equipo que los respaldara como era debido, no es sencillo rodear a un gran jugador de excelentes jugadores.

En eso se diferencia el béisbol de los otros deportes, no tienes al jugador más deseado en el plato cuando llega el momento cumbre -si, cierto, puede estar, una de cada nueve veces-.  Por eso ahora los Angels se encuentran en esa tesitura, tradear a Trout cuando todavía le quedan dos años de contrato o saber que seguro que va a terminar su carrera con ellos, porque dejarlo ir como Agente Libre sería un error garrafal.

2 comentarios sobre “El mejor o los que hacen mejor al equipo

  • el 11/09/2018 a las 13:19
    Permalink

    Y la influencia del entrenador? Cuántos partidos gana al año el entrenador?

    Respuesta
    • el 12/09/2018 a las 00:20
      Permalink

      Hola
      Tenía pensando escribir pronto un artículo sobre este tema, un tema apasionante, ¿cómo ver que un entrenador hace mejor a su equipo? O peor…

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *