Kris Bryant y el mercado en tercera base.

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

Los días de Kris Bryant con los Cachorros de Chicago pueden estar contados. Varios equipos necesitan mejoras en la esquina caliente, y los Chicago Cubs, que el curso pasado ya superaron el umbral del luxury tax, tienen que hacer espacio salarial si quieren añadir nuevos brazos para volver a tener un equipo competitivo cuyo bullpen no quede en evidencia como en las dos últimas temporadas. Tampoco se debe olvidar que los Cubs tienen actualmente 4 hombres con experiencia en la rotación, tras la finalización del contrato de Cole Hamels y su firma por los Atlanta Braves. Kris Bryant se presenta como una alternativa (en forma de intercambio) a los grandes tercera base agentes libres de esta temporada: Anthony Rendon, quien ya tiene contrato al igual que Mike Moustakas, y Josh Donaldson.

Sin embargo, el terreno para la negociación no está demasiado allanado. El principal obstáculo para llegar a un acuerdo en este momento es la querella que Kris Bryant y su agente Scott Boras presentaron contra los Chicago Cubs, acusándoles de manipular en su beneficio el debut del antesalista en 2015 para asegurarse un año más de control sobre él. Recordemos que de haber debutado un día antes en su primera temporada, habría acumulado un año de servicio y sería agente libre al final de 2020, algo que ocurrirá también si se les da la razón a Bryant y a Boras.

Kris Bryant, posible intercambiado por los Cubs
Kris Bryant tiene todas las papeletas para dejar de ser jugador de los Chicago Cubs… si están dispuestos a pagar su precio.

Esta incertidumbre hace que las negociaciones cambien significativamente. La organización, por su parte, afirma que está trabajando según lo que ellos creen que va a ocurrir, lo que significa que están involucrados en conversaciones con otras organizaciones suponiendo que se va a dar la razón a los Cubs. Por tanto, no sería de extrañar que, si finalmente los Cubs salen ganando, se haga oficial un traspaso el mismo día que se anuncia la decisión. En el caso contrario, si a Kris Bryant se le adjudica el 2015 como año de servicio, sería difícil de ver un intercambio de jugadores.

Desde la offseason pasada Theo Epstein ha afirmado que todos sus jugadores son transferibles si se paga el precio justo por ellos. En el caso del MVP de la Liga Nacional de 2016, el precio justo por un año de contrato no sería rentable para los Chicago Cubs, que buscan también reforzar su farm system para hacer frente a las próximas temporadas y ampliar su ventana competitiva, puesto que la mayoría de jugadores del núcleo joven campeón en 2016 finaliza su contrato en 2021. Por consiguiente, solo un Kris Bryant con dos años más de control sería una pieza de cambio interesante. Se han rumoreado varios destinos lógicos, y se han propuesto posibles monedas de cambio de los equipos que necesitan tapar un agujero en la tercera base, sin datos aún de ninguna negociación oficial.

En primer lugar, los Philadelphia Phillies, que decidieron no ofrecer contrato a Maikel Franco, son el destino más sonado en estas últimas semanas. Actualmente tienen un infield con Rhys Hoskins, Jean Segura y Scott Kingery, por lo que la adición de un tercera base es imprescindible. Cierto es que para cubrir esta base tienen en su sistema de granjas a Alec Bohm, elegido en tercer lugar en el draft de 2018, pero es poco probable que lo veamos en MLB antes de este verano.

Los Atlanta Braves vuelven a necesitar experiencia en la esquina caliente. Con un Austin Riley que aún sigue levantando dudas (y que perfectamente puede ocupar un lugar en el outfield), Johan Camargo sería la opción más plausible si cerraran la plantilla a día de hoy. En esta última semana hemos podido ver cómo se proponen varios escenarios posibles, que incluyen a Max Fried o Mike Foltynewicz y a uno de los dos mejores prospects de los Braves, Christian Pache o Drew Waters, ambos jardineros centrales. Un intercambio así cubriría, por supuesto, el agujero de la rotación de los Chicago Cubs y prepararía a la franquicia para el relevo de Albert Almora Jr., cuya productividad al bate generalmente ha dejado bastante que desear. También podrían ser objeto de cambio Ian Anderson o Kyle Wright, ambos lanzadores diestros.

Josh Donaldson, uno de los mejores agentes libres del año
Josh Donaldson es en este momento uno de los agentes libres más codiciados, tras las firmas de Rendon, Strasburg y Cole

Aunque su necesidad principal es el pitcheo, los Texas Rangers también pueden estar interesados en adquirir al actual jugador de los Cachorros. Además, tienen piezas interesantes como Leody Taveras (otro centerfielder) y Hans Crouse (pitcher), aunque si no consiguen hacerse con los servicios de Josh Donaldson, parece más probable que firmen a Todd Frazier o Asdrúbal Cabrera.

El reciente equipo campeón de la Serie Mundial no ha podido firmar un nuevo contrato con Anthony Rendon y actualmente no tiene a nadie para defender la parte izquierda del cuadro. No sería entonces sorprendente si pujaran con dureza por Josh Donaldson, el otro gran agente libre que aún está disponible, y sobre el que se han posado todas las miradas tras la firma de Rendon. Aunque, tras ofrecer 245 millones de dólares a Stephen Strasburg, y una vez que su siguiente prioridad ya no está en el mercado, parece que preferirán apostar por Asdrúbal Cabrera.

En Los Ángeles puede haber aflorado la envidia por el equipo de la Liga Americana. Rendon jugará en los Angels durante las próximas 7 temporadas. Justin Turner anunció que se moverá de posición con gusto si eso puede ayudar a los Dodgers, pero el equipo de la Nacional Oeste no necesita hacer frente a un hueco en la tercera base, por lo que habiendo desaparecido del mercado libre el antiguo jugador de los Nationals, quizás no les interese firmar a Donaldson. No obstante, un intercambio por Kris Bryant podría ser interesante para ambas partes, aunque parece difícil que se llegue a algún acuerdo si en él no se incluye a Gavin Lux o Dustin May.

La principal preocupación de estos equipos es el desempeño defensivo de Kris Bryant. Si bien su temporada ofensiva en 2019 fue mejor que la anterior, con el guante no ha hecho más que empeorar desde 2016 (su total de carreras defensivas salvadas jugando en la tercera base fue de 4 en 2016, 1 en 2017, -2 en 2018 y -7 en esta última campaña). Mientras Josh Donaldson esté disponible y no se resuelva la querella de Kris Bryant, será muy difícil ver un intercambio. Y, aun cuando estas dos cosas hayan ocurrido, también será complicado que haya un trade que incluya al antiguo Rookie del Año de la Nacional, puesto que según dos oficiales de organizaciones que están en busca de un tercera base, los Cubs están pidiendo demasiado por él.

Opiniones tenemos todos, así que aquí va la mia: creo que el intercambio sí va a ocurrir y creo también que los Cubs van a sacar una buena tajada de él, en forma de brazos y prospects. ¿Y vosotros?