La MLB, esas grandes empresas

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
¡Compártenos en RRSS!

La MLB cada día tiene más abandonado el deporte, el béisbol, cada día que pasa se está convirtiendo en un conglomerado de empresas que lo único que buscan es el beneficio económico.  Puede parecer lógico, tengo un negocio y quiero sacar rendimiento, no hay forma más fácil que reducir gastos y mantener los ingresos.  Y, ¿qué parte del negocio me cuesta más dinero?  Los contratos de los jugadores, hablamos de millones de dólares que cobran los jugadores, así que es el lugar donde es más fácil reducir la pérdida de dinero.  Ataquemos allí, y nuestros beneficios aumentarán, la empresa valdrá más y cuando esté cansado del juguete la podré vender.

Puedo tener un equipo para ganar un puñado de partidos, 50 o más, construido con jugadores que cobren el sueldo mínimo, y cuando alguno de estos empiece a ganar más dinero lo cambio por jugadores jóvenes de sueldo mínimo de otros equipos, y voy contando a todo el mundo que estoy reconstruyendo, que no tengo equipo para luchar por el anillo, y así vamos gastando poco y ganando mucho.  No es complicado y lo mejor de todo, los aficionados me compran esta política.  Entienden que debemos vender jugadores para poder traer promesas de futuro para cuando los astros se alineen y podamos competir por el anillo, y así vamos, un año tras otros, vendiendo a buenos jugadores y los fans de mi equipo muy contentos, porque en unos años tendremos un gran equipo.  Que nos importa ganar o perder, si nuestras empresas no dejan de ganar dinero.  Lo que importa es el dinero, el jodido dinero.

Y como no tenemos suficiente con lo que nos da el equipo de la MLB, lo que vamos a hacer es cargarnos los equipos de las Menores, que nos dan gastos y pocos beneficios.  Y los que quieran béisbol en su casa que se monten sus equipo, pero que no nos llamen a los de la MLB, que aquí estamos para ganar dinero.  Eso del «amor al juego», la historia de nuestro deporte y otras tonterías se quedan para los aficionados, que siguen bailando a nuestro ritmo.  Me parto cuando los veo discutir sobre el dinero que gastamos en nuestras empresas deportivas, como si el dinero fuera suyo.  Pero, ¿qué les importa que un multimillonario pague 20 o 30 millones en impuestos?  Parece que a los aficionados les preocupan las montañas de dinero de los Tíos Gilitos de este mundo.

Y uno puede pensar que todos los dueños de equipos profesionales en USA son iguales, lo único es el dinero, pero no es así.  Si nos fijamos en la NBA o en la NFL, vemos que todos los equipos, lo hagan mejor o peor, siempre están cerca del límite salarial, no están un 50% por debajo, como ocurre en el mundo del béisbol con muchos equipos.

La MLB no va por buen camino, estamos convertiendo esta Liga en una competición donde hay unos equipos que luchan por el título, ya que gastan dinero y otros que parece que lo único que quieren es aumentar el valor de sus empresas, para conseguir grandes beneficios.  El béisbol se ha convertido en el medio, no en el fin de las franquicias, y todo esto nos va a llevar a una competición donde cada vez habrá menos candidatos al título, y muchos que andarán por allí, jugando sus partidos, con sus jugosos contratos de televisión y aumentando sus beneficios, menos gastos y más ingresos.  Menos competición y mejores números.

Que los Boston Red Sox han vendido a su mejor jugador, Mookie Betts, para cuadrar los números de su empresa.  Al menos, hace 100 años, vendieron a Babe Ruth por montar un musical, cultura, y no por tener más beneficios en la organización.